Cómo emprender un negocio exitoso: el caso de una mujer que invirtió su cheque de estímulo de $1,200 dólares y logró ganancias por $1.3 millones

Ellie Diop es hoy un ejemplo a seguir, supo exprimir la cantidad que recibió de su primer cheque de estímulo ($1,200 dólares), siendo que estaba desempleada y tenía a una familia que sostener. Hoy, su negocio le ha dado ganancias de más de $1 millón en menos de un año

La mujer de 28 años decidió invertir su cheque de estímulo y ahora ha ganado más de un millón de dólares en menos de 10 meses.
La mujer de 28 años decidió invertir su cheque de estímulo y ahora ha ganado más de un millón de dólares en menos de 10 meses.
Foto: Pexels

Ellie Diop tiene 28 años. En el 2019 fue despedida de su empleo, por lo que se metió en una ardua tarea para buscar un trabajo nuevo. Envío más de 50 solicitudes, sin embargo, en todos los lugares fue rechazada.

El desempleo le duró un año a esta madre soltera, a quien los gastos del día a día la consumían. Entonces le llegaron $1,200 dólares como parte del pago del primer cheque de estímulo y en vez de gastárselos, sobra decir que necesitaba cada dólar, decidió ir más allá y los invirtió.

Obviamente esto supuso un sacrificio grande, habiendo tantas facturas que pagar. Pero tenía que arriesgar el todo por el todo, así que aprovechó sus conocimientos en marketing y su experiencia comercial y administrativa y lanzó su propia empresa de servicios de coaching.

La pandemia del coronavirus le estaba dando una oportunidad de crecer por sí sola.

“Muchos entrenadores de negocios eran hombres o mujeres solteras sin hijos o mujeres en una relación sin hijos. No vi a nadie que pudiera ofrecer mi punto de vista, así que decidí convertirme en esa persona”, explicó en una entrevista con Business Insider.

Así surgió Ellie Talks Money, durante el 2020, un negocio de coaching en línea que se enfoca en ayudar a los millennials a establecer negocios, generar crédito comercial y a obtener subvenciones por parte del gobierno.

No tuvo que esperar mucho tiempo para ver los frutos de aventura: tan solo 10 meses después había logrado ganar más de $1 millón de dólares. Pero no fue tan fácil como parece.

La aventura de Diop comenzó desde que empezó a buscar una plataforma de redes sociales que le permitiera ofrecer sus productos y servicios sin que le cobraran una fortuna. La decisión fue centrarse en Instagram.

El siguiente paso fue crear su sitio web, dominio del cual obtuvo por $145 dólares, pero con este mismo presupuesto pudo construir el sitio y mantenerlo durante un año.

Otros $450 dólares fueron destinados para obtener el equipo que necesitaba para iniciar y comenzó en la estrategia de atraer a la audiencia que quería. Siempre mantuvo bajos sus costos de marketing, el haber tenido experiencia previa en ello, le ayudó bastante a no pasarse de los márgenes.

“Pasé 45 días navegando por Instagram todos los días, investigando, siguiendo hashtags, antes de hacer mi primera publicación”, dijo Diop a Business Insider.

“Es importante observar quién está teniendo éxito en el campo, analizar qué están haciendo que está funcionando e identificar qué necesidades no están satisfaciendo”, agregó a la publicación estadounidense.

Primero empezó a publicar contenido gratuito, y luego, con un presupuesto de $150 dólar empezó a pagar por publicaciones patrocinadas que le dieran ese empuje que necesitaba.

Ya que tenía alguna audiencia, empezó a trabajar en el diseño de sus cursos: el primero de ellos fue gratuito.

“También hice llamadas de coaching gratuitas para personas durante dos semanas antes de lanzar mis llamadas de coaching pagadas. Así es como obtuve testimonios al principio”, comentó a Business Insider.

La manera de contactar con su público ha sido siempre Instagram Live.

“Esté frente a su audiencia. A sus clientes les tiene que agradar, confiar en usted, para que puedan seguir regresando. Muestre como usted mismo”, recomienda la mujer de 28 años.

Ellie Diop es hoy un ejemplo a seguir, supo exprimir la cantidad de su primer cheque de estímulo, siendo que estaba desempleada y tenía a una familia que sostener. Pese a sus necesidades ella decidió invertir su  cheque de estímulo.

Ahora, no se preocupa más por buscar empleo, ya que ella misma es la fuente de trabajo que muchos otros podrían necesitar.

Para pensarse dos veces, ¿invertir o gastarte tu cheque de estímulo?

***

También te puede interesar:

-Cada vez son más los estados que otorgan bonos para que los trabajadores se vuelvan a emplear: quiénes son y qué ofrecen