Quiénes necesitan su cheque de estímulo de $1,200 dólares y están a tiempo de obtenerlo: qué pasos deben seguir para lograrlo

Comparte esta información digital y personalmente para que estos grupos de personas estén informadas

Quiénes necesitan su cheque de estímulo de $1,200 dólares y están a tiempo de obtenerlo: qué pasos deben seguir para lograrlo
Las personas sin hogar son un sector de la población complicado de llegar para que cobren su cheque de estímulo.
Foto: Matt Collamer / Unsplash

La fecha límite del 21 de noviembre de 2020 para reclamar el cheque de estímulo de $1,200 dólares por la Ley CARES está cada vez más cerca. Pero siguen habiendo millones de personas elegibles que ni siquiera están enterados de que pueden recibir este pago y mucho menos saben qué es lo que tienen que hacer. Entre personas sin hogar, jubilados, personas con discapacidad y otros son sectores de la población con mayor vulnerabilidad ante la pandemia de coronavirus y, en muchos casos, son los menos cercanos a la tecnología para saber cómo pueden reclamar su pago.

En septiembre, el Servicio de Rentas Internas (IRS) anunció que por lo menos 9 millones de estadounidenses no habían cobrado su cheque de estímulo. En lo general, eran personas que ganaron menos de $12,200 dólares al año de manera individual o $24,400 dólares al año para el caso de parejas casadas, que no estaban obligadas a presentar declaraciones de impuestos y, por ende, la agencia tributaria no tenía información sobre a qué cuenta bancaria depositar el pago o el domicilio al cuál enviar el cheque en físico.

En ese momento, el IRS puso a disposición su herramienta Non-Filers (No declarantes) para que personas que no declaran impuestos pudieran registrar su número de cuenta o dirección postal para recibir su cheque. Asimismo, esta herramienta no se limitó a los contribuyentes sin obligación fiscal, sino que además brindó la oportunidad para que otras personas que no hubieran cobrado el pago de la Ley CARES, pudieran revisar si podrían hacerlo a través de esta opción.

Sin embargo, con el paso del tiempo y acercándonos cada vez más a esta última oportunidad para registrar tus datos y reclamar tu cheque de estímulo, en Solo Dinero nos hemos percatado cuáles son los grupos de la población que aún no han cobrado este apoyo y, por si fuera poco, pueden estar en mayor vulnerabilidad de los efectos negativos que ha provocado el COVID-19.

Personas sin hogar

“Nos hemos centrado especialmente en hacer llegar los pagos a las personas que no tienen hogar, que normalmente no tienen la obligación de presentar declaraciones o que viven su vida fuera de las líneas normales de comunicación”, según el testimonio de Charles Rettig, comisionado del IRS, recabado por Chicago Tribune.

El mayor conflicto que ha significado este sector es precisamente la falta de acceso a la información. Las personas sin hogar seguramente no saben que pueden cobrar este apoyo a menos de que otra persona u organismo que lea esta información se lo haga saber y lo apoye para asesorarlo.

Desde entonces, el IRS solicitó ayuda a cientos de grupos comunitarios locales y organizaciones religiosas como parte de su alcance.

Personas adultas mayores y jubilados

Esto es primordial, porque muchas personas adultas mayores o jubilados no cuentan con familiares o incluso se encuentran en casas hogar para ancianos que son elegibles para el pago y tampoco están enterados. Incluso si estas personas tienen ingresos superiores a las $12,200 dólares, podrían registrar su información para revisar si cumplen con los criterios del IRS para recibir el pago de estímulo, aunque éste disminuya hasta llegar al umbral de los $99,000 dólares de ingreso bruto ajustado (AGI).

También es importante que estas personas no sean reclamados como dependientes en la declaración de impuestos de otro contribuyente, porque en automático lo estaría privando de un cheque de estímulo.

Personas discapacitadas

Así recibas Seguro por Discapacidad del Seguro Social (SSDI) o la Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI) eres elegible para el primer cheque de estímulo.

De igual forma que los adultos mayores, estas personas no deben ser reclamadas como dependientes por otro contribuyente para que puedan cobrar su pago.

Jóvenes mayores de 20 años

La polémica que ha surgido incluso dentro de las negociaciones de un segundo paquete de estímulo, es que los jóvenes de 17 años y hasta la edad de 24 años que son aún apoyados por sus padres, no pudieron cobrar un cheque de $500 dólares como dependientes, a pesar de estar así indicados en las declaraciones de impuestos.

Pero hay un grupo de estos jóvenes que son mayores de 20 años, que ya cuentan con ingresos, número de Seguro Social e incluso han hecho declaraciones de impuestos en otros años, que son elegibles para el primer cheque de estímulo de $1,200 dólares. A pesar de trabajar o no hacerlo, es importante que no estén reclamados como dependientes en las declaraciones de impuestos de ninguno de sus padres.

También te puede interesar: