Cómo funciona la deducción de impuestos de implementos de oficina cuando trabajas desde casa

Sólo algunos trabajadores desde casa pueden realizar deducciones ante el IRS

Cómo funciona la deducción de impuestos de implementos de oficina cuando trabajas desde casa
Tener una oficina en casa puede ayudarte en tu declaración de impuestos ante el IRS.
Foto: Paige Cody / Unsplash

Ahora que muchos empleados tuvieron que llevar su trabajo de la oficina de su compañía a su casa para evitar la acumulación de personas en espacios públicos por la pandemia de COVID-19, fueron millones de estadounidenses los que tuvieron que transformar o adaptar su hogar en un lugar para sus labores profesionales. Pero ahora el IRS tiene algunas recomendaciones para que puedas deducir ciertos gastos de tu vivienda como parte de tus actividades laborales.

Previo a la llegada del coronavirus a Estados Unidos, en 2019, sólo el 7% de los trabajadores civiles en el país, o aproximadamente 9.8 millones de los aproximadamente 140 millones de trabajadores, tenían acceso al beneficio del “lugar de trabajo flexible” o teletrabajo, según la Encuesta Nacional de Compensación (NCS) de la Oficina de Estadísticas Laborales. Era un privilegio que se daban profesionales de alto rango, gerentes en su mayoría.

Pero la pandemia en territorio americano obligó a millones a recluirse en sus casas de los que, según un análisis de la misma Oficina, el 34% de los trabajadores de EE.UU. podían realizar la transición de la oficina a su hogar, según Futurity.

Con todos estos datos, era importante que los trabajadores que migraron su labores para realizarla desde casa tuvieran un desahogo económico luego de que algunos tuvieron que incurrir en gastos para adaptar su hogar. Esta es la información que el IRS liberó para la declaración de impuestos de 2020 para el próximo año.

Consideraciones para las deducciones de la oficina en el hogar

El Internal Revenue Service realizó una serie de observaciones para comprender qué necesitas para poder realizar deducciones de la oficina en tu casa y si eres elegible para hacerlo:

  1. Los empleados no son elegibles para reclamar la deducción de la oficina en casa.
  2. El Formulario 8829 de deducción de la oficina en el hogar está disponible tanto para propietarios como para inquilinos.
  3. Entre los gastos que los contribuyentes pueden deducir incluyen:
    • Intereses hipotecarios
    • Seguros
    • Servicios públicos
    • Reparaciones
    • Mantenimiento
    • Depreciación
    • Alquiler
  4. Los contribuyentes deben cumplir requisitos específicos para reclamar los gastos del hogar como una deducción. Incluso entonces, el monto deducible de este tipo de gastos puede ser limitado.
  5. El término “hogar” para propósitos de deducción:
    • Incluye una casa, apartamento, condominio, casa móvil, barco o propiedad similar.
    • También incluye estructuras en la propiedad. Estos son lugares como un garaje independiente, estudio, granero o invernadero.
    • No incluye ninguna parte de la propiedad del contribuyente usada exclusivamente como hotel, motel, posada o negocios similares.
  6. Los requisitos básicos para que la casa del contribuyente califique como una deducción:
    • Debe haber usos exclusivo de una parte de la casa para realizar las actividades profesionales del contribuyente. Además sólo se puede tomar una deducción de la oficina en casa sólo por esa habitación, siempre que se use tanto regular como exclusivamente para el negocio.
    • La casa debe ser el lugar principal de negocios del contribuyente. El espacio también cumple con este requisito si realizas actividades administrativas o de gestión en el hogar y no hay otro lugar para realizar estas tareas. En pocas palabras, puedes deducir gastos de ese espacio, aun cuando realices tus negocios fuera del hogar.
  7. Una estructura separada no unida a la casa calificaría para una deducción de la oficina en casa, sólo si la estructura se usa exclusiva y regularmente para los negocios.

Para realizar estas deducción de gastos de la oficina en el hogar se pueden realizar de dos formas:

  1. La opción simplificada tiene una tarifa de $5 dólares por pie cuadrado para uso comercial de la casa. El tamaño máximo para esta opción es de 300 pies cuadrados y la deducción máxima bajo este método es de $1,500 dólares.
  2. En el método regular, las deducciones se basan en el porcentaje del hogar dedicado al uso comercial. Los contribuyentes que usan una habitación completa o parte de una habitación para realizar sus negocios deben calcular el porcentaje de la casa usada para actividades comerciales para deducir los gastos indirectos. Los gastos directos se deducen en su totalidad.

También te puede interesar: