10 cosas que debes saber antes de obtener tu primera tarjeta de crédito

Entender cómo funciona una tarjeta de crédito es primordial cuando quieres dar tu primer paso en su uso

10 cosas que debes saber antes de obtener tu primera tarjeta de crédito
Mastercard ingresa al mundo de la criptomoneda para garantizar las transacciones de sus clientes.
Foto: Alina Kuptsova / Pixabay

En Estados Unidos aún existen millones de personas que temen afectar sus finanzas con el uso de una tarjeta de crédito, a pesar de que hay otro grupo que disfruta de sus beneficios sin endeudarse de más y cumpliendo sus sueños financieros.

Si quieres dar el paso de obtener tu primera tarjeta de crédito, nerdwallet señala que hay 10 cosas que debes saber sobre sus características y funcionamiento para que te animes a ingresar al universo financiero que ofrece el país y el mundo.

1. Tu primera tarjeta de crédito es primordial para tu historial

Ésta es una de las principales razones por las cuales muchas personas temen adquirir una tarjeta de crédito, sin embargo, no se ponen a pensar que así como puedes empeorarlo irresponsablemente, puedes construir un historial y puntaje de crédito excelentes que te permitan acceder a préstamos personales, de auto e hipotecarios con cantidades más elevadas. Pagos puntuales y el tipo de uso que le dediques son primordiales para que tu crédito crezca.

2. Una tarjeta de crédito asegurada es una buena opción

Obtener una primera tarjeta de crédito puede no ser tan fácil y generar dudas a las entidades financieras, pero también existe la opción de la tarjeta de crédito asegurada la cual permite tener un mayor control de tus finanzas e ingresar al mundo del crédito con mayor seguridad.

Las tarjetas de crédito aseguradas tienen la característica de que necesitas realizar un depósito en efectivo, usualmente entre $200 y $500 dólares, que fungen también como un límite de crédito y con el que la institución financiera se protege en el llegado caso de que no cumplas con tus pagos.

Es importante que sepas que si dejas que tu deuda se pague por medio de tu depósito, entonces nunca vas a generar confianza y tu puntaje e historial crediticio también se puede ver afectado porque supone que no sabes manejar el crédito ni tus deudas.

3. Entiende las tarifas

Legalmente, los emisores de tarjetas de crédito deben hacer públicas sus tasas de interés y tarifas para sus consumidores. Las tarifas que suelen manejar las diferentes opciones de tarjetas en el mercado son:

  • Tarifa anual: es una tarifa fija que suele cobrarse anualmente al tarjetahabiente.
  • APR: es la tasa de porcentaje anual. Es la tasa de interés que el cliente pagará en los saldos que tenga de mes a mes.
  • Tasas de transacción en el extranjero: son tasas cobradas que se aplican para compras realizadas fuera de los EE.UU.
  • Cargos por pago: es una multa que se cobra cuando pagas tarde o no logras solventar ni siquiera el pago mínimo estipulado por tus deudas.

4. Hay tarifas evitables

Aunque no puedas evitar las tarifas en todas las tarjetas de crédito, es bueno contemplar esta información para que preguntes a tu emisor sobre si es posible que tengas algunas de las siguientes opciones:

  • Algunas no cobran tarifas anuales
  • Los cargos por pagos atrasados no se presentan con pago mínimo u oportuno
  • Existen emisores que no cobran tarifas de transacción en el extranjero
  • Evita las transferencias de saldo y adelantos en efectivo en tarjetas de crédito
  • La gran mayoría de las ofertas en el mercado ya no tienen tarifas cuando excedes el límite de crédito

5. Paga más del mínimo

Si vas a comenzar por este camino financiero, debes tener claro que siempre deberías pagar más del mínimo. ¿Por qué debería hacerlo? Porque los estados de cuenta manejan una cantidad para apoyarte en tus pagos financieros y garantizar que con esa cifra puedas pagar la deuda, así pasen muchos años y hayas pagado demasiados intereses por el pasar del tiempo.

El mínimo generalmente cubre los intereses y cargos del mes pasado (si corresponde) y solo una pequeña cantidad del saldo subyacente, tal como lo asegura nerdwallet. Pagar más del mínimo lleva capital a tu saldo y no a los intereses, lo que genera que pagues tu deuda en menos tiempo y, por ende, pagues menos intereses.

6. El interés es evitable

Sin importar de cuanto ascienda el APR de tu tarjeta de crédito, podrías no pagar ni un centavo en interés. ¿Cómo? Pagando la factura en su totalidad todos los meses. A esto se le denomina el periodo de gracia de tu tarjeta. Después de pagar tu factura en su totalidad, los intereses no se acumulan en nuevas compras hasta la próxima fecha de vencimiento.

Entonces, cuando no pagas la totalidad de tu factura, es decir, si transfieres una parte de tu saldo al próximo mes, no sólo pagas los intereses sobre ese saldo acumulado, sino que comienza a devengarse el interés en tus nuevas compras de manera inmediata. Así es como si no cuidas tus compras, tu deuda puede ampliarse a números inimaginables.

7. Pagar tarde puede convertirse en una pesadilla

Estos son los altos costos que puedes acumular en una deuda, por muy pequeña que ésta sea:

  • Cargos por pagos atrasados: como se mencionó, existen multas por retrasarte en tus pagos.
  • APR de penalización: aunque no todas las tarjetas lo tienen, las que sí pueden aumentar tu tasa de interés al 30% o más para nuevas transacciones.
  • Dañas tu crédito: puede que un día de retraso no te afecte, pero si eso se acumula a 30 o más días de retraso, ten seguro que tu informe y puntaje de crédito se mermará.

8. No te acerques a tu límite de crédito

Las tarjetas de crédito tienen una cantidad límite para prestarte. Por ejemplo, en una tarjeta con un límite de $2,000 dólares, utilizar tu plástico por una cifra de $1,500 o cada vez más cercana a esa cantidad, comienza a funcionar como una alerta para tu informe y puedes reducir tu puntaje de crédito.

Nerdwallet sugiere que trates de usar menos del 30% de tu límite en todo momento para que tu puntaje de crédito siempre se mantenga sano y confiable para los ojos del resto de los prestamistas.

9. Las mejores tarjetas no son para principiantes

Grandes recompensas, reembolsos, intereses bajos, bonos de registro o periodos de interés del 0% son algunos de los jugosos beneficios a los que debemos hacerte ver que no podrás acceder de principio. Pero si comienzas a manejar una tarjeta de crédito tal como lo señalamos en los puntos anteriores, pronto podrás aspirar a este tipo de atractivas promociones.

10. Si te rechazan, sabrás porqué

La ley federal requiere que los emisores de tarjetas te envíen una explicación de su decisión, llamada adverse action notice (aviso de acción adversa), donde te señalarán las razones por las cuales no fuiste aceptado, entre las que pueden estar tener un ingreso demasiado bajo, no tener un historial crediticio o no cumplir con otro requisito para ellos. Tener esta aclaración te permitirá saber cómo moverte para que pronto puedas aplicar por tu primera tarjeta de crédito.

También te puede interesar: