Cómo funciona Chime, la aplicación financiera que está pagando por adelantado el tercer cheque de estímulo

La herramienta, considerada como una opción bancaria de segunda oportunidad, permite tener cuenta de gastos a través de una tarjeta de débito Visa sin la necesidad de confirmación del historial de los solicitantes

Las aplicaciones financieras permiten una gestión más ágil de las cuentas.
Las aplicaciones financieras permiten una gestión más ágil de las cuentas.
Foto: Anete Lusina / Pexels

El desarrollo tecnológico aplicado a las herramientas digitales ha cambiado la forma de consumo en la última década, replanteando la manera en que se concibe la adquisición de las cosas, y los servicios financieros no han sido la excepción, incluso desafiando los métodos usados por la banca tradicional, tal es el caso de Chime, la llamada app financiera que en la última semana ha incrementado su popularidad al pagar por adelantado el tercer cheque de estímulo en los Estados Unidos, incluso antes que los bancos.

Con la llegada de la pandemia por COVID-19 y la aceleración en la tendencia del uso de internet para satisfacer las necesidades, este tipo de empresas han ganado terreno ya que emergen como instrumentos disruptivos como la tarjeta de crédito Venmo, tanto por su facilidad de uso, como por resultar más económicos en la gran mayoría de los casos, lo que termina por otorgarles la preferencia de los consumidores.

Creada en 2013 en San Francisco, Chime es catalogada como una empresa “neobancaria” (sin sucursales físicas) de tecnología que ofrece servicios financieros gratuitos a través de una aplicación móvil sin tarifas mensuales o por sobregiro (hasta $100 dólares) ni la necesidad de un saldo mínimo, por lo que está diseñada para quienes deben gestionar su dinero sobre la marcha.

Te puede interesar:

·5 cargos que te pueden cobrar los bancos si no prestas atención

Chime ofrece un par de cuentas, la básica o Cuenta de Gastos, que incluye una tarjeta de débito Visa (con acceso a través de las redes MoneyPass y Visa Plus Alliance con más de 38,000 cajeros automáticos), así como una de ahorro, para iniciar, tan solo es necesario complementar la solicitud disponible con los datos básicos a través de su aplicación sin la necesidad de confirmación del historial bancario de los potenciales clientes, lo que la destaca como una de las llamadas “opciones bancarias de segunda oportunidad”.

En medio de la crisis por el impacto económico a causa del coronavirus, cuentahabientes de la banca tradicional se han quejado de que los pagos por sus cheques de estímulo hasta por $1,400 dólares correspondientes a la Ley de Rescate de Estados Unidos (ARP por sus siglas en inglés), después de que la Cámara de Representantes sesionara para la aprobación del histórico paquete de ayuda por $1.9 billones de dólares.

Tan pronto se había oficializado la autorización del cheque de estímulo, Chime desplegó $3,500 millones de dólares para que más de un millón de clientes comenzaran a recibir los fondos desde el mismo viernes por la noche, tan solo un día después de que el presidente Joe Biden firmara la Ley la semana pasada, en una apuesta para brindarle un mejor servicio a sus usuarios, repartiendo el dinero antes de que la propia aplicación contara con el recurso procedentes de la Reserva Federal, detalle que se ganó la admiración de sus clientes.

La aprobación del paquete de apoyo con el tercer cheque de estímulo no estuvo exento de la polémica, luego de que muchos contribuyentes corrieran el riesgo de que el dinero fuera embargado por cobradores de deudas privados tan pronto llegara a sus cuentas al no venir blindado de origen, por lo que los beneficiarios en riesgo deberían tomar ciertas medidas para evitar que se los quitaran.