Segundo round: para cuándo se espera la aprobación del American Jobs Plan, el nuevo plan de infraestructura de Biden

Los demócratas quieren que el programa del presidente se apruebe antes del receso de agosto, por lo que podrían dividirlo en dos partes para obtener el apoyo republicano

Cabildeo. El presidente Biden se reunió nuevamente con legisladores bipartidistas para hablar de su plan de infraestructura.
Cabildeo. El presidente Biden se reunió nuevamente con legisladores bipartidistas para hablar de su plan de infraestructura.
Foto: Doug Mills / Getty Images

El presidente Biden continúa las pláticas para conseguir apoyo para sacar adelante el American Jobs Plan, por eso se reunió el lunes con un grupo bipartidista de legisladores, todos exgobernadores o alcaldes, para discutir su propuesta de infraestructura de $2.25 trillones de dólares.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, una aliada cercana al presidente, quiere que se apruebe antes el receso de agosto del Congreso. Por eso los miembros del caucus demócrata consideran dividir el paquete masivo en dos más pequeños, uno enfocado en proyectos de infraestructura convencional, que los líderes del partido creen que tendrán más posibilidades de aprobarse con apoyo bipartidista, y el otro enfocado en provisiones de cuidado familiar y otros temas que han recibido el rechazo de los republicanos.

El grupo que se reunió con el presidente, compuesto por cinco demócratas, cuatro republicanos y un independiente, está integrado por los senadores John Hickenloope, John Hoeven, Angus King, Mitt Romney y Jeanne Shaheen; y los representantes Emanuel Cleaver, Charlie Crist, Carlos Giménez, Kay Granger y Norma Torres. Hoeven, King, Romney, Shaheen y Crist fueron gobernadores, y Cleaver, Giménez, Granger y Torres son ex alcaldes. Hickenlooper fue gobernador de Colorado y alcalde de Denver.

“Estos ex funcionarios electos comprenden de primera mano el impacto de una inversión federal en la reconstrucción de la infraestructura de nuestra nación en sus comunidades”, dijo la Casa Blanca el domingo por la noche.

Fue la segunda vez que un grupo bipartidista de legisladores se reúna con Biden para discutir el programa de infraestructura. La semana pasada, se reunió con ocho miembros del Congreso en la Oficina Oval durante casi dos horas.

Biden dio a conocer el mes pasado su American Jobs Plan, que según su visión impulsará la ventaja competitiva de Estados Unidos en el escenario mundial y creará puestos de trabajo de clase media bien remunerados.

La propuesta exige la reparación de 20,000 millas de carreteras y 10,000 puentes, expandiendo el acceso de banda ancha a las comunidades rurales y desatendidas, reemplazando todas las tuberías y líneas de servicio de plomo del país para garantizar agua limpia, invirtiendo en investigación,  desarrollo y fabricación, y expandiendo el acceso a atención domiciliaria y comunitaria.

El dinero asignado se gastaría durante ocho años y para pagar el paquete, Biden propone aumentar la tasa impositiva corporativa al 28%, que según la Casa Blanca pagará las inversiones durante un período de 15 años.

Sin embargo, el plan ha recibido todo tipo de críticas en Capitol Hill. La propuesta incluye una serie de disposiciones de cuidado familiar y otros principios fuera de las medidas de infraestructura convencionales, además de grandes aumentos de impuestos corporativos, a los que los republicanos han expresado su oposición. Los miembros de la derecha también están preocupados por el costo del paquete.