Cómo puedes quitarte como cofirmante de un préstamo y liberar de deudas tu historial de crédito

Si ya no estás seguro de ser responsable de un préstamo del que no obtuviste beneficios, no debes preocuparte por renunciar y cuidar tu puntaje de crédito

Cofirmar un préstamo es una responsabilidad muy grande en la que no ganas nada y puedes perder mucho.
Cofirmar un préstamo es una responsabilidad muy grande en la que no ganas nada y puedes perder mucho.
Foto: Kindel Media / Pexels

Cofirmar un préstamo puede ser una de esas decisiones más difíciles y nobles de tomar, pero una de las más arriesgadas. Así se trate de que ayudes a un familiar y un amigo, aceptar este tipo de solicitud puede llevarte a perjudicar tu puntaje de crédito, tus finanzas e incluso tu amistad o familiaridad. Si lo has aceptado, debes saber que tienes algunas alternativas para quitarte como cofirmante de cualquier préstamo y liberar de deudas tu historial de crédito.

Aunque tu codeudor fuera cumplido, la responsabilidad del préstamo puede recaer sólo en ti si pierde el empleo y no puede seguir pagando el préstamo o incluso muere. Si por alguna cuestión ya no quieres seguir siendo parte del préstamo, estas son las opciones que puedes hacer para quitarte de esa responsabilidad.

1. Solicita una autorización de codeudor

Para los préstamos estudiantiles, existe la posibilidad de que los cofirmantes soliciten la liberación de alguno de los codeudores. Este movimiento suele ser ejecutado por padres que firmaron conjuntamente el préstamo privado de su hijo, pero quieren liberar de la responsabilidad financiera a su cofirmante, por el llegado caso de que haya muerte.

2. Refinanciar o consolidar

Cualquiera de estos movimientos implican cancelar tu deuda existente con un nuevo préstamo que tiene nuevos términos, condiciones y, en algunos casos, por una mejor tasa de interés, según las circunstancias del prestatario.

Al refinanciar o consolidar, se puede prescindir de alguno de los cofirmantes, siempre y cuando la situación financiera del prestatario haya mejorado como para solventar el préstamo de manera independiente.

3. Vender el activo

Si eres quien posee el título de un automóvil, podrías vender el vehículo como una estrategia para renunciar a la cofirma del préstamo. Si el carro no es tuyo, tendrías que incorporar al prestatario principal.

Si firmaste conjuntamente un automóvil arrendado que es elegible para la transferencia, es posible que pueda cambiar el contrato de arrendamiento con Swapalease. En esa circunstancia, podrías encontrar a alguien dispuesto a hacerse cargo del contrato de arrendamiento, firmar los documentos de transferencia del contrato de arrendamiento y liberarte de tu responsabilidad como cofirmante, según el anterior contrato.

En cualquiera de los casos, lo más seguro es que siempre necesites que el prestatario principal esté de acuerdo con cualquier plan.

4. Para la otra, piénsalo más

Al aceptar cofirmar un préstamo siempre corres el riesgo de responsabilizarte de la deuda por completo. Es posible que los prestamistas ni siquiera te informen que la deuda no se está pagando. Y si las cosas van mal, los acreedores pueden acosarte, tu puntaje crediticio puede bajar y puedes terminar pagando más de lo esperado en tarifas, intereses y multas. La muerte, enfermedad o pérdida del trabajo del prestatario principal podría hacer que la deuda se convierta repentinamente en tu responsabilidad.

También te puede interesar:

• Las 5 cosas que debes evitar hacer durante una recesión por el bien de tus finanzas
• Qué debes contemplar antes de agregar a alguien en la escritura de tu casa en Estados Unidos
• Los 6 errores más comunes que debes evitar a toda costa cuando estás comprando una propiedad