Por qué no usar la tarjeta de crédito al comprar un auto

Que la necesidad de tener un vehículo no te lleve a tomar decisiones precipitadas

Por qué no usar la tarjeta de crédito al comprar un auto
Comprar un automóvil hoy en día puede es una necesidad, pero cuida de endeudarte con tu tarjeta de crédito.
Foto: Hassan Ouajbir / Pexels

Tal vez hoy más que nunca tengas la necesidad de comprarte un auto, aunque sea uno usado, para evitar el riesgo de las aglomeraciones en el transporte público. Quizás ahora, si tienes suerte de que tus finanzas no hayan sido tan afectadas por la presencia del coronavirus en el país, consideres que es buen momento para utilizar tu tarjeta de crédito en la adquisición de este vehículo. Si en condiciones normales usar tu plástico para hacer este tipo de compras no es tan buena idea, hacerlo ahora podrías afectar tu crédito mucho peor.

La tasa de interés que maneja cualquier tarjeta de crédito es relativamente alta para este tipo de compras tan costosas que no puedes saldar en un mes. Al hacer esto, generas que los intereses se acumulen mes por mes, generando un duro golpe a tu historial y puntaje de crédito.

Usar tu tarjeta de crédito para realizar tu pago de enganche por un automóvil y mantener un plan de financiamiento, también genera que tus ingresos se dividan en dos deudas: el de la tarjeta de crédito y el de las mensualidades de tu vehículo. Te arriesgas a que en uno, en otro o en ambos se te acumule la deuda y las sientas impagable.

Según CNBC Select con base en la experiencia de Jordanne Wells, bloguera de finanzas personales en su portal Wise Money Women, los concesionarios de automóviles pueden tratar de convencerte de usar tu tarjeta de crédito para sacar tu automóvil, con el argumento de que podrías solventar ambas deudas sin problema, pero recuerda que su objetivo es venderte una unidad ya que a fin de cuentas ellos percibirán el valor total y tú pagarás ese monto de manera diferida más intereses, deuda que sólo te corresponde a ti.

Además debes contemplar que al realizar una compra de este estilo sobre una tarjeta de crédito, es posible que estés aumentando tu tasa de utilización. Recuerda que la regla general indica no utilizar más del 30% de tu límite de crédito. Pagar un enganche grande por un automóvil podría provocar que tu tasa de utilización se dispare. Si bien, esto depende de qué tipo de tarjeta ocupes, la gran mayoría de las ofertas del mercado asequibles tienen un bajo nivel de crédito que seguramente estarías pagando más del porcentaje recomendable por el anticipo de un carro.

Pero el problema de utilización del crédito no sólo genera conflicto a nivel de tu propia tarjeta, sino que se refleja en tu puntaje de crédito, reduciéndolo. Los puntajes de crédito son un dato que cualquier entidad financiera revisa para saber cómo ofrecer sus servicios y productos con base en él. Al sobre pasar tu límite recomendable de uso de crédito, es muy posible que se te cobre una tarifa alta por el seguro de tu automóvil.

Utilizar tu tarjeta de crédito para comprar un automóvil puede ser contraproducente para tus finanzas. Si bien es tu decisión, lo más recomendable es ahorrar lo suficiente para por lo menos solventar el enganche de la unidad que quieres y tener un plan de financiamiento acorde a tus posibilidades para que no te endeudes.

También te puede interesar: