Recesión en Estados Unidos: cuál es el verdadero peligro para los trabajadores de una economía más lenta

En Estados Unidos se crearon 2.7 millones de puestos de trabajo en la primera mitad de 2022. Pero ¿qué pasaría si el país entrara en una recesión económica? En Solo Dinero te lo explicamos

Una buena parte de los empleados en Estados Unidos podrían perder sus trabajos si el país entra en una recesión económica.
Una buena parte de los empleados en Estados Unidos podrían perder sus trabajos si el país entra en una recesión económica.
Foto: Shutterstock

En Estados Unidos hay muchas voces que se están preguntando si el país ya entró en una recesión económica: el Producto Interno Bruto (PIB) se contrajo un 0.9% en el segundo trimestre, luego de una caída del 1.6% en el primer trimestre. Esto quiere decir que la economía tiene estadísticas negativas en dos períodos consecutivos, aunado a esto, la inflación de junio se posicionó en el 9.1% interanual. 

Las opiniones están divididas: la pandemia mundial del Covid-19 y la invasión rusa de Ucrania han conspirado para crear condiciones macroeconómicas sin precedentes, justifican algunos. ¿Cómo estaría afectando todo esto a nivel laboral?

Según las últimas cifras, en Estados Unidos se crearon 2.7 millones de puestos de trabajo en la primera mitad de 2022. También se tiene registro de una tasa de desempleo baja del 3.6%. Se le suma que el gasto de los consumidores sigue siendo sólido a estas alturas, por eso los índices de precios al consumidor están por los cielos. 

Entonces, los datos se muestran confusos, ya que no es tan claro sí el país ya está entrando en una recesión económica. De manera oficial, es el Comité de Datación del Ciclo Económico de la Oficina Nacional de Investigación Económica quien debe declarar que Estados Unidos está en recesión, y por ahora no lo han hecho.

Algunos expertos argumentan que el que dos trimestres consecutivos del PIB hayan ido a la baja, no son materia suficiente como para decir que hay una recesión, se necesitarían que la mayoría de los indicadores vayan en ese sentido y como lo comentamos anteriormente, los índices de puestos vacantes y de desempleo no lo demuestran así. Muy por el contrario, el crecimiento del empleo sigue avanzando de manera sólida.

“En una recesión, más personas perderían sus trabajos. Pero si miras la tasa de desempleo, es muy baja”, dijo Eric Swanson, profesor de economía en UC Irvine, en una entrevista con Los Angeles Times. “El PIB es una medida volátil, y también hay que mirar algunos indicadores alternativos”, añadió.

Según la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos (BLS, por sus siglas en inglés), para el mes de junio se agregaron 372,000 empleos no agrícolas.

“El hecho de que la economía haya creado 2.7 millones de empleos en la primera mitad del año parecería argumentar en contra una llamada oficial de recesión por ahora. Pero el punto más importante es que la economía ha perdido fuerza rápidamente frente a la alta inflación de cuatro décadas, el rápido aumento de los costos de los préstamos y un endurecimiento general de las condiciones financieras. La economía es muy vulnerable a la caída en una recesión. Eso podría disuadir a la Fed de imponer otro gran aumento de tasas en septiembre. Sin embargo, hasta que la inflación disminuya, se prevén más aumentos de tasas. Y claramente no reducirán las probabilidades de una recesión real”, dijo por su parte Sal Guatieri, economista sénior de BMO Capital Markets, en declaraciones para Kiplinger.

Para Jason Furman, profesor de la Universidad de Harvard y expresidente del Consejo de Asesores Económicos de la Casa Blanca, hay más del 50% de posibilidades de que las cifras del PIB de los dos primeros trimestres resulten positivas cuando se disponga de todos los datos para hacer un análisis completo, explicó en entrevista con Los Angeles Times.

Uno de los primeros impactos de una recesión económica, sin duda, se reflejan en el desempleo, ya que las empresas tienen que recortar gastos ante la falta de incentivos económicos. Una cifra que por ahora no se está reflejando, sin embargo, según los expertos, hay que esperar los próximos meses para determinar si estará ocurriendo la pronosticada recesión en Estados Unidos.

***

También te puede interesar:

-La economía de EE.UU. cayó por segundo trimestre consecutivo y prepararía una recesión
-Janet Yellen asegura que una recesión en EE.UU. no es inevitable