¿Cerca del divorcio? Cómo prepararte financieramente para que no sufras más

Si sigues estos consejos, tendrás una separación consciente y menos dañina para ti y tu expareja

Muchas pueden ser las razones para un divorcio, pero el tema del dinero siempre involucra a los dos miembros de la fracturada pareja.
Muchas pueden ser las razones para un divorcio, pero el tema del dinero siempre involucra a los dos miembros de la fracturada pareja.
Foto: Cordell and Cordell / Wunderstock

Un divorcio no es un proceso sencillo, ni siquiera cuando es de mutuo acuerdo. Pero cuando se habla de temas financieros, aunque la balanza siempre se equilibra más de un lado que del otro, en realidad ninguno de los dos se salva de tener problemas de dinero. Quitando el punto de la manutención de los hijos (cuando los hay), existen otras cosas que debes contemplar, incluso desde antes de divorciarte.

Sabemos que cada caso de separación es distinto y que la legislación estatal varía, pero hay algunas generalidades que podrían guiarte sobre cómo afrontar este momento delicado para no afectar tus finanzas.

1. Sé organizado

Tener tus papeles a la mano siempre va a ser lo mejor para ambas partes. Si bien en temas financieros, es muy común que uno de los dos cónyuges se haga cargo de las cuestiones de dinero más que el otro, a la hora del divorcio, el que no sabe tanto, debe buscar la documentación necesaria y tener el mayor acercamiento con esta parte desconocida, no sólo para enfrentar la separación, sino también para prevenirse de lo que le espera ahora que quede soltero o soltera.

Entre los temas a cuidar están:

Los estados de cuenta corriente y de ahorros
• Los estados de cuenta de jubilación
• Estados de cuenta de inversión
Libros mayores de cualquier préstamo, incluida su  hipoteca , préstamos para automóviles y préstamos personales
• Extractos de tarjetas de crédito
• Recibos de pago recientes
• Listas de activos y deudas contraídos en el matrimonio y los acumulados desde el matrimonio
Declaraciones de impuestos sobre la renta (últimos tres años)

El Instituto de Analistas Financieros de Divorcios ofrece una lista de verificación de registros financieros que podrías preparar.

U.S. News también sugiere que pienses en el Seguro Social. Si has estado casado por lo menos 10 años, podrías recibir beneficios de este programa de tu excónyuge. Si estás cerca de cumplirlos, lo mejor sería esperar estratégicamente antes de divorciarte.

2. Anticipa tus gastos a futuro

Piensa a futuro de tu proceso de divorcio que, a pesar de ser sin pleitos legales, suele ser muy costoso como a futuro sobre los gastos en los que incurrirás ya separado de tu expareja.

Durante la separación legal, debes prever los honorarios del abogado, el pago de trámites, traslados y cualquier otro gasto necesario durante el proceso. Toma en cuenta que si la separación no es cordial, los gastos pueden extenderse mucho tiempo.

Pero este contexto de gastos y más gastos apenas comienza con el divorcio. Si no estás involucrado en el mantenimiento financiero de un hogar, es momento de hacerlo antes de firmar un papel de separación. Maneja un presupuesto como medio para tener un mejor control del dinero. Haz tus cálculos sobre los ingresos que ahora tienen en conjunto y los que tendrás cuando estés solo o sola. Con base en eso, revisa cuánto suelen gastar todavía y cuánto en realidad eres capaz de solventar cuando ya no estén en pareja.

3. En las finanzas, ya no debe haber un “nosotros”

Un matrimonio se caracteriza por su capacidad de unión, de mezclar las necesidades por el bien de la pareja o la familia. En un divorcio eso queda atrás de manera abrupta, pero puede ser un hecho consciente.

No ejecuten grandes planes financieros como lo es el pago de una hipoteca ni realices grandes cambios como los beneficiarios de tu seguro de vida antes de cualquier firma de divorcio.

Según Nerdwallet, si realizas ajustes en tus cuentas de ahorro, inversiones, seguros de vida, cuentas de jubilación, testamento, entre otros, previo al divorcio, podría ser considerado como un procedimiento ventajoso en los que un juez podría otorgarles mayores beneficios a tu cónyuge y podrías tener cargos por desacato penal.

Si es un proceso amistoso y tienen cuentas en común, busquen separar los recursos de manera equitativa, incluso sin que un tribunal se los indique; pero si la relación de quien fuera tu esposo o esposa es ríspida, acércate a tu abogado para exponer esta situación y te brinde recomendaciones legales para determinar como se seguirán repartiendo las finanzas mientras dure el proceso de separación.

4. Prevenido para el conflicto

Aun cuando pudieran tener un divorcio consciente y haya buena comunicación entre las partes involucradas, un abogado y un asesor financiero certificado en divorcios deberían abonar a que la separación se mantenga cordial y fluida.

No son pocos los casos en los que parece haber un acuerdo entre los aún casados que posteriormente, en la separación, ya no se respeta por alguno de los dos.

Para evitar confrontaciones, mantener la buena voluntad por aquellos tiempos de bonanza que compartieron, más si incluso hay hijos de por medio, todo arreglo entre los excónyuges es mejor hacerlos con abogados de por medio que los validen y que vean por el bienestar de ambos.

También te puede interesar: