Cómo abro una cuenta 401(k) para ahorrar dinero para mi jubilación

Acércate con tu empleador para obtener más información al respecto

Cómo abro una cuenta 401(k) para ahorrar dinero para mi jubilación
Descubre si la empresa para la que trabajas ya tiene abierta una cuenta 401(k) para ti.
Foto: Amy Hirschi / Unsplash

Una cuenta 401(k) es una forma de inversión destinada específicamente para tu jubilación. Muchos de los empleos en Estados Unidos abren este tipo de cuentas para sus empleados, por ello es que muchas personas desconocen cómo se pueden iniciar. Aquí te decimos cómo hacerlo, así como las características más importantes de este tipo de productos financieros pensados para el retiro de los estadounidenses.

Antes de abrir una cuenta 401(k) tienes que contemplar:

  1. Averiguar si eres elegible. Acércate al departamento de recursos humanos de la empresa en la que trabajas para conocer si ya tienes esta cuenta o qué es lo que debes cubrir para hacerlo.
  2. Revisar los requisitos dentro de tu empresa. Como se ha mencionado, desde que tu empleador te contrata debió avisarte si ellos te inscribieron automáticamente a este tipo de cuentas. Muchas veces no ponemos tanta atención a este tipo de información, pero siempre estás en tu derecho de preguntar. Si no estás inscrito, revisa junto con ellos qué es lo que necesitas para estarlo.
  3. Decidir cuánto dinero planeas contribuir. Las características de estas cuentas es que se realiza una aportación doble: una que tú haces y otra por tu empleador quien iguala tu cantidad. Evidentemente, decidir cuánto dinero quieres aportar debes tenerla clara por medio de tu presupuesto, tus ingresos y tus gastos regulares, para que no sientas que tienes menos dinero a la mano.
  4. Elegir la opción de inversión adecuada para ti. Lo ideal sobre este tema es centrarte en encontrar una opción de tarifa baja como son los fondos indexados y ETF, además de procurar siempre la diversificación entre acciones y bonos y otros sectores para proteger tu dinero de pérdidas.

Para este último punto, puedes revisar el artículo de Solo Dinero Los puntos básicos sobre cómo iniciar en el mundo de la inversión en acciones para que sepas más acerca sobre el tipo de inversiones que existen y cómo funcionan para sentirte más aseguro sobre tu decisión.

¿Cómo abro la cuenta?

Tras acercarte al área de recursos humanos de tu empresa, habrás dado un gran paso.

Muchas empresas inscriben automáticamente a sus empleados, por ello tal vez ya estés inscrito y no estabas enterado. Sólo será cuestión de hablar con la empresa en la que trabajas para saber cómo funciona, cuánto aportas y si hay manera de sumar más dinero a esa cantidad.

Pero si no lo tienes y no sabías que podías adquirirlo se debe a que otro tipo de empresas requieren de que los empleados declaren su deseo de abrir esta cuenta. Ellos te dirán la documentación que necesitas para que puedan hacerlo. En este proceso debes aclarar cuánto quieres aportar y quién sería tu beneficiario que heredaría el dinero en el llegado caso de que fallezcas.

Como ves, el proceso de inscripción de una cuenta 401(k) depende de tu empleador y no de ti.

¿Por qué es bueno tener una cuenta 401(k)?

Disponible para todos los empleados de a partir de los 21 años que hayan completado al menos un año de servicio con su empleador, aunque hay empresas que lo hacen incluso antes, casi desde el momento de su contratación.

Una de las grandes ventajas que tiene esta cuenta de jubilación es que los empleadores también igualan parte de tus contribuciones, lo que significa que es dinero gratis para ti que además se mete a una inversión para hacerlo crecer. Pero debes consultar esta posibilidad con tu empresa ya que cada una tienes sus propias reglas sobre el emparejamiento, según The Motley Fool.

Cada año, se estipulan los montos máximos que cada empleado puede ahorrar. Para 2020, puedes contribuir hasta $19,500 dólares, mientras que los mayores de 50 años pueden tener un límite de hasta $26,000 dólares.

Debes contemplar que estas cuentas tienen impuestos diferidos, esto quiere decir que pagas impuestos sobre las distribuciones de tu jubilación, sea al momento de ingresar la aportación (401(k) Roth) o hasta el momento de retirar el dinero (401(k) clásica). Todas las cuentas pagan impuesto, lo que las hace distintas es el momento para hacerlo.

También te puede interesar: