SNAP: los mitos que rodean usar cupones de alimentos en EE.UU.

El Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP), conocido por muchos como cupones de alimentos, no se salva de los mitos de aquellos que exigen su desaparición

Muchos estadounidenses que no reciben los beneficios del programa SNAP, lo juzgan mal.
Muchos estadounidenses que no reciben los beneficios del programa SNAP, lo juzgan mal.
Foto: Shutterstock

El Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP), mejor conocido por muchos como cupones de alimentos, es un programa de asistencia federal para combatir con el hambre y la pobreza en Estados Unidos. Básicamente, sin estos recursos, muchas familias no tendrían qué comer. No obstante, como cualquier otra cosa, está rodeado de algunos mitos comunes que es bueno quitar de la mente.

A partir de 2020, el hogar promedio de EE. UU. gastó $4,942 dólares en alimentos en el hogar por año, según la Oficina de Estadísticas Laborales. Los beneficios de SNAP varían según el estado y el tamaño del hogar, pero el promedio de EE.UU. en el año fiscal 2021 fue de $218 dólares por mes por persona, según Kaiser Family Foundation. Sin embargo, el beneficio promedio aumentó $36.24 dólares a partir del 1 de octubre de 2021.

A pesar de ser indispensable los ingresos de SNAP para llevar alimento a su hogar, muchas personas piensan cosas erróneas que han fomentado los principales mitos alrededor de este programa.

1. SNAP es una carga para los contribuyentes

Hay muchas personas que no les gusta SNAP, o el Seguro Social, por considerarse una carga financiera para los contribuyentes, No obstante, según una investigación de Moody’s Analytics, por cada $1 dólar que se gasta en asistencia de SNAP, se genera alrededor de $1.73 dólares en actividad económica en EE.UU., lo cual se traduce a su vez en un mejor sistema de proveedores de alimentos, empleos en la producción y la generación de más empresas alimentarias.

2. Sólo las familias pueden acceder a SNAP

Se relaciona al programa SNAP como sólo para las familias, matrimonios con o sin hijos, y no para personas individuales. Totalmente falso. Si una persona necesita cupones de alimentos, puede reclamar el beneficio para poder llevar alimento a su boca. Alrededor de dos tercios de los beneficiarios de SNAP son niños, personas mayores y personas con discapacidades.

Muchos adultos en el grupo de edad de 18 a 50 años tienen un límite de tres meses de beneficios de SNAP cada tres años, a menos que estén trabajando o en un programa de capacitación laboral durante 20 horas por semana. Por supuesto, se aplican algunas exenciones.

3. SNAP es sinónimo de marginación social

Muchas personas en EE.UU. con necesidades financieras y alimentarias evitan solicitar los beneficios, porque temen que otros los juzguen. No obstante, eso puede cambiar si aprovechas el proceso de solicitud en línea o verificar la elegibilidad por teléfono, y no sólo a través de tu oficina local.

Asimismo, a SNAP se le conoce como cupones de alimentos, debido a los muchos años en que se apoyaron de este sistema. Ahora, las tarjetas EBT promueven más la discrecionalidad, debido a que cualquiera puede tener alguna e incluso se pueden recargar en un cajero automático.

4. La gente abusa de SNAP para artículos de lujo y comidas elegantes

Buena parte de las personas que se quejan del programa y que quieren que deje de existir, son individuos y familias que, afortunadamente para ellos, no padecen de alguna necesidad financiera, sin embargo, no dejan de mal juzgarlo, creyendo que el programa les permite utilizar los recursos del gobierno para productos innecesarios y de lujo.

La ignorancia es la panacea del mundo. El programa SNAP tiene un enorme control sobre el tipo de artículos elegibles, aun cuando no necesariamente sean alimentos. Las comidas preparadas y cenas en restaurantes no están permitas.

También te puede interesar:

• Cómo una recesión económica puede afectar al programa SNAP
• Habilitan nuevo sistema de pago para SNAP: ahora puedes comprar en más tiendas
SNAP: ¿los cupones de comida deben presentarse en la declaración de impuestos?