Cómo están gastando el dinero las personas que ya recibieron el tercer cheque de estímulo

El objetivo principal desde el primer cheque de estímulo hasta este tercero es la de reactivar la economía de EE. UU.: ¿Qué tanto se cumple esa meta?

La forma en la que los estadounidenses están ocupando el tercer cheque de estímulo varía en la manera en la que lo hicieron en las rondas anteriores.
La forma en la que los estadounidenses están ocupando el tercer cheque de estímulo varía en la manera en la que lo hicieron en las rondas anteriores.
Foto: Alexander Mils / Unsplash

El tercer cheque de estímulo de $1,400 dólares podría ser el último que entregue el gobierno de Estados Unidos para combatir la pandemia de coronavirus. Con una economía en recuperación, los estadounidenses le están dando usos muy específicos para la que podría ser la última ayuda alivio. ¿Cómo están gastando este dinero las personas? Una encuesta de Bankrate lo revela.

Según datos del estudio, dos tercios de los estadounidenses (67%) que reciben el tercer cheque de estímulo, y además pueden recibir los $1,400 dólares por cada adulto y dependiente en su hogar, dicen que el pago es importante para su situación financiera a corto plazo. En ese porcentaje está el 40% que dice que el pago de alivio es muy importante y el 27% que dice que es algo importante. Los encuestados hispanos (41%) tenían más probabilidades que cualquier otro grupo demográfico de esperar que los fondos de estímulo duraran menos de un mes.

¿Cómo los estadounidenses planean gastar el dinero de su tercer cheque de estímulo?

De los encuestados, poco más de 6 de cada 10 adultos estadounidenses (61%) aseguran que el dinero del estímulo no mantendrá su bienestar financiero durante más de tres meses, ya que la mayoría planea destinar los para cubrir las facturas mensuales (45%), necesidades diarias como alimentos y suministros (36%) y deudas pendientes (32%). Los menos (11%) planea invertir esos fondos, mientras que otros (7%) quieren donarlos a organizaciones benéficas.

Sólo el 6% dijo que aún no sabía dónde asignar esos fondos, mientras que el 10% marcó “otros”.

Aunque parece que los resultados anteriores son una buena manera de utilizar el pago de $1,400 dólares, la realidad es que se pierde el objetivo primordial de los cheques de estímulo: avivar la economía del país. Sin embargo, hay un aumento y una mejoría en la perspectiva de las personas para realizar otro tipo de compras con su pago actual.

Sólo el 13% de los estadounidenses planea usar sus cheques de estímulo para cubrir compras discrecionales, desde salir a cenar y hacer compras hasta tomarse unas vacaciones. Sin embargo, ése es el período más grande de cualquier encuesta, con sólo el 8% en enero de 2021 y marzo de 2020 diciendo que planeaban realizar compras no discrecionales con sus fondos de estímulo.

Otro 28% dice que planea agregar esos fondos a sus ahorros. Eso tal vez podría abrir la puerta a un gasto más discrecional cuando la economía se reabra por completo y la vacunación inmunice a la mayoría de los estadounidenses. Aunque algunos economistas no están convencidos de que el comportamiento sea compartido ampliamente.

“Sabemos que las personas que ganan menos dinero tienden a gastar una mayor proporción de sus cheques de estímulo en lugar de ahorrar”, dice John Leer, economista de Morning Consult, para Bankrate. “Así que, con toda probabilidad, son las personas que menos necesitan el dinero del estímulo las que tendrán dinero sobrante para ayudarlas [cuando la economía se reabra]”.

Los planes de los estadounidenses para sus controles de estímulo dependen de cuánto dinero ganen. Una abrumadora mayoría de los que ganan menos de $30,000 dólares al año (56%) asegura que destinará los fondos a facturas mensuales, mientras que otro 48% de la cohorte dice que planea destinar el dinero del estímulo a lo esencial del día a día.

Ese grupo de ingresos también era el menos probable de agregar los pagos de ayuda a sus ahorros, con un 19%. Mientras tanto, el 31% de los estadounidenses que ganan $80,000 dólares y más al un año planean depositar su efectivo en una cuenta de ahorros.

Las mujeres eran más propensas que los hombres a usar el dinero para pagar facturas mensuales (49% frente a 41%) o para lo esencial del día a día (40% frente a 32%). Los hombres, por otro lado, tenían más probabilidades de pagar sus deudas (37% frente al 29% de las mujeres) y tenían más del doble de probabilidades de planear invertir sus fondos (15% frente al 7% de las mujeres).

También te puede interesar:

• Qué grupo de personas en Estados Unidos deberán devolver el tercer cheque de estímulo de $1,400 dólares
• Los 5 datos que no sabías sobre el tercer cheque de estímulo y por los que podrías recibir más dinero
• ¿Cuarto cheque de estímulo? Qué pagos plus-up puedes reclamar al IRS para que te lleguen con tu tercer cheque de estímulo este 2021