Los puntos clave para saber si estás financieramente listo para tener hijos

Las finanzas son importantes, pero la responsabilidad de tener un hijo va más allá del dinero

Los puntos clave para saber si estás financieramente listo para tener hijos
Tener un hijo es una gran satisfacción y te vamos a quitar un peso de encima en cuanto a la manera de ver tus finanzas personales.
Foto: Jonathan Borba / Unsplash

Hay muchas parejas que tienen dudas de dar el siguiente paso: tener hijos. Crear una familia es una decisión importante en la vida de las personas, pero las preocupaciones financieras son algunas de las situaciones que consideran como limitantes para animarse a tener su primer retoño. Te mostramos los puntos clave para estar seguro de que la manera de llevar tus finanzas son las adecuadas para comenzar a hacer crecer tu núcleo familiar.

Crea un fondo de emergencia antes que un bebé

No necesitas juntar un cifra millonaria, pero sí es necesario que tengas un dinero ahorrado antes de siquiera considerar tener un hijo. Un fondo de emergencia te puede ayudar a solventar los gastos médicos, de concepción y aquellos relacionados con estos rubros como lo es transporte, estacionamiento, comida, estancia hospitalaria, entre otros.

Este tipo de ahorro siempre debe estar pensado para solventar las emergencias y la cantidad recomendable es aquella que se equipare al ingreso de tres a seis meses de gastos regulares.

Aunque existe la ley de licencia parental en Estados Unidos, no garantiza una solvencia familiar segura. Las empresas con al menos 50 empleados pueden proporcionar hasta 12 semanas libres no remuneradas para los nuevos padres que hayan trabajado a tiempo completo para la compañía durante al menos un año. Con el fondo de emergencia puedes solventar esas 12 semanas sin ingresos.

¿Te sientes estable en tu carrear?

Si la actual pandemia de coronavirus nos enseñó algo, es que todos somos vulnerables a perder nuestro empleo o tener horas reducidas de trabajo. Pero Money Under 30 te sugiere hacerte estas preguntas antes de dar el paso a la paternidad:

  • ¿Cómo es tu equilibrio entre vida laboral y personal? ¿Cuántas horas dedicas al día trabajando?
  • ¿Su trabajo ofrece alguna flexibilidad en términos de programación o tiempo de permanencia en el sitio?
  • Si las cosas no funcionan con tu empleador actual, ¿cuáles son las posibilidades de que encuentres un puesto similar?
  • Si no puedes encontrar un puesto similar, ¿qué más estás dispuesto a probar?

Es importante que siempre contemples que nada es seguro en esta vida, eso cuenta también al empleo. Pero más allá de esas circunstancias externas, lo importante es que identifiques lo que estás dispuesto a hacer por mantener a tu familia.

No existe la cifra perfecta

Nadie puede darte una cifra exacta, perfecta, para tener un hijo. Ser padres es un proceso y como tal el tiempo y las circunstancias son las que te llevarán hacia el ingreso y el gasto ideal para ti y tu familia.

No requieres de ser rico, pero sí es importante que siempre tengas el hábito del ahorro. Y no sólo como una necesidad para tener un hijo, sino incluso posteriormente. Además de esta buena costumbre, debes llevar un control óptimo de tus deudas, saber manejar un presupuesto, tener buenos hábitos de compra y gastos y tener la conciencia suficiente de que un hijo no son sólo números de por vida, sino también una responsabilidad de cariño, comprensión, atención y bienestar físico y mental.

También te puede interesar: