Tres razones por las que no vale la pena tener un seguro de vida en EE.UU.

En SoloDinero te contamos tres razones por las que no valdría la pena tener un seguro de vida en EE.UU., entre las que se encuentra el alto costo de vida debido a la inflación

Si no tienes familiares que dependan de tu apoyo financiero, probablemente no necesites un seguro de vida si vives en EE.UU.
Si no tienes familiares que dependan de tu apoyo financiero, probablemente no necesites un seguro de vida si vives en EE.UU.
Foto: Shutterstock

Los seguros de vida en Estados Unidos representan una herramienta financiera sumamente valiosa para aquellas personas que quieran asegurar parte del bienestar de sus seres queridos después de fallecer. No obstante, cabe acotar que, pese a sus ventajas, estos productos no están diseñados para todos, y los pagos mensuales que conllevan una póliza de seguro de este tipo no necesariamente valen la pena.

En SoloDinero te explicamos tres razones por las que no vale la pena tener un seguro de vida en EE.UU.

1- No tienes dependientes de los cuales preocuparte

Por lo general, los seguros de vida están diseñados para asegurar la estabilidad financiera de aquellas personas que podrían encontrarse en riesgo en el caso de que fallecieras.

Por tanto, una razón para no necesitar un seguro de vida es que nadie dependa de ti a nivel financiero. Esto puede ocurrir en el caso de que no tengas hijos, estés soltero, o tus hijos tengan ingresos suficientes como para garantizar su bienestar.

No obstante, debes saber que también existen razones de peso para adquirir un seguro de vida a pesar de que estés soltero y no tengas descendencia, como las deudas, negocios con socios o incluso facilitar el pago de tus gastos funerarios.

2- Tienes un presupuesto ajustado

Con los altos niveles de inflación en el país (que en el mes de agosto tuvo una tasa interanual de 8.3%), es normal que todos los consumidores ajusten sus presupuestos y quieran priorizar sus gastos habitacionales, de vestimenta, de servicios públicos o incluso de alimentación antes que el pago de primas de un seguro de vida.

Por tanto, debes tener en cuenta qué tipo de seguro de vida te gustaría adquirir y si los pagos mensuales de las pólizas no desestabilizan tus finanzas personales. De hacerlo, quizás sea mejor evitar un seguro de vida hasta que generes mayores ingresos.

3- Ya te has encargado del futuro de tus seres queridos de otra forma

Un seguro de vida no es la única herramienta financiera que puede ayudarte a asegurar el futuro de tus seres queridos en el momento de tu fallecimiento.

También existen, por ejemplo, las cuentas de inversiones, las cuales, con una estrategia de inversión diversificada, podría generar retornos suficientes para garantizar las necesidades económicas de tus hijos o pareja en el caso de que ocurra una eventualidad como tu deceso.

Para determinar si necesitas o no un seguro de vida, así como sus ventajas, debes evaluar honestamente si tus familiares van a requerir apoyo una vez que hayas fallecido o si, más bien, pueden seguir adelante sin tu respaldo financiero.

También te puede interesar:

Seguro de salud del 2023: cómo aprovechar el período de inscripción abierta
Qué es el seguro de vida Gerber para proteger la vida de tu hijo y cómo funciona
10 cosas que debes saber acerca de los beneficios para sobrevivientes del Seguro Social