5 cosas que debes hacer si perdiste tu empleo para no quedarte sin dinero

Es importante que tu ánimo no decaiga y menos durante esta pandemia para saber qué hacer

5 cosas que debes hacer si perdiste tu empleo para no quedarte sin dinero
Muchos jóvenes se han quedado sin trabajo y son los que menos experiencia tienen para saber cómo recuperarse.
Foto: Ahmad Gunnaivi / Unsplash

A poco más de seis meses de pandemia de coronavirus y con ciertas industrias abriendo tímidamente, continúa la pérdida de empleo, recrudeciendo el daño económico de los ya de por sí afectados sectores productivos del país en energía, entretenimiento, hotelería, entre otros.

Si eres uno de los millones de estadounidenses que han perdido su trabajo, te decimos las 5 cosas que debes contemplar hacer para no sufrir financieramente. Si aún mantienes tu empleo, esto también te va a interesar, porque ahorita nadie puede descartarse como el siguiente en engrosar las listas del desempleo.

1. Solicita beneficios por desempleo y otros programas de ayuda

El cheque de estímulo ha sido un beneficio que ha dado un respiro a millones, aunque aún no todos lo han cobrado. Sin embargo, también puedes revisar si puedes calificar para otro tipo de programas en lo que encuentras trabajo.

En CareerOneStop.org puedes obtener actualizaciones sobre el desempleo y enlaces al sitio web del seguro de desempleo de tu estado.

Si crees que estás en peligro de desalojo, revisa en Solo Dinero cómo puedes defenderte o a qué tipo de asistencia puedes aplicar. Si estás en problemas con alguna deuda, comunícate con tu prestamista para saber si ellos tienen un programa por COVID-19 o la manera de negociar tu deuda sin que salgas tan afectado.

2. Ten seguro médico

Si te despidieron, lo más probable es que también hayas perdido tu seguro médico. Pero aún puedes mantener la cobertura patrocinada por tu empleador a través del programa federal llamado COBRA, el cual te va a permitir mantener los beneficios de salud hasta por 18 meses.

Este seguro médico puede cubrirte a ti y a tu cónyuge hasta por tres años. Sin embargo, debes contemplar que tú lo tienes que pagar, y que podría tener una tarifa más elevada de lo que pagabas como empleado.

Es posible que puedas encontrar una póliza de seguro de salud con deducibles altos de menor costo a través de tu estado o el intercambio federal de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio en healthcare.gov.

3. Debes presupuestar ahora más que nunca

Si cuando trabajabas no lo hacías, ahora no puedes darte el lujo de ignorarlo. Agrupa tus gastos de manutención en dos grupos: “es necesario tener” y “es bueno tener”. Contempla como necesarios el pago de alimentación, servicios, vivienda y deudas, de ser posible, y deja de lado los gastos que serían buenos. Entre más recortes gastos, mejor apoyarás tus sensibles finanzas ante la pérdida de empleo.

Si ya tenías el hábito del ahorro (o aunque no lo tengas), procura nunca sacrificar ese rubro y sigue haciendo tu aportación regular. Si no puedes, trata de aportar un equivalente a lo que tienes; pero jamás dejes de ahorrar.

4. Evita tomar dinero de tus cuentas de jubilación

Aunque actualmente esté permitido realizar este movimiento sin las multas usuales, te recomendamos no hacerlo.

Si bien es posible que no puedas aportar a tu 401(k) o IRA con la misma cantidad y regularidad con lo que lo hacías cuando trabajabas, todavía puedes contribuir a ellas de manera independiente. Si no puedes hacerlo, por lo menos no te restes fondos que ya no podrás recuperar.

Nuevamente, el acceso a tu dinero para la jubilación debe hacerse sólo en una emergencia grave. “Si bien las circunstancias actuales pueden ser difíciles, aconsejaría a cualquiera que evite poner en peligro su futura jubilación a menos que sea absolutamente necesario”, aconsejó para CNBC la planificadora financiera certificada Carrie Schwab-Pomerantz, presidenta de la Fundación Charles Schwab. “Puede que no aprecies todas las consecuencias (de tomar tu dinero de la cuenta de jubilación) hasta mucho más tarde”.

5. Evalúa tus opciones laborales

Cuando pierdes un empleo, siempre velo como una nueva oportunidad para buscar el trabajo que deseas, incluso aunque no sea parte de la misma industria de la que vienes.

También es un excelente momento para aprender nuevas habilidades o ampliar tus conocimientos. A pesar de la pandemia, se han realizado muchos cursos en línea gratuitos que podrían ir acorde a tus intereses. De hecho, tú mismo podrías ser quien imparta algún taller sobre tus conocimientos.

Si quieres trabajar como freelance, consulta las plataformas en línea como Fiverr , Upwork y People Per Hour, que te permitirán convertirte en autónomo en función de las habilidades que tengas.

También te puede interesar: