¿Cómo funciona la financiación de un auto?

Tenemos las mejores opciones para ti si no puedes comprar un auto de contado

¿Cómo funciona la financiación de un auto?
Existen buenas opciones de préstamos en Estados Unidos para comprar un auto de manera más accesible.
Foto: Ekaterina Belinskaya / Pexels

Comprar un automóvil suele ser un desembolso algo elevado para realizar en un pago, por lo que en esta ocasión te vamos a decir cómo puedes comprar un vehículo con ayuda de algún financiamiento por un banco o concesionaria de autos.

Con base en Policy genius, tienes dos maneras de financiar un auto:

1. Préstamo

Según loans.com.au, lo que hace a un préstamo de automóvil la mejor opción, es aquella con tasa de interés más baja posible y con tarifas bajas o nulas.

En este rubro entran los bancos y cooperativas que pueden ofrecerte un préstamo específicamente para financiar la compra de un carro.

Antes de firmar cualquier contrato, Bank of America te recomienda revisar dos puntos importantes:

  1. Tasa de porcentaje anual: conocida como APR, es la tasa de interés efectiva que paga por su préstamo.
  2. Plazo: el tiempo en el que lo pagarás. Los plazos varían según sus posibilidades económicas, pero los más usuales van entre los 36 y 72 meses.

La recomendación general es siempre elegir la opción con la menor tasa de interés a un plazo reducido, siempre y cuando lo puedas pagar, porque así no desembolsarás tanto dinero en intereses.

Pero si buscas pagar menos dinero en tus mensualidades, el largo plazo te conviene más, aunque al final del préstamo habrás pagado más dinero en intereses.

2. Financiamiento por un concesionario

En algunas concesionarias de autos, tienen sus propios planes de financiamiento para que adquieras una de sus unidades.

Similar a los préstamos de un banco o una cooperativa, el concesionario te permitirá pagar el auto de tu elección a planes con cargos extras e intereses. Al acordar este financiación, firmas un contrato en dónde aceptas pagar una cantidad de dinero por un tiempo específico hasta saldar la deuda.

Antes de comprar tu auto en una concesionaria, visita la sucursal de tu elección, revisa qué planes te ofrecen y en qué plazos, así como sus tasas de interés y después ve al banco o cooperativa de tu elección para comparar la mejor opción para ti.

También te puede interesar: