Nike, FedEx y otras grandes empresas que no pagaron impuestos en los últimos tres años, ¿por qué?

Los vacíos legales en el sistema tributario han sido utilizados por muchas grandes empresas para eludir sus responsabilidades fiscales, ¿cambiará la tendencia con la administración Biden?

¿Hará lo correcto? Nike es una de las empresas señaladas por evadir impuestos.
¿Hará lo correcto? Nike es una de las empresas señaladas por evadir impuestos.
Foto: Natalie Behring / Getty Images

Hace unos días, el presidente Joe Biden arremetió contra el gigante del comercio electrónico, Amazon, por no pagar impuestos federales sobre la renta durante al menos dos años. Pero la empresa fundada por Jeff Bezos no es la única que se ha aprovechado de las lagunas en el sistema tributario, como han mencionado funcionarios de la administración Biden y legisladores.

Beneficiándose de los recortes de impuestos de la era Trump y capitalizando los vacíos legales en el código tributario, al menos 55 grandes empresas estadounidenses no pagaron impuestos federales sobre la renta en 2020, pese a tener miles de millones de dólares en ganancias, según un informe publicado el viernes por el Instituto de Impuestos y Política económica.

Los analistas determinaron que las 55 empresas, todas parte del S&P 500 o Fortune 500, habrían pagado un total combinado de $8.5 billones de dólares el año pasado si hubieran pagado a una tasa del 21% (la tasa impositiva corporativa federal legal) sobre sus ganancias.

No solo evitaron pagar impuestos sobre sus ganancias, sino que estas empresas también recibieron $3.5 billones en devoluciones de impuestos, según ITEP, un grupo de investigación sin fines de lucro de tendencia izquierdista que analizó los informes financieros anuales de cada empresa.

Las exenciones fiscales para las opciones sobre acciones ejecutivas, una disposición que permite a las empresas cancelar inversiones de capital, los créditos federales de investigación y experimentación y las exenciones fiscales para la energía renovable fueron algunas de las deducciones y exenciones legales utilizadas por estas empresas para reducir drásticamente su factura fiscal.

Veintiseis de estas 55 empresas, incluida Nike, que reportó más de $2.8 billones de ingresos antes de impuestos el año pasado, y FedEx, que generó $1.2 billones, evitaron pagar cualquier impuesto federal sobre la renta en cada uno de los últimos tres años, según el informe.

En una declaración enviada por correo electrónico a Forbes, un portavoz de FedEx dijo: “La Ley CARES, que se promulgó en marzo de 2020, ayudó a empresas como FedEx a navegar por una economía y un mercado que cambia rápidamente mientras continúan invirtiendo en capital, contratando miembros del equipo y financiando las pensiones de los empleados“.

Los antecedentes

En diciembre de 2017, el entonces presidente Trump promulgó la Ley de Empleos y Reducción de Impuestos, que introdujo cambios de gran alcance en el código fiscal. Además de reducir drásticamente la tasa corporativa del 35% al ​​21%, el proyecto de ley de $1.5 trillones proporcionó exenciones fiscales a los propietarios de empresas de transferencia, cuyas ganancias se gravarían a través del código individual. Aunque las declaraciones de impuestos no se hacen públicas, la Comisión de Bolsa y Valores exige que las empresas que cotizan en bolsa revelen los ingresos antes de impuestos. Los analistas de ITEP extrajeron estos datos y otra información publicada por cada empresa para determinar la tasa impositiva efectiva de cada corporación.

Alan D. Viard, del American Enterprise Institute, un grupo de investigación conservador, le dijo al New York Times que “el hecho de que muchas empresas no paguen impuestos indica que hay muchas disposiciones y preferencias”.

Con el objetivo de financiar la inversión en infraestructura mediante la recaudación de $2 trillones de dólares en ingresos durante 15 años, la administración Biden tiene planes para aumentar la tasa del impuesto corporativo del 21% al 28%. El plan del presidente también promulgaría una tasa impositiva mínima del 15% sobre las ganancias de las grandes empresas, incluso si reciben varias deducciones y exenciones.

Durante su discurso del miércoles, donde dio detalles de su nuevo plan de gasto en infraestructura, Biden fue enfático: “¿Un bombero, un maestro, pagan el 22% en impuestos,mientras que Amazon y otras 90 corporaciones importantes que pagan cero en impuestos federales? Voy a poner fin a eso”.

“El presidente cree firmemente que las corporaciones más grandes y aquellas personas que se han hecho millonarias en las últimas décadas deberían pagar un poco más”, dijo el subdirector del Consejo Económico Nacional, Bharat Ramamurti.