Qué medidas financieras tomar luego de sufrir un desastre natural

Seguros a la propiedad y anuncios gubernamentales pueden ayudarte a sobrellevar este golpe a tus finanzas personales

Qué medidas financieras tomar luego de sufrir un desastre natural
Cuando sucede un huracán, las inundaciones son un grave problema, no sólo para nuestras propiedades sino para nuestras finanzas.
Foto: Chris Gallagher / Unsplash

Vivimos nuestras respectivas vidas olvidando lo endebles que somos ante el poder de la naturaleza hasta que, como cada año, llegan los huracanes, terremotos e incendios, unos más fuertes que otros, a recordarnos que no estamos exentos a algún desastre natural. En el mejor de los casos, muchas personas sólo pierden cosas materiales; pero que pueden significar graves problemas financieros de los cuales puedes tardar varios años en recuperarte, sino es que llega otro fenómeno natural a tratar de tumbarte de nuevo.

Para que no tengas que esperar hasta que algún fenómeno natural te lo recuerde, te decimos lo que debes hacer si eres víctima de algún desastre natural y las medidas a las que debes recurrir para tener un respaldo sobre tus finanzas y tu patrimonio.

1. Ten un seguro

Un seguro a la propiedad puede no ser suficiente para ciertos eventos naturales, por lo que es necesario que te acerques a tu agente para saber si cuentan con algún producto por el cual quieras protegerlo particularmente.

Es muy posible que en ciertas zonas de riesgo sea complicado contar con algún seguro, por ejemplo, para inundación; pero sí puedes encontrar alguno que sea lo más cercano y que cubra por daños a la vivienda como son los incendios, robo e incluso aquellos estructurales ocasionados por la caída de un árbol. Será cuestión de que hables con tu aseguradora y entables una negociación al respecto, si es que cabe la posibilidad.

Como sea, si tu propiedad está asegurada, siempre debes llamar a tu agente para tener claridad sobre la manera en la que pueden auxiliarte. Quizás no te cubra del evento natural, pero sí cubra ciertos daños al respecto.

2. Ayuda del gobierno

Ya sea por medio del gobierno federal o estatal, existen programas y sitos web gubernamentales que pueden ofrecerte un apoyo dependiendo del desastre natural por el que hayas pasado.

Estos son los más comunes que te pueden ayudar con:

  1. Asistencia financiera: la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) cuenta con un programa para personas y hogares donde te pueden apoyar con dinero para los gastos necesarios que no están relacionados con la vivienda específicamente. Por ejemplo, puedes solicitar ayuda en DisasterAssitance.gov para gastos médicos, cuidado de niños, transporte o hasta para el pago del funeral de algún ser querido, donde puedes registrar tu dirección y corroborar que eres elegible para cualquier tipo de ayuda económica.
  2. Seguro contra inundaciones: la FEMA, por medio del Programa Nacional de Seguros contra Inundaciones, podría ayudarte sobre todo lo relacionado con problemas derivados por una fuerte inundación en tu vivienda.
  3. Problemas de los estudiantes: específicamente relacionados con temas de préstamos de estudiantes cuando su escuela se ha visto afectada o se han pausado las labores docentes. El Departamento de Educación de EE.UU. tiene un programa que puede resolver este tipo de conflictos por medio del programa de Ayuda Federal para Estudiantes.
  4. Impuestos: cuando sucede un desastre natural, usualmente el Servicios de Rentas Internas (IRS) adapta sus políticas para apoyar a los damnificados a que los impuestos sean una de sus preocupaciones menores, por lo que debes estar atento a los comunicados que suele publicar dentro de su portal.

3. Habla con tus acreedores

Pero no lo decimos para que obtengas un préstamo, sino para que hables sobre tu situación y negocies el pago de tus facturas.

Si bien este punto no es para obtener una ayuda directa, sí es para que tus deudas sean una menos de tus preocupaciones durante el momento en el que has padecido de algún desastre natural.

“La mayoría de los bancos y prestamistas de renombre ya cuentan con un plan para situaciones de emergencia o desastres naturales que pueden agregar a su cuenta, lo que le permitirá permanecer sin pago sin que esto afecte su informe crediticio durante unos meses”, aseguró a U.S. News Ronda Brunson, financiera certificada, educadora, consejera de crédito con licencia y asesora de crédito con base en Baltimore. “Cada uno tendrá políticas diferentes, así que tome notas detalladas sobre con quién está hablando y qué está diciendo”, agrega.

Lo recomendable es que estos sistemas de apoyo para los deudores se estipulen por escrito para que tengas un respaldo sobre este asunto y tengas cómo comprobar la ayuda que posiblemente un agente te haya podido plantear por teléfono.

Vivir un momento crítico por algún desastre natural puede cerrarnos la mente, por lo que te recomendamos que éste artículo lo tengas guardado en tu lugar favorito para que tengas oportunidad de acceder a él cuando lo necesites, esperando que realmente nunca ocurra.

También te puede interesar: