Qué es un préstamo de consolidación de deuda y cómo puede ayudarte a manejar tus compromisos financieros en EE.UU.

En SoloDinero te explicamos todo lo que debes saber acerca de los préstamos de consolidación de deuda, así como de sus ventajas y desventajas

Los préstamos de consolidación de deuda podrían ayudarte a simplificar los pagos de tus compromisos financieros en EE.UU.
Los préstamos de consolidación de deuda podrían ayudarte a simplificar los pagos de tus compromisos financieros en EE.UU.
Foto: Shutterstock

Los préstamos de consolidación de deuda en EE.UU. son instrumentos financieros ofrecidos por bancos, uniones o cooperativas de crédito, así como por diversos prestamistas, que permiten a los prestatarios aglomerar todas sus deudas en una sola, simplificando el número de pagos que deben hacerse. Estos financiamientos pueden incluir, además, unas tasas de interés más bajas que las que te encuentras pagando actualmente.

En otras palabras, los préstamos de consolidación de deudas permiten agrupar todos tus compromisos financieros en uno solo, ayudándote a manejar todas tus deudas con mayor sencillez. Por tanto, este préstamo podría beneficiarte si tienes varias cuentas de tarjetas de crédito o de diversos financiamientos.

No obstante, se debe aclarar que estos préstamos no borran la deuda. Solo permiten simplificar tus deudas para que puedas liquidarlas de manera óptima y sencilla.

¿Qué debo considerar antes de solicitar un préstamo de consolidación de deuda?

La Oficina para la Protección Financiera del Consumidor (CFPB, por sus siglas en inglés) recomienda a todas las personas que piensen en solicitar un préstamo de consolidación de deuda que tomen en cuenta las siguientes recomendaciones previas:

1) Revisar los gastos: antes de solicitar un préstamo de consolidación, es importante saber por qué los gastos pueden haberse “salido del control” de tus finanzas personales, a fin de evaluar si estás gastando dinero por encima de tus ingresos.

2) Hacer un presupuesto: si puedes ajustar tu nivel de gastos, quizás no necesites solicitar un préstamo de consolidación de deuda para liquidar tus compromisos financieros.

3) Comunícate con tus acreedores individuales para solicitar alivios temporales: es posible que algunos acreedores estén de acuerdo en que hagas desembolsos mensuales más bajos para ayudarte a pagar tus deudas. Aunque no es la situación ideal, lo cierto es que tus acreedores están interesados en recibir su pago, aunque esto signifique que el cronograma de pagos pueda alargarse un poco más.

¿Qué debo saber acerca de los préstamos de consolidación de deuda?

La CFPB señala que todos los usuarios deben estar atentos ante los ofrecimientos de tasas de interés bajas por parte de los acreedores que otorgan préstamos de consolidación de deuda. La razón de esto es que dichas tasas pueden ser “introductorias”, lo que quiere decir que son de duración limitada (puede ser de solo unos meses).

Una vez pasado este período de tiempo, es posible que el prestamista aumente la tasa de interés que el prestatario debe pagar.

Asimismo, los préstamos de consolidación de deuda pueden parecer atractivos en primera instancia debido a que simplifican todas las deudas existentes, pero pueden incluir cargos que no tendrías que pagar si decidieras llevar a cabo tus desembolsos de forma regular.

Finalmente, debes tener en cuenta que si los pagos parecen menores, esto puede significar que el cronograma de pagos se ha alargado, por lo que estarías pagando mucho más al finalizar todas tus deudas.

Por ello, es conveniente que, si quieres solicitar un préstamo de consolidación de deuda, evalúes y compares los términos del préstamo, así como sus tasas de interés, para saber cuánto interés y cuando dinero por concepto de tarifas tendrías que pagar en total. De esta forma, podrías ahorrarte algo de dinero al mismo tiempo que liquidas tus deudas.

También te puede interesar:

Deudas con tarjeta de crédito en EE.UU.: cómo te puede ayudar un consejero de crédito certificado
Por qué no es aconsejable pagar las deudas de tus tarjetas de crédito con los fondos de tu cuenta de jubilación IRA en EE.UU.
Qué pasa cuando dejas de hacer un pago de tu hipoteca