Aunque el seguro para inquilinos podría cubrir daños por mordedura de perro, no aplica para todas las razas

Hay mascotas consideradas de riesgo que podrían provocarte un serio problema si no sabes cómo protegerte

Los perros son considerados los mejores amigos del hombre, pero también podrías perder dinero cuando te quiera proteger de alguien más
Los perros son considerados los mejores amigos del hombre, pero también podrías perder dinero cuando te quiera proteger de alguien más
Foto: Wade Austin Ellis / Unsplash

El seguro para inquilinos es un producto financiero que protege las pertenencias del arrendatario de una vivienda y cubre los costos por daños a terceros que pudieran suscitarse en algún accidente dentro de su hogar. Si tienes un perro de mascota y llega a morder a alguien, tu seguro también puede ayudarte a pagar los servicios médicos que requiera la persona. Pero antes debes confirmar que la raza de tu perro no es una excepción para tu compañía.

El 67% de los hogares en el país tienen una mascota y los perros representan el 63% de ellos, según el Instituto de Información de Seguros. Aproximadamente 4.5 millones de estadounidenses son mordidos por perros cada año y el costo promedio de una reclamación por mordedura de perro es de $44,760 dólares, de acuerdo con el mismo instituto.

Dentro de la cobertura de responsabilidad personal de tu póliza, las compañías ofrecen protección contra mordeduras de perro, sin embargo, esto depende del tamaño y la raza del perro. Antes de hacer tu contrato o realizar un reclamo, debes asegurarte de que tu mascota está cubierta dentro de tu póliza.

Los perros conocidos por ser agresivos, perros de ataque entrenados, perros machos sin castrar y perros con antecedentes de mordeduras generalmente están excluidos, según American Family Insurance.

De acuerdo con una encuesta de Everquote realizada a diferentes compañías de seguros, se aseguró que hay 10 razas principales con mayores probabilidades de ser excluidas de las pólizas de seguros para inquilinos:

1. Pitbull
2. Rottweiler
3. Chow chow
4. Presa Canario
5. Akita
6. Doberman pinscher
7. Híbridos de lobo
8. Mastín
9. Lobo
10. Pastor alemán

A pesar de que la gran mayoría de las compañías tienen este tipo de cláusulas, hay otras como State Farm que no se cuestiona el tipo de razas de perros cuando contratan un seguro para inquilinos porque “en las circunstancias adecuadas, cualquier perro puede morder, independientemente de la raza”.

También queda la opción de obtener una cobertura con un seguro de responsabilidad general. Este tipo de póliza te da una protección adicional y puede ser un anexo complementario para tu seguro de inquilino. Esto ocasiona un costo extra y varía según tu proveedor de seguros.

Finalmente, tras hacer todas las adecuaciones necesarias a tu póliza y asegurarte de que tienes la cobertura suficiente para cualquier tipo de raza, en el llegado caso de que tu perro muerda a alguien, tienes que hacer un reclamo de manera inmediata. Algunos estados tienen leyes que establecen que si un can muerde, el dueño es estrictamente responsable, sin importar si el animal fue provocado o no. Para evitar demandas, recárgate en tu aseguradora para que puedas cubrir cualquier costo derivado del incidente.

También te puede interesar: