Cómo armar un fondo personal de emergencia desde cero

No importa la cantidad de tus ingresos siempre y cuando ahorres una parte de ellos

Cómo armar un fondo personal de emergencia desde cero
Si quieres comprar una casa, entre más pronto ahorre, más facilidades vas a tener.
Foto: Sandy Millar / Unsplash

Un fondo de emergencia se le denomina a aquel presupuesto que apartas de tu sueldo o ingreso base, destinado al ahorro específicamente para solucionar cualquier imprevisto que surja durante un largo periodo de tiempo y con el que puedas solventar entre tres a seis meses de gastos normales, en caso de que lo necesites.

Hay algunos expertos que incluso abogan por tener 12 meses de gastos para tiempos tan inciertos como el de una posible recesión económica o un periodo de desempleo imprevisto.

Pareciera una meta imposible cuando tienes ingresos ajustados ya planeados para tus gastos diarios en por lo menos un mes, hasta el siguiente sueldo, pero aunque te puedas ver apretado en tu economía, es mejor prevenir con un fondo de emergencia que lamentar.

Business Insider recomienda elegir una cantidad meta de ahorro durante cada mes en una cuenta separada a la que ocupas regularmente, preferentemente una cuenta de ahorro de alto rendimiento, que aumentará tus dígitos con el tiempo.

Uno de los métodos más recomendables es automatizar tus ahorros, sobre todo cuando tienes ingresos regulares como es un salario quincenal, mensual o por lo menos en un fecha específica, sin importar tu actividad económica. La manera de hacerlo es muy fácil al agendar un depósito dirigida a otra cuenta, especialmente de ahorro, en una fecha específica. Puedes ajustarla mensualmente, aunque si lo haces por lo menos con un día a la semana, verás tu esfuerzo recompensado en menos tiempo.

Las entradas extras de dinero no sólo te pueden ayudar a salir de deudas o mantener tu tranquilidad en cuanto a tus gastos usuales de cada mes, sino que son grandes oportunidades para ahorrar mayor cantidad de dinero en poco tiempo. Por ejemplo, si recibes un reembolso de impuestos, no lo utilices y mejor ahórralo por completo, verás un rendimiento más grande entra más alta es la cantidad sumada a tu cuenta de ahorro.

Una técnica poco ortodoxa, pero funcional, es con base en tus tarjetas de crédito. El escritor de Business Insider, Clint Proctor, aseguró usar sus tarjetas de crédito de devolución de efectivo para construir su fondo de emergencia. “Muchas de las tarjetas de devolución de efectivo ofrecerían bonos en efectivo de $200 dólares o más. Y una vez que obtuviéramos esos bonos, transferiríamos el dinero directamente a nuestra cuenta de ahorros de emergencia”, escribió Proctor.

Pero recuerda que siempre el uso de las tarjetas de crédito debe hacerse de manera responsable, sobre todo en el pago oportuno de tu deuda para realmente obtener este tipo de beneficio. Jamás creas que la tarjeta de crédito realmente te podrá ayudar siempre a conseguir ahorrar dinero, mucho menos si no cumples. Si acumulas intereses, no sólo no ahorras sino que generas la antítesis de lo que pretendías: deudas.

Lo importante para generar un fondo de emergencias es siempre considerar que el dinero es tu mejor amigo y que en ese sentido este hábito se tiene que apartar desde el momento en el que generas entradas. Si por cada entrada mensual, ahorras por lo menos el 10% de tus ingresos, en 10 meses obtendrás la misma cantidad de dinero que sabes perfectamente que si las circunstancias se tornan negativas para tu economía, te podría ayudar a solventar tus gastos en por lo menos un mes en caso de que lo necesites.

También te puede interesar: