¿No quieres dar un pago inicial por una casa? Prueba si eres elegible para un préstamo del USDA

Tus ingresos y las características de la vivienda que quieres son importantes para la elegibilidad

¿No quieres dar un pago inicial por una casa? Prueba si eres elegible para un préstamo del USDA
El programa del USDA está pensado para personas de comunidades rurales, aunque otro tipo de casas pueden ser elegibles.
Foto: Artturi Mantysaari / Pixabay

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) cuenta con un programa de hipotecas en apoyo a las comunidades rurales y suburbanos para personas de bajos recursos que quieran comprar una casa que esté a su alcance y por la que no necesariamente requerirá de dar un pago inicial.

El programa de préstamos para vivienda garantizados para el desarrollo rural del USDA es una hipoteca sin pago inicial para compradores exclusivos de viviendas rurales y suburbanos elegibles. Tan sólo en 2017, como parte del programa de Desarrollo Rural, el USDA ayudó a alrededor de 127,000 familias a comprar y mejorar sus viviendas.

¿Cómo puedo calificar para un préstamo hipotecario USDA?

Si bien para aplicar a este tipo de préstamo tienes un límite de ingresos, éste varía dependiendo del condado donde vives, por lo que no se puede generalizar la elegibilidad del apoyo. Para ello, puedes consultar el mapa y la tabla del USDA para encontrar tu ciudad.

Por lo general, los otros requisitos incluyen:

  • Sólo puede financiarse una propiedad que se convierta en la residencia principal del beneficiario.
  • Ciudadanía estadounidense (o residencia permanente).
  • Un pago mensual del 29% de tus ingreso o menor (incluye capital, intereses, seguro e impuestos).
  • Ingresos confiables, generalmente por un mínimo de 24 meses.
  • Historial crediticio aceptable que ronde los 640 puntos de crédito.

Si cumples con éste o mayor puntaje de crédito, puedes tener un procesamiento simplificado de tu préstamo. Aunque los puntajes por debajo de esta cifra, pueden ser elegibles, pero los criterios para ser aceptados pueden ser más estrictos. Pagos de alquiler y de servicios públicos pueden ser parte para demostrar tu buen historial de crédito.

¿Cómo funciona el programa de préstamos del USDA?

Hay tres tipos de programas de este tipo de préstamos:

  1. Garantías de préstamos: el USDA garantiza una hipoteca emitida por un prestamista local participante, lo que te permite obtener tasas de interés hipotecarias bajas, incluso sin pago inicial. Sin embargo, si depositas poco o nada de dinero, tendrás que pagar una prima de seguro hipotecario.
  2. Préstamos directos: emitidos, tal como su nombre lo indica, directamente por el USDA. Estas hipotecas son para solicitantes de ingresos bajos y muy bajos. Según NerdWallet, con los subsidios de este programa, las tasas de interés pueden ser tan bajas como el 1%.
  3. Préstamos y subvenciones para mejoras en el hogar: estos préstamos o concesiones financieras directas permiten a los propietarios reparar o mejorar sus viviendas. Se puede combinar un préstamo y una subvención, proporcionando hasta $27,500 dólares en asistencia.

Cabe señalar que las viviendas también deben cumplir con ciertos criterios de elegibilidad para ser consideradas dentro de este tipo de préstamo. Tal como se mencionó, el límite de ingresos varía dependiendo la ciudad; así pasa con las casas. Mientras en ciudades como California y Hawái de alta plusvalía se pueden tener préstamos para viviendas que ronden en loa $500,000 dólares, en otros lados del país sólo puedes aplicar para el préstamo por una vivienda de $100,000 dólares, ubicadas en su mayoría en zonas rurales de Estados Unidos.

En este sentido, las áreas metropolitanas son generalmente excluidas por el programa del USDA, aunque existen suburbios que pueden ser oportunidad de vivienda. Todas las ubicaciones rurales siempre son elegibles.

Revisa con tu entidad financiera preferida para saber si es un prestamista que forma parte del programa del USDA.

También te puede interesar: