Por qué el segundo cheque de estímulo no es suficiente para mejorar el poder adquisitivo

La derrama de dinero por el apoyo gubernamental tendría un impacto muy bajo en la reactivación económica

Los $600 dólares lucen insuficientes para contrarrestar los efectos de la pandemia.
Los $600 dólares lucen insuficientes para contrarrestar los efectos de la pandemia.
Foto: Alexander Mils / Pexels

Los segundos cheques de estímulo ya están en marcha después de meses de acaloradas discusiones y disputas tanto de republicanos como demócratas en un 2020 que además de la pandemia, estuvo marcado por la carga política debido a las elecciones presidenciales del pasado 3 de noviembre en los Estados Unidos; sin embargo, luego de tanto tiempo de espera e incertidumbre, la cantidad de hasta $600 dólares aprobada en el Congreso en esta ronda de estímulos parece ser insuficiente para la población más vulnerable a la crisis económica desatada por la llegada del coronavirus.

Uno de los efectos financieros del SARS-CoV 2 ha sido el alza generalizada de los precios, en particular de ciertos productos o servicios como los alimentos, el suministro de energía a los hogares, el combustible de los vehículos, la seguros de gastos médicos y de autos, entre muchos otros, por lo que dicho apoyo del gobierno no alcanzaría para reactivar el consumo y mejorar el poder adquisitivo de las personas con menores ingresos.

Te puede interesar:

·10 cosas que serán más caras en el 2021 en los Estados Unidos

Analistas consultados por la organización Marketplace, especializada en la difusión de temas económicos, coinciden en apuntar que, a diferencia del primer paquete de apoyos aprobado en marzo y que tuvo un impacto en la derrama económica local, el segundo cheque de estímulo se queda corto a las expectativas y que apenas abonará al gasto de los consumidores en los Estados Unidos, rubro que representa el 70% de la economía del país, en un momento en el que sigue reinando la incertidumbre a pesar de la llegada de las vacunas contra el COVID-19.

“Creo que todas estas cosas juntas van a hacer que los consumidores sean más cautelosos a la hora de salir y gastar sus $600 dólares de inmediato”, aseguró Sonia Lapinsky, directora gerente de la consultora Alix Partners.

Según el portal especializado Business Insider, previo a la aprobación del segundo cheque de estímulo, una encuesta arrojó que los consumidores anticipaban destinar poco más del 20% del paquete de apoyo a gastos, un 6% menos de lo que usaron hacia estos propósitos con el primer cheque, por lo que esta cifra que difícilmente mitigará las vicisitudes económicas acumuladas con el paso de los meses tanto de las personas, como de las pequeñas empresas que aún luchan por mantenerse abiertas y que permanecen esperanzadas a que el estímulo se traduzca en derrama hacia sus negocios.

Al respecto, usuarios de redes sociales han lanzado una campaña bajo la etiqueta #600IsNotEnough (600 no es suficiente), la cual es un reclamo ante los segundos cheques de estímulo y en el que la gente comparte su situación económica y los gastos o deudas pendientes, así como su sentir respecto a esta decisión por parte del Congreso.

La bancada demócrata e incluso el presidente Donald Trump habían manifestado su intención de incrementar el paquete de apoyo a $2,000 dólares por persona; sin embargo, el Senado, con mayoría republicana, no respaldó esta iniciativa, por lo que la población de Estados Unidos deberá esperar al menos a la nueva administración para pensar en una reconfiguración y un eventual tercer cheque de estímulo.