Casa Blanca pone sobre la mesa un paquete de estímulo por $916 billones que incluye un segundo cheque de $600 dólares

La propuesta incluye un segundo cheque de estímulo de $600 para adultos, la mitad del pago incluido en la Ley CARES de marzo, y $1,200 para parejas, así como $600 por niño

Steven Mnuchin, secretario del Tesoro, presentó una nueva propuesta de la administración Trump.
Steven Mnuchin, secretario del Tesoro, presentó una nueva propuesta de la administración Trump.
Foto: Getty Images

La administración Trump ofreció un paquete de estímulo económico de $ 916 mil millones a los demócratas esta semana, tras casi medio año de negociaciones en Washington para aprobar otra ronda de ayuda de emergencia, informó el miércoles Fox Business.

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, hizo la oferta conjunta de la Casa Blanca, el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, y el líder republicano de la Cámara, Kevin McCarthy, a la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi, el martes por la tarde.

“Esta propuesta incluye dinero para los gobiernos estatales y locales y sólidas protecciones de responsabilidad para empresas, escuelas y universidades”, dijo Mnuchin en su declaración.

Esos temas han detenido las negociaciones durante meses: los republicanos sostienen que se necesita un escudo de responsabilidad para las empresas, algo inaceptable para los demócratas. Al mismo tiempo, los demócratas quieren incluir miles de millones en nuevos fondos para los gobiernos estatales y locales, que sus colegas republicanos han criticado como un “rescate estatal azul”.

Mnuchin ofreció detalles limitados, pero McCarthy le dijo a Bloomberg que la propuesta incluye un segundo cheque de estímulo de $600 para adultos, la mitad del pago incluido en la Ley CARES de marzo, y $1,200 para parejas, así como $600 por niño.

Los pagos en efectivo eliminarían, en parte, la propuesta de $300 dólares a la semana en beneficios federales de desempleo aumentados incluidos en la propuesta de $908 billones presentado la semana pasada por un grupo de senadores bipartidistas.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y el líder de la minoría del Senado, Chuck Schumer, que respaldaron el paquete de $908 billones de dólares, calificaron de “progreso” que McConnell accediera a respaldar la oferta de Munchin, pero dijeron que las negociaciones bipartidistas son el mejor camino hacia un acuerdo.

“Los miembros de la Cámara y el Senado han estado involucrados en negociaciones de buena fe y continúan progresando”, dijeron los líderes demócratas en un comunicado conjunto. “Las conversaciones bipartidistas son la mejor esperanza para una solución”.

También criticaron la eliminación de la ayuda por desempleo, a la que calificaron como “inaceptable”.

“La propuesta del presidente comienza con el recorte del seguro de desempleo que discuten los miembros bipartidistas de la Cámara y el Senado, de $180 billones a $40 billones. Eso es inaceptable “, dijeron.

La propuesta de Mnuchin se produjo después de que McConnell dijera que estaría dispuesto a dejar de lado las protecciones de responsabilidad para las empresas si los demócratas abandonan su demanda de que la legislación incluya fondos adicionales para los gobiernos estatales y locales. Los líderes demócratas rechazaron esa propuesta.

Después de meses de estancamiento, los legisladores tratan de llegar a un acuerdo antes de fin de año, cuando las redes de seguridad social implementadas a principios de este año con la Ley CARES expirarán. Al menos 12 millones de estadounidenses perderán sus beneficios de desempleo después de Navidad, mientras que las moratorias de desalojo para inquilinos y las protecciones para estudiantes prestatarios llegan a su fin.

La Cámara votará sobre una financiación temporal el miércoles para mantener al gobierno federal en funcionamiento hasta el 18 de diciembre, con lo que los legisladores tendrán una semana adicional para llegar a un acuerdo sobre un proyecto de ley de gastos generales que se espera que incluya el paquete de estímulo económico para enfrentar las consecuencias del COVID-19.