Cómo evitar la transmisión de una deuda de una tarjeta de crédito cuando mueras, en EE.UU.

La transmisión de deuda explica que un fallecido herede sus responsabilidades con tarjetas de crédito y préstamos garantizados, pero hay maneras para que los deudores le eviten problemas a sus herederos

Hay personas que fallecen y heredan deudas a su familia. Hay maneras de evitarlo.
Hay personas que fallecen y heredan deudas a su familia. Hay maneras de evitarlo.
Foto: Shutterstock

Es muy común que se diga que hay familias que heredan problemas. Cuando una persona muere, los saldos pendientes de las tarjetas de crédito no desaparecen con el finado. Esencialmente, los activos del fallecido, incluidos bienes materiales como automóvil, casas, cuentas bancarias e inversiones, sirven para liquidar sus responsabilidades financieras. Para prevenirte, hay algunas formas con las que puedes evitar la transmisión de deuda de una tarjeta de crédito en EE.UU.

Al proceso legal que dicta que el finado debería pagar sus deudas y distribuir sus activos que quedan para sus herederos se le conoce como legalización. Un tribunal de sucesiones determinará sus asuntos financieros después de tu muerte.  En la mayoría de los estados, un albacea designado por el tribunal o nombrado en un testamento es responsable de manejar los detalles finales de su patrimonio.

Si el difunto tenía bienes y deudas de tarjetas de crédito o de otro tipo, el albacea debe hacer cumplir una regla básica: los beneficiarios no pueden tomar dinero sin pagar las cuentas. La primera deuda que tiene que pagar el patrimonio es la deuda garantizada, como el saldo de una hipoteca o un préstamo de automóvil.

Para evitar que esto se dé de manera automática, el deudor puede ejecutar algunas acciones preventivas, como la creación de un fideicomiso en vida. Los activos que se mantienen en un fideicomiso no están sujetos a ninguna sucesión. El fideicomiso será propietario de los bienes, y se distribuirán de acuerdo con las instrucciones del fideicomiso.

Un fideicomiso permite que sus beneficiarios ahorren tiempo y dinero que de otro modo gastarían en el proceso de sucesión. También tienen la oportunidad de negociar con las compañías de tarjetas de crédito si el fallecido tenía una deuda pendiente.

Debes tener en mente que la redacción de un testamento no es suficiente para evitar la transmisión de deuda. Antes de morir, debiste crear el fideicomiso que quieres heredar y agregarlo a tu última voluntad. Los activos fuera de estos fideicomisos servirán para el pago de deudas.

También toma en cuenta que los acreedores pueden molestar a los miembros de tu familia. Los cobradores de deudas a veces se ponen en contacto con los miembros de la familia, aunque saben que los parientes del difunto a menudo no tienen que pagar las cuentas.

La Ley de Prácticas Justas de Cobro de Deudas de Estados Unidos protege a los consumidores de contactos engañosos y abusivos por parte de los cobradores de deudas. Los sobrevivientes pueden presentar una solicitud para evitar que los cobradores de deudas se comuniquen con ellos, pero aún se deben abordar las deudas.

Otra herramienta que no puede ser adjudicada a la sucesión son los recursos que se obtengan de un seguro de vida. Si el difunto tenía una póliza de seguro de vida, los ingresos van a los beneficiarios antes de que se paguen las deudas. Una póliza de seguro de vida es un contrato con una compañía de seguros y, a cambio de una prima, proporciona un pago global a los beneficiarios al fallecer el asegurado.

En resumen, los recursos del seguro de vida y dentro de un fideicomiso quedan libres de deudas. Asimismo, si el deudor no tiene activos, los acreedores no pueden hacer ningún reclamo y los descendientes no tienen responsabilidad alguna de solventar nada con sus propios recursos.

También te puede interesar:

• Qué pasa con las deudas de mis padres cuando mueren
• Cómo saber si debo utilizar mi fondo de emergencia para pagar mi deuda
• El 40% de los consumidores con deudas en tarjetas de crédito no sabe cuál es su tasa de interés, según encuesta