¿Vendo o me mantengo? Cómo las elecciones en Estados Unidos impactan en el mercado financiero y las inversiones

Siempre reflexiona antes de realizar cualquier movimiento de inversión

¿Vendo o me mantengo? Cómo las elecciones en Estados Unidos impactan en el mercado financiero y las inversiones
La próxima elección presidencial de Estados Unidos podría cambiar apoyo de estímulo de manera significativa.
Foto: Conolan / Pixabay

Luego del primer debate presidencial entre el mandatario Donald Trump y el candidato demócrata Joe Biden, como siempre sucede con el proceso de elecciones, la economía de Estados Unidos se cimbra, los mercados se mueven de un lado a otro y puede parecer que las inversiones que realices estén en constante riesgo, aún más si a esto le sumamos la presencia del coronavirus lo que provocaría una votación inédita.

Si en estos tiempos, como cada cuatro años, revisas los análisis electorales y bursátiles, te podrás dar cuenta cómo la volatilidad política genera lo mismo en los mercados. La retórica, la incertidumbre, los ataques, movimientos sociales y cualquier asunto que tenga que ver con elegir a un presidente provoca que cualquier tipo de inversión pueda moverse para arriba o para abajo, lo que a su vez causa más inquietudes entre las personas que tienen metido su dinero en la bolsa o en un negocio.

Pero todo este proceso de unos meses, desde las preelecciones partidistas hasta seleccionar al ganador presidencial, es un fenómeno temporal. Cualquier movimiento económico que surja en el país, o incluso en el mundo, es momentáneo. Y no debes olvidar que cualquier inversión que realices, se mueva para bien o para mal, es una forma de hacer crecer tu dinero a largo plazo, por lo que más que enfocarte en la volatilidad actual, debes estar consciente del rendimiento que te dará con el pasar del tiempo.

Northwestern Mutual explica: durante periodos largos de tiempo, la economía de EE.UU. se expande a una tasa de crecimiento de tendencia natural; considéralo como el límite de velocidad. Sin embargo, la economía no avanza a una velocidad constante de un año a otro. Se desplaza a través de períodos de expansiones seguidas de contracciones, a veces corriendo muy por encima de su límite de velocidad o navegando muy por debajo de él. Este movimiento en torno a su tendencia a largo plazo, o límite de velocidad, se conoce como ciclo económico (un solo ciclo contiene un auge y una caída), y la historia muestra que este es un proceso natural e inevitable.

Tomar esto en cuenta durante un proceso de elecciones es vital. Cualquier proceso electoral es un manejo de emociones constantes que se pueden ver exacerbadas cuando se tocan los temas de dinero. Sí, es cierto que quede un candidato u otro, la economía y los índices del mercado se pueden balancear para distintos lados, pero eso jamás va a ser primordial para indicar si una inversión tiene o no potencial. Y muchas de las decisiones basadas en emociones de temor o euforia pueden resultar más que equivocadas. Imagínate si cada cuatro años tuvieras que mover tus inversiones con base en tal o cual candidato, entonces tu dinero jamás crecería constantemente.

Entonces, en conclusión, cualquier movimiento hacia arriba o hacia abajo durante las elecciones e incluso posterior a ellas mientras el mandatario comienza a trabajar y ese esfuerzo se refleje en la sociedad, es algo momentáneo. Asimismo, debes controlar tus emociones para nunca tomar decisiones precipitadas sobre vender o mantenerte. Si quieres sentirte seguro en el mundo de las inversiones, jamás pongas todo tu dinero en una sola. Diversifica para evitar en la medida de lo posible los movimientos radicales, porque eso puede generar que pierdas más dinero, incluso que la elección de un presidente.

También te puede interesar: