Por qué la semana de trabajo de 5 días está pasada de moda más que nunca, según especialistas

Parece que las personas trabajan duro cada inicio de semana, pero hacia el fin de semana pierden toda concentración

Por qué la semana de trabajo de 5 días está pasada de moda más que nunca, según especialistas
Distribuir las horas de trabajo a lo largo del día o la semana también puede aumentar el bienestar del trabajador. Por cada día que dedique menos horas, tendrá más tiempo para completar tareas no laborales, dedicarse a pasatiempos y pasar tiempo con familiares y amigos.
Foto: Sebastian Herrmann / Unsplash

La semana laboral de cinco días comenzó hace unos 100 años, cuando en una fábrica de Nueva Inglaterra buscar acomodar los días de descanso judíos y cristianos. En la actualidad, parece que esta medida ya resulta ineficiente.

Sin embargo, una investigación publicada recientemente por Fast Company reveló que la motivación y el desempeño de los empleados disminuyen de manera constante durante la semana laboral como ahora la conocemos.

Esto quiere decir que las personas trabajan duro cada inicio de semana, pero hacia el fin de semana se pierde toda concentración. Y a esto se una el uso de la tecnología ya que constantemente se revisan las bandejas de entrada y las redes sociales. Entonces, revisemos las distintas posibilidades.

Semana laboral experimental de cuatro días
En diversas partes del mundo se ha buscado recortar las jornadas a cuatro días de 10 horas cada uno, sin embargo la investigación sugiere que estos horarios de trabajo condensados pueden disminuir la productividad general dado que poco estamos preparados para tantas horas seguidas. Aunque la intención es buena, los empleados profesionales ven poco valor en las semanas laborales de cuatro días.

Beneficios de repartir el trabajo
Distribuir las horas de trabajo a lo largo del día o la semana también puede aumentar el bienestar del trabajador. Por cada día que dedique menos horas, tendrá más tiempo para completar tareas no laborales, dedicarse a pasatiempos y pasar tiempo con familiares y amigos. Las investigaciones muestran que estas actividades de recuperación posteriores al trabajo están asociadas con un mejor desempeño al día siguiente.

Obstáculos de trabajar cuando quieras
Cuando se piensa en registrar horas de trabajo cuando se pueda tiene otros obstáculos de golpe, como tener niños en la familia, que los colegas o los superiores no comprendan ni apoyen este nuevo enfoque porque las reglas deben ser parejas, e incluso llegar a limitar el tiempo de familia toda la semana mientras otros tienen sus descansos en fines de semana.

Gana la flexibilidad
Todos tenemos diferentes necesidades, motivaciones, valores, situaciones de trabajo y hogar. Es esto lo que obliga a pensar que el único enfoque consistentemente eficaz es ser flexible, permitiendo a los empleados una variedad de opciones. Esto ayudaría que el trabajo se haga siempre que se pueda y los trabajadores puedan vivir todos los días, no solo los fines de semana.

Tal vez te pueda interesar…

¿Por qué piensan que una semana laboral de cuatro días ayudaría a la economía después de la pandemia?

5 sabios consejos de un CEO exitoso para lograr empleados felices y eficientes