¿Puedo tener una tarjeta de crédito en Estados Unidos si soy inmigrante?

Es importante que veas la opción que más se acomode a tus posibilidades

¿Puedo tener una tarjeta de crédito en Estados Unidos si soy inmigrante?
Ser inmigrante no te impide disfrutar de una tarjeta de crédito y comenzar tu historial en Estados Unidos.
Foto: Andrea Piacquadio / Pexels

Si eres inmigrante, sí puedes tener una tarjeta de crédito en Estados Unidos. Para ello, te explicamos cómo puedes aplicar por alguna de estas opciones.

Si no tienes seguro social, el Número de Identificación Personal del Contribuyente (ITIN) es una de las herramientas que te permiten obtener una tarjeta de crédito en algunas instituciones financieras como Capital One o American Express.

Tal como lo señala nerdwallet, el proceso para solicitar una tarjeta de crédito puede ser complicado debido a que no cuentas con un historial dentro del país, sin embargo, no es imposible. Al final, tener una tarjeta de crédito te ayudará precisamente a que tu puntaje de crédito se refleje y puedas aspirar a otro tipo de préstamos.

Los tipos de tarjetas de crédito más comunes a las que puedes aplicar son:

1. Tarjeta de tienda departamental

Las tiendas de departamento son una excelente oportunidad para comenzar a generar historial crediticio dentro de Estados Unidos. En su mayoría son fáciles de adquirir y obtienes grandes beneficios en compras dentro de cualquier sucursal de la compañía donde la sacaste.

Waltmart ofrece tarjetas de crédito sin cuotas anuales, mientras Target te garantiza envíos gratis en algunos productos. Te recomendamos empezar con estas opciones, aunque debes considerar sus intereses que pueden fluctuar entre 18.15% y 24.15%.

2. Tarjeta de crédito asegurada (secured credit card)

El portal Immigrant Finance resalta que esta es una excelente opción para tener una tarjeta de crédito para aquellos recién llegados al país y que deben construir su historial crediticio.

Una tarjeta de crédito asegurada es aquella donde el emisor te otorga el plástico una vez que realizas un depósito por una cierta cantidad establecida por la institución financiera que sirve de garantía y fijan un límite de gasto.

Eso sí, debes asegurarte con tu emisor que realicen reportes de tu historial a alguna agencia de crédito para poder construir tu puntaje. No todos lo hacen.

3. Encontrar un codeudor

Aquí nos encontramos con dos opciones, donde necesitarías la ayuda de una amigo o familiar que tenga más tiempo en EE.UU.:

La primera propuesta que Nerdwallet comparte señala la posibilidad de encontrar una tarjeta de crédito donde ambos firmen el uso de la tarjeta. Un cofirmante es alguien que acepta ser responsable de la deuda si no la pagas.

La otra opción, propuesta por La Opinión, es la de ser una persona autorizada para el uso de una tarjeta de crédito sacada por alguien más. Este crédito es pagado exclusivamente por su titular, pero puede beneficiarte a ir generando un poco de historial como parte de los usuarios. Sin embargo, si esa persona falla en sus pagos, afecta tu puntaje de crédito.

Recuerda que el historial de crédito te va a ayudar a conseguir otro tipo de préstamos con el pasar del tiempo como lo es para comprar un automóvil o la hipoteca de una casa.

Por último, cumple con los siguientes requisitos:

  • Ser mayor de 21 años de edad.
  • Tener una fuente de ingresos.
  • Seguro social (o ITIN, en su defecto).
  • Pasaporte.

También te puede interesar: