Qué opciones de planes de jubilación tienen los trabajadores autónomos en Estados Unidos

Elegir la mejor opción para ti como trabajador independiente dependerá incluso de si tienes una empresa propia con empleados o sólo obtienes ingresos como autónomo

Ser trabajador autónomo te brinda libertades, como elegir tu propio plan de jubilación, aunque no sea un 401(k).
Ser trabajador autónomo te brinda libertades, como elegir tu propio plan de jubilación, aunque no sea un 401(k).
Foto: Mart Production / Pexels

Ser un trabajador independiente, sea teniendo un gran negocio o uno que al menos te permita obtener buenos ingresos para ti y tu familia, puede traer muchas ventajas como la libertad y ser dueño de tu tiempo al no estar obligado a cumplir horarios de oficina de 8 horas. Pero uno de los grandes inconvenientes es no tener un plan de jubilación como lo puede ofrecer un empleador.

Cuando se habla de retiro estás solo; pero eso no significa que no tengas opciones. Ahorrar siempre es primordial y ser autónomo no es pretexto para no hacerlo, sólo que debes estar consciente de tus alternativas. Suponiendo que realizas un presupuesto sano en el que apartas dinero para tus ahorros, tal como puede ser con la regla 50/30/20, el siguiente paso es meter una parte de esa cantidad a una cuenta de para la jubilación. Aquí te presentamos 5 opciones.

1. Cuenta individual de jubilación (IRA tradicional o IRA Roth)

Después de un plan 401(k) ofrecido por los empleadores, las cuentas individuales de jubilación (IRA) son de las mejores opciones para cualquier trabajador, independiente o aún en un margen empresarial.

Estas cuentas tienen un límite de contribución anual que para este 2021 es de $6,000 dólares o $7,000 dólares si tienes 50 años o más.

En el caso de las cuentas IRA tradicionales, se realiza una deducción fiscal sobre las contribuciones, mientras que en las IRA Roth se pagan las contribuciones tributarias desde el depósito, para que los retiros estén libres de impuestos.

2. Solo 401(k)

Esta cuenta es ideal para propietarios de negocios y trabajadores por cuenta propia sin empleados. Para 2021, el límite de contribución es de $58,000 dólares, más una contribución de recuperación de $6,500 dólares o el 100% de los ingresos del trabajo, lo que sea menor.

Para abrir una cuenta Solo 401(k) es necesario que funjas como dos entes: una como empleador y otra como empleado. Como empleado, puedes contribuir como lo harías en un 401(k) tradicional, con aplazamientos salariales de hasta 100% de tu compensación o $19,500 dólares, más esa contribución de recuperación de $6,000 dólares, si eres elegible. En calidad de empleado, puedes realizar una contribución adicional de hasta el 25% de la compensación.

Existe una regla especial para los propietarios únicos y las LLC de un solo miembro: puedes contribuir con el 25% de los ingresos netos del trabajo por cuenta propia, que es tu ganancia neta menos la mitad de tu impuesto sobre el trabajo por cuenta propia y las contribuciones al plan que haces por sí mismo.

3. SEP IRA

Similar a las cuentas Solo 401(k), es una buena opción para trabajadores autónomos y propietarios de pequeñas empresas con pocos empleados o ninguno. El límite de contribución es de $58,000 dólares en 2021 o hasta el 25% de la compensación o los ingresos netos de trabajo por cuenta propia, con un límite de $290,000 dólares en la compensación que se puede utilizar para factorizar la contribución.

Las distribuciones durante la jubilación se gravan como ingresos, es decir, tienes que pagar impuestos de tus retiros. No hay opción Roth en una SEP IRA.

Una desventaja es que como propietario de la empresa, tienes que hacer contribuciones para los empleados, y deben ser iguales, no en dólares, sino como porcentaje del pago, a las que haces para ti mismo. Eso puede ser costoso si tienes más de unos pocos empleados o si deseas ahorrar mucho para tu propia jubilación.

4. IRA SIMPLE

Este tipo de opción es para aquellos emprendedores con hasta 100 empleados. ¿Por qué? Porque a diferencia de una SEP IRA, la carga de las contribuciones no recae únicamente en ti, los empleados pueden contribuir mediante el aplazamiento del salario. Las contribuciones hechas a las cuentas de los empleados son deducibles como gasto comercial. Los empleadores generalmente están obligados a hacer contribuciones equivalentes a las cuentas de los empleados de hasta el 3% de la compensación de los empleados, o contribuciones fijas del 2% a cada empleado elegible. Elegir este último significa que el empleado no tiene que contribuir para ganar su contribución. El límite de compensación para las contribuciones para factorizar es de $290,000 dólares en 2021.

El límite de contribución es de hasta de $13,500 dólares para 2020 y 2021, más una contribución de recuperación de $3,000 dólares si tienes 50 años o más. Si se contribuye a un plan de empleador, el total de todas las contribuciones no puede exceder los $19,500 dólares.

5. Plan de beneficios definidos

Esta opción es la mejor para los trabajadores autónomos, que generan altos ingresos sin empleados y desean ahorrar mucho dinero para la jubilación de forma continua. El límite de contribución se calcula en función del beneficio que recibirás al jubilarte, tu edad y los rendimientos de inversión esperados. Puedes contribuir entre $50,000, $80,000 o más a tus ahorros para la jubilación. Las contribuciones son generalmente deducibles de impuestos y las distribuciones durante la jubilación se gravan como ingresos. Un actuario debe calcular su límite de deducción, lo que agrega una capa administrativa que debes solventar.

Aunque es una excelente opción como plan de jubilación para los autónomos, son en extremo costosos, con altas tarifas anuales. Y si tienes empleados, esas tarifas aumentarán, además de contribuir en su nombre. Además, requieren de un compromiso para financiar de una cantidad específica establecida en los criterios mencionados, si necesitas cambiar esa cifra, pagarás tarifas adicionales por el servicio.

También te puede interesar:

• Cómo abrir una cuenta 401(k) sin un empleador
• Cómo ahorrar $500,000 dólares para la jubilación si ganas el salario mínimo de $35,000 dólares al año
• Jubilación en Estados Unidos: por qué deberías comenzar a ahorrar desde los 20 años