¿No puedes pagar los impuestos este año? Cómo resolverlo con el IRS de manera que no afecte tu vida futura

El IRS es accesible a las deficiencias económicas de sus contribuyentes, lo importante es cumplir

¿No puedes pagar los impuestos este año? Cómo resolverlo con el IRS de manera que no afecte tu vida futura
No temas al IRS, es fácil negocias con ellos tus impuestos y pagarlos.
Foto: Karolina Grabowska / Pexels

Para la declaración realizada sobre los impuestos generados en 2018, se estimó que alrededor de 7.9 millones de contribuyentes debían dinero de impuestos. Sin embargo, esta es una carga con la que, dependiendo de la cantidad, muchos trabajadores acumulan año con año haciendo que su deuda con el IRS no tenga fin ni perdón.

Si en circunstancias normales y cotidianas era complicado para muchos pagar su deuda de impuestos, hablar de esto en tiempos de COVID-19 hace que pueda verse casi imposible de hacer. Sin embargo, el gobierno federal a través del Internal Revenue Service (IRS) es consciente de los problemas económicos que diferentes sectores productivos del país han sufrido a raíz de la pandemia de coronavirus, por lo que aplazó hasta el 15 de julio la presentación de impuestos.

¿Ya pasó esa fecha y tú no has podido pagar tus impuestos? Entonces tienes estas opciones con el IRS para no aplazarlo más, cumplir con tus obligaciones fiscales y no generarte una deuda mayor de tus impuestos.

1. Paga a plazos

Si te retrasaste en tu declaración debido a que la pandemia afectó tu economía y temes no pagar tus responsabilidades fiscales en un único pago, pero sí te crees capaz de cumplir en un lapso de tiempo, tal vez deberías contemplar la posibilidad de solventarlo en mensualidades. El IRS tiene la opción de una solicitud en línea para un plan de pagos después de presentar tu declaración.

El Formulario 9465 es el formato que se utiliza para los contribuyentes que están interesados en un plan de pago mensual. El IRS te dará 72 meses para pagar tu factura, siempre que debas $50,000 dólares o menos en impuestos, multas e intereses combinados.

Toma en cuenta que este formulario sólo es para las personas que ya presentaron todas sus declaraciones de impuestos, por lo que si no estás actualizado en este tema, no podrás solicitar esta opción. Además, como todos los pagos a plazos, generan interés, entonces debes estar consciente de pagar cuotas que puedas solventar sin problema, pero que también te permitan avanzar en tu deuda y no acumular más interés.

2. Solicita una oferta de transacción

Existe una opción un poco más inmediata y que fluye en la negociación: realizas una oferta de pago y si el IRS acepta, eso es lo que pagas.

El IRS lo explica así: “Una oferta de transacción te permite liquidar tu deuda tributaria por menos del monto total que debes. Puedes ser una opción legítima si no puedes pagar tu deuda tributaria completa, o hacerlo crea una dificultad financiera. Consideramos su conjunto único de hechos y circunstancias en:

  • Capacidad de pago;
  • Ingresos;
  • Gastos; y
  • Patrimonio patrimonial.

En general, aprobamos una oferta de transacción cuando la cantidad ofrecida representa lo máximo que podemos esperar cobrar dentro de un período de tiempo razonable. Explore todas las demás opciones de pago antes de enviar una oferta de transacción”.

Debes contemplar que debes cubrir una tarifa de $205 dólares para enviar tu solicitud, a menos que cumplas con las pautas de certificación de bajos ingresos del IRS.

Y como recomendación extra, además de explorar las otras alternativas, revisa tus propias finanzas y que realmente puedas solventar ese pago, porque es una cifra establecida por ti. Si el IRS acepta la oferta y no cumples con el acuerdo, puede demandarte por el resto del monto original de la deuda tributaria, así como las multas e intereses.

3. Presenta tus impuestos aunque no pagues

Pero por lo menos debes realizar pagos parciales.

“Si no puedes pagar tus impuestos en su totalidad, por el amor de Dios, al menos envía pagos parciales cada mes”, dice Bruce Givner, un abogado de impuestos en Los Ángeles con KFB Law Group, a U.S. News.

Debes asumir tus responsabilidades fiscales, y aunque presentar tu declaración realmente no te rescata de ningún pago, presentarla y abonar un poco de saldo sin importar la cantidad de lo que debes, por lo menos te va a hacer ahorrar en multas y recargos por retrasos en tu declaración. Si no realizas tu presentación de impuestos la multa es de 4.5% por mes hasta que alcanza el máximo de 25%. Por el contrario, la falta de pago es de solo 0.5% por mes. Al menos ganas tiempo para saber cuál va a ser tu siguiente movimiento para poder pagarlos, ya sea en una oferta de transacción o en un plan a plazo.

Las circunstancias sobre elegibilidad de los programas aquí presentados así como los resultados sobre multas y recargos varían con base en tu presentación de impuestos, por lo que cada situación fiscal es diferente. Te recomendamos acercarte a un profesional de impuestos para obtener asesoramiento.

También te puede interesar: