Trabajadores de Amazon dicen NO al sindicato

Amazon es la segunda compañía privada con más empleados en Estados Unidos y a pesar del revés para los trabajadores, el precedente ha revitalizado la lucha laboral en el país

Trabajadores de Amazon dicen NO al sindicato
Esta vez no. A pesar del apoyo mediático, los trabajadores de Amazon en Bessemer le dijeron no al sindicato.
Foto: PATRICK T. FALLON / Getty Images

A pesar del gran fenómeno mediático que generó en las últimas semanas, con la visita de legisladores, artistas y el apoyo de jugadores de la NFL, así como el beneplácito del presidente Joe Biden, los trabajadores del almacén de Amazon en Bessemer, Alabama, votaron por no sindicalizarse.

Lo anterior es una gran victoria para el gigante del comercio electrónico, pero no el final de la lucha por los derechos laborales de miles de trabajadores de Amazon a lo largo del país.

De los 3,215 empleados que participaron, 1,798 votos fueron para el NO y 738 a favor, antes de que se contaran las papeletas anuladas. Para que el sindicato obtuviera el reconocimiento de la Junta Nacional de Relaciones Laborales (NLRB), necesitaban una mayoría simple, es decir, el 50% +1 de los votos.

“No dejaremos que las mentiras, el engaño y las actividades ilegales de Amazon queden sin respuesta, presentaremos formalmente cargos contra todas las acciones atroces tomadas por Amazon durante la votación sindical”, dijo el presidente del Sindicato de trabajadores de tiendas minoristas, mayoristas y grandes almacenes (RWDSU), Stuart Applebaum. “Amazon sabía muy bien que a menos que hicieran todo lo posible, incluso acciones ilegales, sus trabajadores hubieran apoyado al sindicato”.

El recuento de votos llevaba más de cuatro horas cuando Amazon alcanzó el umbral necesario para amarrar su victoria, comenzando el jueves por la tarde antes de terminar el viernes por la mañana. El personal de la NLRB contó cada boleta y revisó dos veces el conteo después de cada 100 votos. Amazon y el RWDSU tenían representantes supervisando la votación, que se transmitió públicamente en Zoom a un pequeño número de personas externas.

El sindicato presentará una impugnación legal a la elección y acusa a la compañía de prácticas laborales injustas, y solicitará una audiencia a la NLRB “para determinar si los resultados de la elección deben dejarse de lado porque la conducta del empleador creó una atmósfera de confusión, coacción y / o temor a represalias y, por lo tanto, interfirió con la libertad de los empleados. de elección.”

La votación en Bessemer ha sido la batalla laboral más trascendental en décadas. Con una fuerza laboral de almacén en aumento, Amazon se ha convertido en el segundo empleador privado más grande de Estados Unidos con 800,000 empleados. La compañía ha luchado con éxito durante mucho tiempo contra la organización sindical.

Hubo cientos de boletas impugnadas, pero las reclamaciones del RWDSU serían insuficientes para cambiar el resultado de la votación.

A pesar de la derrota, el esfuerzo sindical en Bessemer parece ser el preludio de un mayor activismo de los trabajadores en las plantas de Amazon en Estados Unidos. El RWDSU dice que ha tenido noticias de cientos de trabajadores de Amazon que buscan organizarse en todo el país desde que se hizo pública la lucha de los trabajadores en Alabama.

La elección también puede haber proporcionado algo de combustible para los esfuerzos de sindicalización en otras industrias, independientemente del resultado.