Unidad de los republicanos se tambalea por falta de acuerdo económico

McConnell tiene que resolver antes de las elecciones del 3 de noviembre un proyecto de ley para atender las consecuencias del coronavirus y la nominación de la jueza Amy Coney Barrett a la Corte Suprema

Unidad de los republicanos se tambalea por falta de acuerdo económico
Estupefacto. Mitch McConnell enfrenta las presiones de la Casa Blanca y los senadores de su partido.
Foto: Chip Somodevilla/ / Getty Images

El líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell tiene como objetivo unificar sus correligionarios antes de las elecciones en medio de divisiones cada vez más serias entre el presidente Trump y los senadores republicanos.

McConnell tiene que sacar adelante dos grandes temas de la agenda antes de las elecciones del 3 de noviembre: un proyecto de ley para atender las consecuencias del coronavirus y la nominación de la jueza Amy Coney Barrett a la Corte Suprema, publicó este martes The Hill.

En el tema del paquete de estímulo, McConnell tiene que darle a sus senadores algo que promocionar ante sus electores en sus estados de origen, permitirle a los republicanos establecer un contraste con los demócratas y pintarlos como obstruccionistas en el tema de la pandemia mientras la campaña avanza hacia sus últimas dos semanas.

“Creemos que es un proyecto de ley que representa las opiniones de los republicanos y los demócratas nos están atacando a los republicanos por no hacer algo con este coronavirus ”, dijo el senador John Thune, el segundo al mando de los republicanos.

McConnell tiene legisladores que luchan por su vida política en estados difíciles que claman públicamente por otro paquete más grande de los $500 billones que el Senado votará esta semana. La senadora Susan Collins dijo que esos fondos “no son suficientes”, pero indicó que apoyaría el paquete como punto de partida.

“Creo que votaría por cualquier cosa para iniciar las negociaciones. … Necesitamos poner en marcha las negociaciones para brindar alivio a las familias estadounidenses y a los proveedores de atención médica en los municipios y escuelas”, dijo Collins durante un debate a fines de la semana pasada contra la candidata demócrata al Senado Sara Gideon.

La cámara votará este martes un proyecto de ley del Programa de Protección de Cheques de Pago (PPP) para que las empresas obtengan ayuda del gobierno para sobrevivir a la pandemia.

El miércoles, el Senado votará una propuesta para alivio del coronavirus reducida, de aproximadamente $500 billones de dólares. La propuesta del Partido Republicano incluye un beneficio federal por desempleo, otra ronda de ayuda de PPP para pequeñas empresas, $100 billones para escuelas y dinero nuevo para pruebas de detección de coronavirus, rastreo de contratos e investigación y distribución de vacunas.

“El Senado va a votar. Veremos si nuestros colegas demócratas están de acuerdo en que las familias no merecen nada más que algo o si están dispuestos a permitir que el Senado haga leyes en las grandes áreas en las que ni siquiera estamos en desacuerdo ”, dijo McConnell.

“La propuesta republicana era inaceptable hace un mes. Sigue siendo inaceptable ahora que la crisis ha empeorado aún más”, dijo el líder de la minoría del Senado, Charles Schumer.

Actualmente, la administración Trump negocia un acuerdo de alivio del coronavirus de entre $1.8 y $2.2 trillones con los demócratas de la Cámara.

McConnell se ha mostrado tranquilo con el monto más alto, sin comprometerse explícitamente a someter a votación un acuerdo entre la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.) Y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

“Ahí es donde la administración está dispuesta a ir. Mis miembros piensan que medio billón de dólares, altamente focalizados, es la mejor manera de hacerlo “, dijo McConnell a los periodistas en Kentucky a fines de la semana pasada.