Comienza a ahorrar: los 7 movimientos financieros de este 2020 que podrían aumentar el pago de tus impuestos

Hay apoyos extraordinarios por COVID-19 que son imponibles

Comienza a ahorrar: los 7 movimientos financieros de este 2020 que podrían aumentar el pago de tus impuestos
A pesar del desempleo, los trabajadores podrían pagar más impuestos del 2020.
Foto: Adeolu Eletu / Unsplash

Estamos cerca de terminar el año, lo que significa que nos acercamos a la temporada de impuestos. Estamos a cinco meses de presentar la declaración de este tumultuoso 2020. Como es evidente, debido a la pandemia, hubo muchos movimientos financieros que podrían aumentar el pago de tus impuestos y que, si no estás prevenido, te pueden provocar un dolor de cabeza. Te decimos 7 razones por las cuales podrías pagar más y sería bueno que comiences a ahorrar.

1. Recibiste beneficios de desempleo

Para nadie es noticia que hubo millones de desempleados este 2020, por lo que fueron más las personas que recibieron algún tipo de beneficio por desempleo. En las reglas del Servicio de Rentas Internas (IRS) siempre se ha contemplado el pago de cualquier seguro de desempleo como parte de los ingresos imponibles de cualquier contribuyente, por lo que debes declararlos en los impuestos del año en el que los recibiste.

Si bien no tienes que pagar impuestos del Seguro Social o Medicare, generalmente alrededor de una tasa combinada del 7.65%, mientras recibes beneficios por desempleo, sí tienes que pagar impuestos federales sobre la renta e impuestos estatales en algunas jurisdicciones.

Aunque parezca un consejo algo tardío, siempre es bueno que consideres la posibilidad de que te retengan impuestos de los cheques por desempleo que se te expidan, para que “pagues” la contribución por adelantado.

Esto no quiere decir que el cheque de estímulo de $1,200 dólares también se deba declarar. El beneficio es independiente y no es imponible.

2. Dejaste de contribuir a tus cuentas 401(k) o IRA

Aportar a tus cuentas de jubilación 401(k) o IRA reduce tu ingreso imponible general. Pero ante un año muy difícil, fueron muchos los expertos que aconsejaron suspender sus contribuciones a estas cuentas para el retiro. Este tipo de productos financieros reducen tus ingresos imponibles, dejar de aportar quiere decir que tienes más dinero (que depositabas en otra ocasión) por declarar.

3. Retiraste dinero de tus cuentas de jubilación

Si no aportar a las cuentas de jubilación te genera pagar más impuestos, retirar dinero con mayor razón. A principios de este año, cuando se aprobó la Ley CARES, se permitió a los estadounidenses realizar retiros anticipados de hasta $100,000 dólares de tus ahorros para la jubilación, sin la multa de siempre del 10%.

Conocidas como “distribuciones relacionadas con el coronavirus”, están disponibles sólo en 2020 y se pueden reembolsar durante tres años para evitar impuestos sobre la renta de los fondos retirados. Si no lo haces en este periodo, los pagas. Durante la primera mitad del año, alrededor del 2.9% de los participantes del plan tomaron la distribución recién creada, según datos del Investment Company Institute.

4. No pagaste intereses de préstamos estudiantiles

La Ley CARES permitió que prestatarios de préstamos federales para estudiantes pudieran suspender temporalmente los pagos y redujo las tasas de interés de los préstamos federales al 0%, protecciones que expirarán a fines de enero de 2021. Pero si no hay intereses ni multas por pagar en estos préstamos, también estás perdiendo la oportunidad de deducir impuestos.

De acuerdo con CNBC, dependiendo de tus ingresos, es posible que puedas deducir hasta $2,500 dólares en intereses de préstamos estudiantiles de tu ingreso imponible. Aquellos elegibles para la deducción completa deben ganar menos de $70,000 dólares al año si son solteros y menos de $140,000 dólares si presentan una declaración conjunta; la deducción se elimina gradualmente para aquellos que ganan más de $85,000 dólares si son solteros y $170,000 dólares si están casados.

5. Cambiaste tus contribuciones a la HSA o FSA

Este año, muchos médicos, dentistas y optometristas han aplazado las citas y los exámenes que no son de emergencia debido a la pandemia del coronavirus. Pero para muchos estadounidenses, eso significa que los fondos que reservaron para estos gastos médicos de rutina han estado languideciendo sin ser utilizados en cuentas de ahorro flexibles.

Por lo general, pagarías menos impuestos si depositas dinero en este tipo de cuentas. Entonces, si detienes o reduces repentinamente tus niveles de contribución, podrías aumentar tus ingresos imponibles.

6. Compraste una casa

Aunque pudiera ser complicado para muchos comprar una casa en estos momentos, también hay otros que aprovecharon las bajas tasas de interés de referencia de la Reserva Federal que redujeron las tasas hipotecarias. Sólo que esto no es una mala noticia, al contrario, para compradores de primera vez vienen incentivos fiscales por este paso.

“Las personas que se convirtieron en propietarios de viviendas en 2020 deben considerar el impacto de sus deducciones de impuestos este año, ya que una hipoteca es a menudo el único gasto personal que lleva a alguien de utilizar la deducción estándar a deducciones detalladas”, recordó Elliot Pepper, contador público certificado, planificador financiero y director de impuestos de Northbrook Financial, con sede en Baltimore, para CNBC.

En pocas palabras, vas a tener más trabajo para declarar impuestos ahora este 2021.

7. Tuviste aumento

Aunque fueron millones los desempleados, hay una minoría que consiguió un aumento de salario o incluso comenzó un nuevo trabajo con ingresos más altos este año. Sólo te recordamos que más ganancias significan más impuestos por declarar y, en muchos casos, pagar.

También te puede interesar: