VinFast, el fabricante de autos de Vietnam que quiere revolucionar la venta de vehículos eléctricos

Crear una compañía fabricante de autos y posicionarla como un competidor global en solo 5 años es algo que suena imposible, pero eso es precisamente lo que está demostrando la marca vietnamita que llegará a Estados Unidos con su primer SUV tan pronto como finales de 2022

El VinFast VF8 será el primer modelo del fabricante vietnamita que llegará al marcado de Estados Unidos, tan pronto como a finales de 2022.
El VinFast VF8 será el primer modelo del fabricante vietnamita que llegará al marcado de Estados Unidos, tan pronto como a finales de 2022.
Foto: Javier Mota / Cortesía

Durante una semana de visita a Vietnam, nadie nos pudo confirmar la versión oficial sobre cómo fue que se creó VinFast, la división de movilidad -autos, SUVs, camiones y scooters-, del conglomerado VinGroup. Pero si se analiza la historia del fundador y CEO, Pham Nhat Vuong, lo más probable es que en algún momento alrededor de 2015 vio la oportunidad de un negocio global y aceleró a fondo para lograr su objetivo.

En septiembre de 2017, tras apenas 21 meses de construcción, Nhat Vuong inauguró un complejo industrial de más de 830 acres que incluye la primera planta ensambladora de VinFast, sobre lo que antes era un pantano cerca del puerto de Hai Phong, en las afueras de Hanoi, para la producción de los primeros tres vehículos de la marca.

La planta ensambladora, que cuenta con la maquinaria y tecnología más avanzada del mundo, tiene capacidad para producir 250,000 vehículos, 3,000 autobuses eléctricos y 250,000 scooters eléctricos al año. Pero pronto se ampliará para llegar a 950,000 unidades anuales.

Durante nuestra visita, la planta estaba terminando la producción de los últimos 1,000 sedanes, SUV´s y hatchbacks con motor de combustión interna de gasolina, para dedicarse exclusivamente a fabricar vehículos eléctricos, comenzando con el sedan VinFast e34 y los SUVs VF7 (compacto), VF8 (mediano) y VF9 (grande de 3 filas de asientos). Estos dos últimos son los que llegarán al mercado de Estados Unidos, Canadá y Europa, en los próximos meses. Más adelante, en 2023 y 2024, llegarán versiones aún compactas para el mercado local VinFast VG6 y VinFast VF 5.

VinFast ya abrió sus primeros 6 estudios en California y espera sumar más hasta llegar a 30 antes de finales de 2022.

En diciembre pasado, VinFast también comenzó la construcción de una planta de baterías a unas 190 millas de distancia en Ha Tinh, que tendrá capacidad para producir hasta 100,000 paquetes de baterías al año inicialmente, y más adelante espera expandirla con un socio estratégico para producir también celdas de batería y aumentar la capacidad a 1 millón de paquetes al año.

Al mismo tiempo, VinFast está avanzando rápidamente en la investigación y desarrollo de baterías avanzadas de silicio y estado sólido, que son más estables y tienen más densidad y capacidad que las de iones litio líqudos.

Y por si todo eso fuera poco, la marca comenzará este año la construcción de su primera planta en Estados Unidos (Raleigh, North Carolina), donde invertirá inicialmente $2,000 millones de dólares para producir unos 150,000 vehículos al año, con una fuerza laboral de alrededor de 5,000 nuevos puestos de trabajo.

En una segunda fase, la compañía vietnamita duplicará la inversión hasta $4,000 millones y creará otros 2,500 puestos de trabajo, para producir sus propias baterías a partir del verano de 2024.

Crecimiento sobre bases sólidas

La velocidad con que la que VinFast -cuyas siglas son una feliz “coincidencia” de la traducción del vietnamita al inglés de seguridad, creatividad y espítitu innovador-, ha sorprendido a toda la industria automotriz, tomando en cuenta que durante la última década decenas de nuevas firmas -principalmente chinas-, han anunciado grandes planes para llegar el mercado de Estados Unidos, solo para cancelarlos más adelante.

La diferencia es que VinFast no es una “start-up” como el resto, sino parte de Vingroup el conglomerado privado más grande de Vietnam y uno de los principales grupos económicos privados multisectoriales del sureste asiático.

El grupo, que empezó operaciones en 1993, se centra en tres pilares fundamentales, que incluyen: tecnología e industria, comercio y servicios, y las empresas social. Por sus ingresos, VinGroup representa alrededor del 2.2% del producto interno bruto (PIB) de Vietnam, con una capitalización total casi $39,000 millones de dólares (al 31 de diciembre de 2021) tan solo en las 3 empresas que cotizan en bolsa: VinGroup, Vinhomes y Vincom Retail.

Por lo tanto, VinFast no tiene los problemas de capital de otras marcas que arrancan de cero y además cuenta con un sólido respaldo del gobierno vietnamita para todos sus emprendimientos.

A principios de la década de 2000, VinGroup inició operaciones en Vietnam y pronto se convirtió en líder multisectorial con operaciones que abarcan,casi todos los aspectos de la vida, desde bienes raíces residenciales (VinHomes), bienes raíces minoristas (Vincom Retail), turismo (VinPearl y VinWonders), Salud (VinMec), Educación (VinUni & Vinschool), Industria (VinFast, VinES) y Tecnología (VinAI, Vin Bigdata, VinBrain, VinCSS, VinHMS).

El presidente de Vingroup es el primer millonario vietnamita incluido en el ranking mundial de la revista Forbes (desde 2013) con una fortuna personal que se estima actualmente en $7,500 millones de dólares, con lo que ocupa el puesto No. 1 en Vietnam y 344 en el mundo, según Forbes.

Una estrategia diferente: pagar la batería por separado

Gracias a todos estos antecedentes, VinFast parece estar en mejor posición que otros nuevos fabricantes de autos. Pero para alcanzar el éxito en Estados Unidos deberá superar varios obstáculos que van desde las referencias de Vietnam para una buena parte de la población que todavía recuerda la guerra que terminó en 1975, el hecho de que se trata de una compañía hasta hace poco desconocida y, sobre todo, su peculiar estrategia para vender u ofrecer el vehículo en lease con un contrato separado para el uso de la batería.

La primera impresión es que el peculiar modelo de negocio es complicado. Pero en la práctica tiene más beneficios para los consumidores en comparación con el resto de las marcas tradicionales, ya que a largo plazo los clientes son los beneficiarios, ya que ahorrarán costos al comprar o alquilar el verdadero uso necesario y cuando VinFast reemplace la batería de forma gratuita, una vez que cumpla su ciclo de uso.

La realidad es que no hace falta comprar más batería (o millas) de las que en realidad se necesitan.

El plan de arrendamiento de baterías de VinFast arranca a partir de $33 dólares al mes, con límite mensual de 310 millas, muy por debajo del promedio de lo que muchas personas conducen habitualmente en Estados Unidos. Superar este límite tiene un costo adicional de 11 centavos por milla adicional. VinFast también ofrece un arrendamiento de batería de kilometraje ilimitado por $110 por mes.

Aunque suena complicado de entrada, tiene sus ventajas y se puede comparar con los consumidores que compran el iPhone más reciente en cuanto se anuncia, con la opción de mayor memoria interna, y luego pagan una cuota mensual para subir su contenido a la nube, cuando en realidad son muy pocos los que acumulan tanto contenido en sus dispositivos.

El VinFast VF8

En cuanto a la calidad de sus vehículos, tras la primera y muy breve prueba que realizamos en Vietnam con la VinFast VF8, podemos asegurar que se trata de un vehículo con buena calidad de fabricación y materiales, excelente tecnología y buen diseño.

Aunque tiene muchos componentes de tecnología BMW, no se trata de un modelo de lujo, sino de uno que competirá en un rango de precios que arranca alrededor de los $40,000 dólares.

Equipado con una batería Samsung de 90 kWh de Samsung, el VinFast VF8 tiene un rango máximo de 292 millas.

Acelera de 0 a 60 millas por hora en tan solo 5.3 segundos, aproximadamente un segundo más rápido que su hermano mayor. Al igual que el VF 9, el VinFast VF 8 cuenta con un tren motriz eléctrico de tracción total con motores eléctricos delanteros y traseros y un baúl delantero. Los motores son los mismos en ambos vehículos, con una potencia combinada de 402 caballos de fuerza y 472 libras-pie de torque.

VinFast_VF8_20å23_TestDrive
VinGroup, la empresa matriz que creó la división automotriz VinFast, invitó a más de 200 personas de Estados Unidos y Canadá a visitar sus instalaciones en Vietnam y probar sus vehículos eléctricos. Foto: Cortesía: VinFast.

El modelo VF8 Eco que probamos -existe otro llamado Plus con asientos de piel y sunroof, entre otras diferencias cosméticas-, definitivamente necesita todavía algunos ajustes: la aceleración se sintió muy por debajo de los estándares de los SUV eléctricos medianos que ya están a la venta en Estados Unidos –Ford Mustang Mach-e, Volkswagen ID.4, Hyundai IONIQ5 y Kia EV6, entre otros-, la dirección es muy liviana y el sistema de regeneración de energía, que tiene dos niveles, necesita ajustes para hacer sentir una diferencia real.

Para solucionar estos problemas, VinFast está en un verdadero frenesí de contratación de talento de ingeniería, diseño, estrategia, producción y control de calidad en todo el mundo, y ya ha reclutado a cientos de ex empleados de marcas como BMW, Merdeces-Benz, Ford Motor Company y los grupos Hyundai y Stellantis.

Y a juzgar por los antecedentes, solidez financiera y éxitos del fundador de VinGroup, Nhat Vuong, y la CEO, de VinFast, Thu Thuy, el futuro parece muy promisorio.

Ajustar el tiempo de aceleración de 0 a 60 millas por hora no debe ser un problema imposible de resolver.

· Leer más: VinFast, la marca de autos vietnamita que pronto llegará a Estados Unidos