Un juez permitiría que presos excluidos en la Ley CARES pudieran cobrar el primero y segundo cheque de estímulo

Los reos suelen ser de la comunidad afroamericana, latina y de bajos ingresos

Un juez permitiría que presos excluidos en la Ley CARES pudieran cobrar el primero y segundo cheque de estímulo
Los presos elegibles para recibir el cheque de la Ley CARES ahora pueden cobrarlo y ayudar a su familia.
Foto: John Hain / Pixabay

Durante todos estos meses desde que se avaló la Ley de Ayuda, Alivio y Seguridad Económica por Coronavirus (CARES) son millones de personas en Estados Unidos que luchan por recibir un apoyo del gobierno quienes, a pesar de que carecen de recursos, no fueron elegibles para recibir el primer cheque. Entre estos grupos, se encuentran las familias de los reos, quienes fueron excluidos al inicio. A finales de septiembre, un juez estipuló lo contrario y ahora los prisioneros y sus seres queridos podrían reclamar el primer cheque y esperan que esto mismo pueda surgir cuando se avale un segundo pago de estímulo.

Luego de que el IRS señaló que los prisioneros no eran elegibles para recibir un cheque de la Ley CARES y que en junio se les solicitó la devolución a todos aquellos que lo recibieron por error, tal como lo reportó Newsweek, comenzaron a levantarse protestas en contra de estas peticiones. Las voces se alzaron con más fuerza cuando salió a relucir que había familias de personas fallecidas que habían recibido cheques de $1,200 dólares, mientras se dejaba desamparados a los seres queridos de reclusos que, a pesar de estar encerrados, enviaban pagos de manutención a sus seres queridos.

En esos momentos, la única excepción radicaba en que si el pago era por contribuyentes en conjunto, se podía conservar el pago aunque uno de los cónyuges estuviera en prisión antes o durante esta pandemia.

Sin embargo, el 24 de septiembre de 2020 la jueza del Tribunal de Distrito de EE.UU., Phyllis Hamilton, emitió una orden que incluía un requisito para que el IRS y el Departamento del Tesoro dejaran de retener cheques de estímulo a los prisioneros, únicamente sobre la base de su estado de encarcelamiento.

En el fallo se establece que “Dentro de los 30 días, los acusados reconsiderarán los pagos de reembolso por adelantado a aquellos que tienen derecho a dicho pago con base en la información disponible en los registros del IRS (es decir, declaraciones de impuestos de 2018 o 2019), pero a quienes hasta ahora se les han retenido los beneficios, interceptados o devueltos basándose únicamente en su estado de encarcelamiento. Dentro de los 30 días, los acusados ​​deberán reconsiderar cualquier reclamo presentado a través del portal en línea ‘No declarante’ (Non-filers) o de otro modo que fue previamente denegado únicamente sobre la base del estado de encarcelamiento del reclamante (…) Dentro de los 45 días, los acusados ​​presentarán una declaración confirmando que estos pasos se han implementado, incluyendo datos sobre el número y monto de los beneficios desembolsados”.

Se estima que las órdenes del juez podrían brindar alivio a más de 80,000 personas encarceladas que colectivamente deberían recibir más de $100 millones en cheques de estímulo. La población elegible para el pago puede ser incluso mayor, ya que la demanda alega que más de 1.4 millones de personas se han visto afectadas por la denegación del pago por parte del IRS a prisioneros y reclusos. En cuanto a su elegibilidad para un próximo paquete de estímulo queda a disposición de que el Congreso avale pronto un segundo cheque y revisar si tiene los mismos criterios recientemente impugnados por la jueza Hamilton.

“No hay nada en la Ley CARES que otorgue autoridad al IRS para decidir que las personas encarceladas no son elegibles para recibir cheques de estímulo”, dijo el Senador Sherrod Brown (D-Ohio), hablando con Forbes. “Los reclusos, que son desproporcionadamente personas de color y de comunidades de bajos ingresos: ya sufren de falta de recursos y una mayor exposición al covid-19 debido a la respuesta fallida al virus por parte del sistema penitenciario. Las personas encarceladas y sus familias necesitan más ayuda durante esta pandemia, no más castigos indebidos”, sentenció el Senador.

Recientemente, el IRS anunció la ampliación de la fecha límite para aquellas personas que no estaban obligadas a hacer alguna declaración de impuestos pasándola del día 15 de octubre al 21 de noviembre, tal como lo informamos aquí en Solo Dinero.

Si requieres de mayor información, asesoramiento o cualquier dato sobre cómo un recluso o su familia pueden recibir el cheque de estímulo, puedes acercarte al bufete de abogados Lier Cabraser recomendado por AS.

También te puede interesar: