Qué significa ser financieramente responsable y cómo lograrlo para vivir tranquilo con tu dinero

Dependiendo de tu objetivo será la forma en la que debes manejar tu dinero

Qué significa ser financieramente responsable y cómo lograrlo para vivir tranquilo con tu dinero
Manejar tus finanzas personales de manera responsable dependerá en buena medida de tus objetivos.
Foto: Karolina Grabowska / Pexels

Ser financieramente responsable no es tan complicado como parece, pero requiere de disciplina y esfuerzo por conseguir tus metas. Es difícil generalizar el término debido a que los objetivos monetarios de cada persona define lo que tendría que ser responsable, sin embargo, lo importante es que te enfoques en conseguir lo que quieres, sea lo que sea.

Te vamos a dar unas ideas de cómo lograr ser financieramente responsable para que vivas tranquilo con tu dinero.

Tarjetas de crédito y deudas

Ser responsable con tus finanzas personales no significa no endeudarte, sino saber cómo controlarlas y saldarlas. Las tarjetas de crédito y los préstamos personales nos ayudan a conseguir ciertos objetivos que de otra manera nos llevarían más años conseguir, pero requieres de no abusar de ello.

Aunque tengas un saldo mínimo, siempre es recomendable pagar más de esa cifra o incluso pagar la totalidad de tu cuenta cada mes. Esto no sólo es ser responsable, sino que además evitaras que los intereses crezcan y se conviertan en deudas impagables para ti, que no sólo afecta tu dinero, sino que se ve reflejado en tu puntaje de crédito.

Si ya estás endeudo, para ser responsable no deberías seguir gastando en tu tarjeta de crédito hasta que te liberes de todas ellas.

También procura evitar comprar artículos de conveniencia con ofertas de pago a meses porque todos conllevan un interés. Es decir, si un artículo cuesta $1,000 dólares pero encuentras que te lo venden a $99 dólares a 12 meses, estarías pagando $188 dólares más por el objeto.

No busques cubrir un estilo de vida que no puedas costear y eso incluye los grandes préstamos. Si bien hay artículos de conveniencia que puedes adquirir en pagos y que no hacen que crezca tanto tu deuda, préstamos para auto o hipotecarios, a pesar de manejar tasas de interés relativamente bajas, aumentan demasiado el valor del patrimonio que quieres. Es cierto, muchos estadounidenses requieren de este préstamo para comprar dichos artículos; pero es necesario que pienses en lo que puedes costear. Requieres una vehículo y una vivienda; pero no necesariamente deben de ser de lujo, sino te verás en la imposibilidad de pagarlos.

Tal como lo señala Investopedia, un cálculo saludable para el pago de tu hipoteca no debería ser mayor del 30% de tu sueldo neto mensual. Además, procura juntar el suficiente dinero para realizar un gran pago inicial que pueda reducir las mensualidades de tu hipoteca.

Ahorrar

Pero no sólo es gastar y pagar deudas, es importante juntar dinero para ti y tus metas a largo plazo. Tal como lo acabamos de mencionar, el pago inicial de una casa debe ser grande y la única forma de conseguirlo es ahorrando.

Posterior a pagar tus facturas regulares y deudas, lo importante es juntar dinero para tus más grandes deseos, desde el hecho de unas merecidas vacaciones y la prevención de una emergencia hasta para comprar un auto, una casa o tener una buena jubilación.

Un objetivo básico es la de ahorrar el 10% de tu ingreso neto mensual; pero para este rubro, entre más logres ahorrar, siempre será mucho mejor.

La creación de un fondo de emergencia es primordial para cualquier persona. Lo recomendable como mínimo es ahorrar la suficiente cantidad que sea igual a la de tres meses de ingresos. Pero entre más aumentes este fondo, mucho mejor.

Una forma para hacer crecer tu dinero de manera segura son las cuentas de ahorro. Hoy en día las cuentas de ahorro en línea suelen ofrecer tasas de rendimiento más grandes que las instituciones bancarias físicas.

Si quieres aumentar tus posibilidades de ganancias, aunque con mayores riesgos, entonces es buena idea poner tu dinero a trabajar en una inversión en la bolsa o por medio de alguna cuenta de corretaje. Recuerda que estos métodos no son garantizados y debes pensarlas como opciones a largo plazo por los riesgos que conlleva, pero si adquieres el conocimiento suficiente o estás bien aconsejado por un asesor financiero, es posible que obtengas mayores rendimientos en comparación con las cuentas de ahorro.

Presupuestar

Llevar un presupuesto mes con mes es primordial para alcanzar todas las metas anteriores. Si gastas sin saber en qué se te va a el dinero, llevar un registro te expondrá el camino por el cual has sido irresponsable hasta este momento.

Revisa tus ingresos y egresos. Detalla tus registros y trata de liberarte de aquellos gastos hormiga o las compras superfluas para mejorar tus finanzas y lograr tus objetivos más ambiciosos.

Como verás, dependiendo de cuáles sean tus objetivos, va a ser la forma en la que llevarás tu propia responsabilidad. Las personas que pueden gastar en autos lujosos, viajes y mansiones no son irresponsables si las pueden pagar; pero para millones de estadounidenses que no nos lo podemos permitir, entonces tenemos que llevar nuestras finanzas a buen puerto y con objetivos tangibles. Además, si logras cubrir tus propias necesidades, puedes ir evolucionando conforme avances, es decir, presupuestando puedes liberarte de deudas y, al hacerlo, puedes ahorrar más y cumplir con tus grandes sueños.

También te puede interesar: