Por qué es importante generar un ahorro aún a pesar de las dificultades de estar en crisis

Que ninguna pandemia evite que comiences a ahorrar
Por qué es importante generar un ahorro aún a pesar de las dificultades de estar en crisis
A pesar de que tus ingresos estén ajustados por el COVID-19, nunca dejes de ahorrar.
Foto: Karolina Grabowska / Pexels

Una de las grandes preocupaciones que el COVID-19 generó en la mente de millones de personas cuando se convirtió en toda una realidad en Estados Unidos fue: ¿qué voy a hacer ahora si no tengo ahorros?

Muchos estadounidenses lamentaron no haber ahorrado lo suficiente tal como lo reflejó la encuesta de junio de Bankrate donde por lo menos el 55% sintió que no tenía el suficiente dinero guardado para afrontar la emergencia sanitaria.

Si eres de los afortunados que tiene un trabajo a pesar de los recortes salariales o de horas laborales, entonces es momento de que te prevengas. Nunca es tarde para ahorrar y menos dejarlo para después con la pandemia. Con estos tres sencillos consejos podrás ahorrar e iniciar tu tan necesario fondo de emergencia a pesar de que el coronavirus siga presente.

1. Prioriza el ahorro

Ahora más que nunca es verificable la importancia de ahorrar. Si no has creado tu fondo de emergencia, nunca es demasiado tarde para hacerlo.

El ahorro tiene que ser uno de tus hábitos más invaluables, aun cuando estés apretado en tus finanzas. Para que lo lleves a cabo, siempre aporta una cantidad a tu fondo de emergencia al principio de todos tus ingresos como si fuera uno de tus gastos mensuales previstos.

La mejor manera de que puedas cumplir esta tarea es automatizando tus depósitos a una cuenta de ahorro. La recomendación general es ahorrar como mínimo el 10% de tus ingresos, pero con la presencia del coronavirus, no importa la cantidad, lo que es relevante es que lo hagas.

2. Dónde guardar tu dinero

Según los expertos de CNBC, el mejor lugar para mantener tu fondo de emergencia es a menudo una cuenta de ahorros en línea. Usualmente estas cuentas ofrecen mejores rendimientos anuales que los bancos físicos.

Abona cantidades regulares con frecuencia para que tus ahorros crezcan y puedas solventar la cifra de tres a seis meses de gasto en caso de que requieras retirar tu fondo de emergencia. Si tienes un negocio o eres el único sostén de tu familia, se te recomienda conseguir ahorros equivalentes a nueves o doce meses de gastos.

3. Confirma que tu cuenta esté asegurada por el gobierno federal

Un seguro de la Corporación Federal de Seguros de Depósito (FDIC) protege tu dinero ahorrado hasta por $250,000 dólares de tus depósitos si sucediera una desgracia y la entidad financiera que administra tu dinero se declarara en quiebra.

Antes de abrir cualquier cuenta revisa que el banco que elijas esté cubierto por la FDIC. Ya sea que lo preguntes directamente al agente que te atiende o revises si figura en la lista de la página del FDIC.

Aún no nos libramos del coronavirus y sus efectos económicos en el país, por lo que entre más pronto comiences tu proceso de ahorro previniéndote de cualquier desgracia, sea por un despido o incluso por un pariente enfermo, más seguro te vas a sentir en cualquier momento.

También te puede interesar: