Seguro Social: las parejas casadas pueden cobrar dos cheques del programa

Los beneficios del Seguro Social se calculan de forma individual para todas las personas trabajadoras sin importar su estado civil; y no debe confundirse con los beneficios conyugales

Si ambos cónyuges fueron personas trabajadoras y cumplieron con los requisitos laborales, podrían beneficiarse del Seguro Social.
Si ambos cónyuges fueron personas trabajadoras y cumplieron con los requisitos laborales, podrían beneficiarse del Seguro Social.
Foto: Brandon Roberts / Pixabay

Hay muchas personas en Estados Unidos que consideran que los beneficios del Seguro Social no suelen ser suficientes para solventar los gastos de la jubilación. Cuando en una pareja ambos son trabajadores, podrían duplicar sus cheques en su retiro.

La Administración del Seguro Social (SSA) anunció este miércoles por la mañana que el Ajuste por Costo de Vida (COLA) para el año 2022 será del 5.9%.

Ahora que se viene un incremento que no se había registrado en 40 años, que una pareja casada tenga la posibilidad de recibir dos cheques se hace más atractivo.

Los montos de los beneficios se basan en el historial laboral de cada persona, sin importar su estado civil. Si están casados, pero ambos trabajaron obteniendo sus 40 créditos mínimos, con una cotización de ingresos de 35 años y pagaron sus respectivos impuestos al plan de beneficios, entonces cada uno debería recibir su propio pago.

Estos dos cheques no deben confundirse con los beneficios conyugales. La SSA permite que el cónyuge de un beneficiario reclame beneficios parciales cuando su cónyuge comienza a recibir sus beneficios. El cónyuge que reclama los beneficios parciales debe tener al menos sesenta y dos años de edad o estar al cuidado de un hijo discapacitado o menor de dieciséis años.

La cantidad total recibida en la Seguridad Social por un trabajador se conoce como su Cantidad de Seguro Primario (PIA). La SSA utilizará el PIA para calcular el beneficio al que tiene derecho un cónyuge.

La PIA es el beneficio (antes de redondear al siguiente dólar entero más bajo) que recibiría una persona si elige comenzar a recibir beneficios de jubilación en su edad normal de jubilación. A esta edad, la prestación no se reduce por jubilación anticipada ni aumenta por jubilación diferida.

La edad normal de jubilación contemplada por la SSA es a los 65 años. Si se cobra a los 62, los beneficios de tu cónyuge serían de tan sólo el 32.5% del monto del seguro primario del trabajador.

Por ejemplo, si el monto del seguro primario de un beneficiario es de $1,600 dólares y un cónyuge opta por reclamar los beneficios como máximo treinta y seis meses antes de la edad oficial de jubilación, es decir, a los 62 años, vería su beneficio reducido en un cincuenta por ciento a $800 dólares. Luego, la SSA calcula el factor de reducción basado en la cantidad, “que es 36 veces 25/36 del uno por ciento, o el 25 por ciento”. Después de aplicar la reducción, el monto del beneficio cae a $600 dólares o 37.5% del monto del seguro primario de su cónyuge.

También te puede interesar:

• Seguro Social: aumenta el COLA pero muchos ni lo verán por el incremento de Medicare
• Cómo funciona el acuerdo de totalización del Seguro Social con otros países si un extranjero llega a trabajar a Estados Unidos
• Medicare: comienza la inscripción a los diferentes planes del programa del 15 de octubre al 7 de diciembre