Cómo saber cuánto seguro de vivienda necesitas para cubrir tu patrimonio

Como cualquier póliza, entre más amplia sea la cobertura de tu seguro de vivienda, más cara será, aunque más protegida estará. ¿Quieres tomar una decisión consciente? Te decimos cómo

Cómo saber cuánto seguro de vivienda necesitas para cubrir tu patrimonio
Uno de los eventos más destructivos para una casa como lo es un incendio, requeriría de una de las coberturas más amplias existentes en el seguro de vivienda.
Foto: Anna Kester / Pexels

Uno de los activos más valiosos que cualquier persona puede tener es su casa. Un seguro de vivienda es primordial para que los propietarios protejan su propiedad de cualquier evento. Sin embargo, para los dueños puede ser difícil determinar cuánto pagar por su póliza. Nadie quiere pagar más ni menos ante cualquier evento desafortunado. En Solo Dinero te vamos a ayudar en este proceso.

¿Cuál cobertura me conviene para el seguro de la vivienda?

Como cualquier otro tipo de póliza, los seguros de vivienda tienen diferentes coberturas dependiendo de las necesidades de los propietarios. Esto es importante, porque esto tendrá un impacto no sólo en tus primas mensuales sino también en tus deducibles. Estos son las coberturas que puedes contratar:

Cobertura de vivienda

Este tipo de cobertura protege a la estructura de tu casa como las paredes, el techo y otros edificios o estructuras dentro de tu propiedad. Este seguro aporta parte del costo de reconstrucción o reparación de tu hogar como por ejemplo, si se incendia o le cae un árbol encima.

Muchos creen, erróneamente, que el valor del mercado de la casa es de dónde se sacara el precio de la cobertura de la vivienda; pero en realidad no funciona así. El costo de tu vivienda se obtiene por medio del costo real de reconstruir tu casa desde cero si, por ejemplo, se quema hasta los cimientos.

El valor de tu casa puede ser mayor o menor que el costo real de reconstruirla. Por ejemplo, si vives en la ladera de una colina, reconstruir tu casa puede ser mucho más costoso que una propiedad frente a la playa construida en una parcela plana. En este sentido, lo más probable es que el valor de reventa de una casa de playa sea más alto que el de una casa rural en la ladera, pero reconstruir la casa de playa puede ser más fácil y económico.

Para calcular el monto de reconstrucción de la vivienda, investiga cuál es el costo promedio por pie cuadrado de reconstruir una casa para su área y multiplícalo por tus pies cuadrados. El agente de seguros puede sugerir agregar un 10% y 20% a esa estimación para asegurar el valor de la vivienda.

Cobertura de propiedad personal

Este tipo de seguro de vivienda se encarga de proteger únicamente tus pertenencias dentro de la casa. En esta cobertura se consideran gabinetes de cocina, pisos, muebles y otros artículos entre tus pertenencias personales. Una buena regla general para decidir qué propiedad personal tienes es considerar todo dentro de las cuatro paredes y el techo de tu casa.

La mayoría de las compañías de seguros designan entre del 50% al 70% del valor declarado de tu vivienda para tu propiedad personal. Por ejemplo, si tu vivienda tiene un valor de reconstrucción de $500,000 dólares, la póliza podría estableces la propiedad personal en un total entre $250,000 y $350,000 dólares.

Debes enumerar el contenido de tu casa, incluidos los materiales utilizados, como encimeras de granito o electrodomésticos de acero inoxidable, y asignar un valor aproximado. Lo más conveniente es hacer un recorrido y tomar un video o fotografiar los bienes más valiosos. Estos registros visuales te van a ayudar a hacer reclamos más rápidos. Toma en cuenta que es posible que debas comprobar el precio de los artículos con recibos de los mismos.

Si tienes artículos de alto costo como puede ser un anillo de compromiso caro, gran cantidad de productos electrónicos, colección de obras de arte o similares, es muy posible que debas comprar un endoso de propiedad personal programado. En el endoso se nombra y enumeran los artículos caros. Quizás la compañía pueda solicitarte una tasación profesional de los bienes para determinar el valor en el endoso.

Existen dos tipos de reclamos en cuanto a la cobertura de propiedad personal:

• Valor real en efectivo: cuando presentas una reclamación, recibirás el valor del mercado actual del artículo, con la depreciación y la edad deducidas del precio de compra original.

• Costo de reemplazo: en esta reclamación, recibirás suficiente dinero para comprar una nueva versión de los artículos perdidos. El costo de reemplazo es más caro, pero es mucho más fácil de abordar en un reclamo.

Cobertura de responsabilidad personal

Esta cobertura te brinda protección financiera para procedimientos legales y el dinero para una defensa si alguien resulta herido o sufre daños en sus pertenencias dentro de tu propiedad.

Este tipo de cobertura es efectiva sobre todo para cuando alguien se lastima en tu hogar o tu propiedad se daña. La cobertura de responsabilidad personal paga las facturas médicas o cubre el costo de un juicio, así como los honorarios legales.

Estás más propenso a los accidentes, por lo que desearás esta cobertura si:

Organizas fiestas y cenas en tu hogar con regularidad, ya que aumenta las probabilidades de que un invitado se lastime ahí.
Hay un trampolín o una piscina en tu propiedad. Puedes ser responsable incluso si no se invitó a alguien a usarlos.
• Te preocupa lo que dicen tus hijos adolescentes en las redes sociales, lo que podría considerarse difamación o calumnia.
Tienes perros, especialmente razas consideradas más agresivas y que puedan morder a alguien.

Como último, puede existir un extra de cobertura en algunas pólizas que se le denomina pérdida de uso, ésta paga tus gastos de manutención si no puedes vivir en tu casa como lo es el costo de un hotel y los alimentos.

También te puede interesar:

• Cómo hacer una reclamación del seguro de vivienda y en qué situaciones es válido
• Seguro de Vivienda vs Seguro para Inquilinos: en qué se diferencian y cuál me conviene más
• La increíble póliza de seguro que podría pagarte dinero aunque tu propiedad no se dañe