Cómo configurar una cuenta de ahorros para la salud (HSA)

Si no quieres endeudarte o incluso quedar en bancarrota por una costosa factura médica para pagar, aun con la ayuda de un seguro médico, lo mejor será tener una cuenta HSA

Cómo configurar una cuenta de ahorros para la salud (HSA)
Te conviene configurar una cuenta HSA para pagar los elevados gastos de deducibles de los seguros y servicios médicos.
Foto: Conger Design / Wunderstock

Una cuenta de ahorro para la salud (HSA) se vuelve primordial para muchas familias, sobre todo porque sin ella podrían terminar por endeudarse con tarjetas de crédito o préstamos para solventar los inesperados gastos médicos. De ahí que si estás interesado en cómo puedes configurar una HSA, te lo explicamos en las siguientes líneas.

Las cuentas de ahorros para la salud (HSA) son cuentas de inversión con fondos que solamente pueden destinarse para gastos de la salud. Algunos las comparan con las cuentas para la jubilación individual (IRA), debido a que tienen un límite de aportaciones anuales, aunque de no ocuparse, el dinero sigue invirtiéndose como en éstas para que mantengas esos fondos hasta el momento en el que surja una emergencia médica u otro tipo de gasto relacionado con la salud.

Para calificar para una HSA debes tener un plan de salud con deducible alto (HDHP). Los deducibles más altos se traducen en una prima más baja para la cobertura del seguro, ya que es menos probable que la compañía de seguros pague reclamaciones en un año determinado. Como pasa con cualquier seguro, un menor riesgo para la aseguradora se refleja en primas más bajas para el cliente

Ten en cuenta que, si bien la mayoría de las aseguradoras de salud ofrecen pólizas con deducibles altos, no todas estas pólizas califican para emparejarse con las HSA. La aseguradora debe estar de acuerdo con los requisitos de informes federales y cumplir con las leyes de seguros del estado, así como con los requisitos necesarios.

Cómo configurar una cuenta HSA

Prácticamente todas las principales aseguradoras de salud ofrecen planes de salud con deducibles altos entre sus pólizas grupales e individuales. Para complementarlos, muchas aseguradoras también ofrecen servicios administrativos internos de HSA.

También las cuentas de corretaje pueden ayudarte a configurar una cuenta HSA. Si aún no tienes una, acércate con uno de estos administradores para saber si también pueden ayudarte a tener una cuenta HSA.

Entre las recomendaciones para abrir una cuenta HSA cuando encuentres un administrador están:

  1. Obtén cotización de seguros. Cotiza las principales aseguradoras de salud de tu estado. Compara precios y elige la póliza de seguro médico que mejor se adapte a tus necesidades. Muchas aseguradoras tienen una compañía afiliada o subsidiaria con la que pueden administrar una HSA al momento de comprar tu seguro médico.
  2. Selecciona un administrador HSA. Si no quieres utilizar un administrador proveniente de una compañía de seguros, puedes acercarte a los bancos o entidades financieras importantes que ofrecen cuentas HSA.
  3.  Deposita e invierte tus fondos. Desde el momento en el que encuentras tu cuenta HSA ideal, el administrador debe darte instrucciones sobre cómo puedes realizar tus depósitos y retiros del saldo del fondo. También debe explicar el proceso mediante el cual puedes cambiar las inversiones. En la mayoría de los casos recibes una tarjeta de débito vinculada a tu cuenta.

Abrir una cuenta HSA genera tarifas como cualquier otro producto financiero. Puedes incurrir en un gasto inicial para la apertura. También tienen tarifas anuales de mantenimiento mientras la cuenta está abierta y posiblemente comisiones cada vez que compres o vendas activos dentro de la HSA. Estas comisiones pueden compararse a las mismas que pagarías en una cuenta de jubilación IRA o 401(k).

Según Money Crashers, muchos de los mejores administradores de HSA cobran tarifas de menos de $3 dólares por mes y algunos renuncian a esas tarifas si mantienes un saldo mínimo.

También te puede interesar:

• Qué es una cuenta de ahorros para la salud, o HSA
• Las 4 estrategias preventivas que podrían ayudarte a evitar facturas médicas inesperadas y costosas
• ¿Cuáles son los mejores seguros médicos?