Qué hacer si te desalojan

Una guía sobre lo que puedes hacer antes, durante o después de un desalojo

Qué hacer si te desalojan
Para 2021 podría haber una ola de desalojos si no existe una nueva ley que ampare a los inquilinos.
Foto: Malias / Wunderstock

Si te desalojan antes del año podría ser ilegal gracias a la moratoria de desalojo expedida por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Sin embargo, su protección expira el 31 de diciembre, por lo que debes estar prevenido desde este momento, porque los propietarios están acercándose a los juzgados y comienzan a enviar notificaciones a sus inquilinos, incluso antes de comenzar el año.

El desempleo, la falta de ingresos y, en muchos casos, los gastos médicos derivados del COVID-19, han generado que millones de personas no puedan pagar su renta total o parcialmente. La carta de protección que brindó el CDC para aquellos que ganen menos de $99,000 dólares este 2020 queda sin efecto comenzando 2021, por lo que podría existir una ola de desalojos sin otra protección gubernamental.

En Solo Dinero te brindamos una guía sobre todo lo que tienes que saber por si te desalojan en los próximos días.

¿Cómo es un desalojo?

Con base en las cláusulas de tu contrato y dependiendo del estado en el que vivas, un desalojo se efectúa cuando un inquilino se ha retrasado en el pago de su renta y, por los costos que genera el mantenimiento de la vivienda, el arrendador se ve en la necesidad de terminar con el alquiler para esa persona y buscar un nuevo inquilino.

El propietario se acerca al juzgado local para buscar por la vía legal que el arrendatario sea notificado de que es imperante el abandono de la propiedad. Durante este proceso, podrían haber citaciones de un juez, sea para llegar a un acuerdo que pueda beneficiar a ambas partes o simplemente para dictar una resolución por la cual cause efecto el desalojo en términos legales y con tiempos adecuados tanto para que el inquilino encuentre a dónde trasladarse como para que el dueño encuentre un reemplazo para alquilar de nuevo la vivienda.

Si el inquilino no acude a los tribunales, el juez puede emitir el desalojo inmediato de la persona. En ese momento, el propietario debe ser acompañado por un alguacil para hacer cumplir la orden de desalojo.

Cualquier arrendador que bloquee la vivienda al inquilino o intente obligar el abandono de la vivienda, aun cuando no esté pagando el alquiler, podría incurrir en un acto ilegal por el que tendría que dar parte a las autoridades.

El tiempo que pueda tardar un desalojo puede variar de un par de semanas hasta casi seis meses, dependiendo el situación particular y el estado en el que te encuentres. Actualmente, ante la demanda de casos en todo Estados Unidos y el propio retraso de los procedimientos en los tribunales, podríamos comenzar a ver una ola de notificaciones de desalojo a partir de enero, aunque los procedimientos estén comenzando a suscitarse desde estos momentos.

“Los tribunales estarán muy atrasados ​​porque hay una enorme cantidad (de casos), por lo que es posible que no lo desalojen durante cinco o seis meses“, aseguró a U.S. News Howard Dvorkin, experto en finanzas personales, contador público certificado y presidente de Debt.com. Los inquilinos también pueden encontrar que los tribunales sean más comprensivos dada la pandemia de COVID-19. “Los jueces, francamente, no van a estar tan ansiosos por arrojar gente a la calle”, dice Dvorkin.ç

¿Qué hacer después de un desalojo?

Salvo que en tu estado o condado se mantenga la protección del CDC y cumplas con los requisitos de haber tratado de solventar tu renta lo mejor posible ante las actuales circunstancias, por el momento y hasta que termine el año, es posible que no debas preocuparte. Pero sin una nueva ley como la avalada en marzo (Ley CARES) que ejecutó una moratoria a nivel federal, es muy seguro que en enero tengas que desocupar la vivienda.

De ser así y si no adquieres los debidos recursos legales para mantenerte en el que fuera tu hogar, lo más recomendable es comenzar a buscar otra opción acorde a tus posibilidades actuales e, incluso, mudarte antes de que comience el proceso formal de desalojo.

“Es muy difícil volver a alquilar si tienes un desalojo en tu historial”, afirmó a U.S. News Nick Mertens, vicepresidente de administración de propiedades en Atlas Real Estate, una firma de administración de propiedades que supervisa aproximadamente 3,400 unidades en Colorado y Arizona. Si estás atrasado en los pagos y sabes que no puedes ponerte al día, una mejor opción puede ser llegar a un acuerdo con el propietario o la empresa de administración de la propiedad. Es posible que estén dispuestos a abandonar el proceso de desalojo si aceptas mudarte voluntariamente y dejar la unidad en buenas condiciones.

Si después de pelear y ejecutar todos los recursos legales a tu alcance no logras evitar un desalojo, esto podría impactar en tu historial de crédito. Aun cuando seas honesto con el siguiente propietario o él mismo lo descubra al revisar tus registros, debes estar prevenido a pagar más por un anticipo o depósito de seguridad en tus siguientes opciones de vivienda. Cualquier información en las agencias de crédito desaparece después de siete años.

Un desalojo formal también crea un registro judicial, que no se borra ni oculta realmente. La única forma es eliminar el desalojo de tu registro. Para lograrlo, requieres que el arrendador lo haga, por lo que debes llegar a un acuerdo con él. Este trato, en la mayoría de los casos, es liquidar cualquier monto vencido. Cualquier acuerdo al que llegues con el propietario, debe estar sustentado por escrito.

Dependiendo de las reglas de tu estado, es posible que también puedas solicitar al tribunal una eliminación del informe judicial si la propiedad estaba en ejecución hipotecaria o si te mudaste antes de que finalizara el desalojo.

Un proceso de desalojo afecta tanto al propietario como al inquilino, por lo que si hablas de tu situación, llegas a un acuerdo previo sobre cómo puedes saldar tu deuda de la mejor manera o, en el llegado caso, te mudas voluntariamente antes de que se levanten las protecciones estatales y federales, no tendrás que preocuparte de ningún registro que pudiera afectarte en tu búsqueda por encontrar un hogar más asequible para ti y tu familia.

También te puede interesar: