Prevente del invierno: revisa estas zonas del hogar para no gastar de más en calefacción

Puedes alejar el frío y mantener el calor con opciones menos costosas que la calefacción

Prevente del invierno: revisa estas zonas del hogar para no gastar de más en calefacción
No esperes a que llegue el invierno para revisar que tu hogar este caliente.
Foto: Jill Wellington / Pixabay

El invierno está cerca y son muchos los hogares que gastan miles de dólares en calefacción. Las familias creen que es algo normal pagar grandes facturas por gas debido a los fuertes fríos y aunque esto es relativamente cierto, también te darás cuenta de que si tu casa tiene la condiciones necesarias que mantengan el calor dentro, entonces ahorrarás algunos cuantos cientos de dólares.

De acuerdo con el Departamento de Energía, la familia típica gasta más de $1,400 dólares al año en servicios públicos. Por lo que es posible que si ajustas el uso de tu energía dentro del hogar podrías reducir tu factura hasta en un 25%.

Estos son los puntos de la casa que debes mantener en observación para dejar que el calor se mantenga dentro de la vivienda y no sufras del frío por el invierno:

  1. Revisa los sellos de las ventanas, puertas y electrodomésticos: así como funcionan los sellos en las puertas de los refrigeradores para evitar que el frío se escape. Lo mismo ocurre con las puertas y ventanas. Si estos lugares no están bien sellados o calafateados, el aire caliente se escapará dejando entrar el frío.
  2. Checa conductos para evitar fugas: mejora la eficiencia de los sistemas de calefacción y refrigeración teniendo conductos de calefacción, ventilación y aire acondicionado sanos.
  3. Regula el termostato: gradúa entre 10 a 15 grados el termostato cuando duermes o estés fuera de casa. Según NerdWallet, si lo haces durante ocho horas, puedes reducir los costos anuales de calefacción en aproximadamente un 10%.
  4. Recorta tus minutos de baño: si tomas duchas más cortas, el calentador funcionará manos y ahorrarás gas.
  5. No laves ropa con agua caliente: utiliza agua tibia y fría para lavar ropa. De hecho, hay prendas que por sus materiales, ni siquiera es bueno que las laves con agua caliente.
  6. Ajusta tu calentador de agua: aunque la temperatura usual suele ser de 140 grados Fahrenheit, bajarla a 120 grados puede reducir los costos de calentamiento de agua hasta en un 10%.
  7. Aprovecha el sol: la luz y el calor natural que brinda el sol es incomparable. Puedes abrir puertas y ventanas para permitir que el aire caliente fluya dentro del hogar.
  8. Cocina moderado: según la Fundación de Energía Nacional, cocinar representa aproximadamente le 4% del uso de energía. Tener las herramientas de cocina adecuadas, te puede permitir bajar a la flama y tener tus alimentos igual de ricos.
  9. Saca las telas: cortinas, alfombras, muebles y demás telares pueden ayudarte a mantener el calor dentro del hogar.

Cómo ves, si revisas estas zonas de tu hogar, no sólo tendrás un hogar cálido durante el invierno, sino que además vas a poder ahorrar un poco de dinero en tus facturas de energía sobre la calefacción.

Si gustas más información, puedes revisar Cómo mantener tu casa caliente sin tener que usar calefacción o los Consejos esenciales para que tu hogar sea cálido y seguro durante el invierno de La Opinión.

También te puede interesar: