Aumentan prestaciones alimenticias para el programa federal SNAP

El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos destinará un presupuesto de $3,500 millones de dólares a los hogares para incrementar en un 15% las aportaciones al Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria

Aumentan prestaciones alimenticias para el programa federal SNAP
El aumento del beneficio se traduce en $28 dólares mensuales por persona.
Foto: Scott Heins / Getty Images

El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos dio a conocer que aumentará un 15% los beneficios del llamado Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP, por sus siglas en inglés) al menos hasta septiembre de 2021, con lo que destinará alrededor de $3,500 millones de dólares a los hogares que siguen enfrentando la crisis alimentaria en los Estados Unidos en las últimas décadas a causa de los impactos negativos ocasionados por la pandemia de COVID-19.

En la primera semana de su administración, el presidente Joe Biden firmó una orden ejecutiva encaminada al aumento de los beneficios en la asistencia de alimentos, por lo que el recurso se desprende del Plan de Rescate Americano, el cual invierte recursos federales con el propósito de mitigar el hambre en el país y proporcionar un apoyo adicional a las comunidades más vulnerables y con mayores afectaciones por los efectos secundarios provocados por el coronavirus.

El incremento del 15% se ve reflejado en $28 dólares adicionales por persona al mes o incluso más de $100 dólares mensuales para un hogar con cuatro integrantes, a través de las tarjetas de Transferencia Electrónica de Beneficios (EBT). “No podemos quedarnos de brazos cruzados viendo cómo crece la inseguridad alimentaria en Estados Unidos”, dijo el secretario de Agricultura, Tom Vilsack. “El Plan de Rescate Americano aporta ayuda a los más perjudicados por la pandemia. Aumenta las prestaciones del SNAP para que los hogares puedan permitirse poner comida en la mesa”, agregó.

Te puede interesar: ·Qué ayudas existen en los Estados Unidos para renovar la vivienda

Asimismo, hace apenas unos días, el propio USDA anunció que extenderá sus beneficios relacionados a las comidas gratuitas para los menores en Estados Unidos sin restricción de ingresos y a través de los centros de comida de verano, lugares habilitados con el apoyo de organizaciones no gubernamentales, brindando alimentos gratuitos y nutritivos en ubicaciones céntricas como instituciones educativas, parques, centros comunitarios, iglesias o bibliotecas, al menos hasta que inicie el siguiente ciclo escolar.

Estos esfuerzos se suman al programa Farmers to Families Food Box, heredado por la administración del presidente Donald Trump y que al menos seguirá en vigencia hasta el 30 de abril luego de que en el mes de enero se anunciara una quinta ronda de apoyos con el objetivo de apoyar tanto a los agricultores que vieron reducidas sus ventas ante el colapso de la industria restaurantera y turística, como a las personas de menores recursos comprando alimentos frescos, lácteos y cárnicos de productores estadounidenses para ser distribuidos en cajas de 20 libras a bancos de alimentos, organizaciones comunitarias y sin fines de lucro que atienden a la población más necesitada.

Además del tercer cheque de estímulo aprobado por la Cámara de Representantes como parte del Plan de Rescate Estadounidense (ARP), el gobierno, el gobierno federal ha destinado apoyos inéditos, como el emprendido por la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) denominado Programa de Prestaciones de Emergencia de Banda Ancha, encaminado a brindar una ayuda de hasta $50 dólares mensuales para el pago de servicios de internet y recortar la brecha tecnológica con la población de menores ingresos.