¿Cómo saber si Medicare te conviene? Aquí algunos consejos financieros para descubrirlo

Este programa tiene diversas partes y planes para tu bolsillo y tu salud

¿Cómo saber si Medicare te conviene? Aquí algunos consejos financieros para descubrirlo
Medicare es un importante programa de Estados Unidos para tener servicio médico a bajo costo.
Foto: Onlin Marketing / Unsplash

Medicare se ha vuelto un programa importante en Estados Unidos al brindar paquetes divididos en Partes que, dependiendo de las necesidades de salud propias de la persona, te permite estar seguro de que tendrías un servicio médico de calidad a bajo costo cuando lo requieras, sobre todo porque eres elegible a partir de los 65 años, edad adulta en la que más podrías necesitarlo.

Sin embargo, cabe señalar que nuestro país es uno con los servicios médicos más costosos del planeta y que, a pesar de que las primas y cuotas de Medicare suelen ser bajas y te ayudan a solventar algunos de los gastos en salud, atención médica y medicinas, elegir la Parte equivocada puede provocar que gastes muchos dólares de más.

Consejos para iniciar en Medicare

Cada año, Medicare te permite realizar ajustes de tu inscripción, es decir, cambiar de una Parte a otra que más te convenga. Este proceso se realiza usualmente del 15 de octubre al 7 de diciembre. Esta opción del programa se debe a que muchos proveedores se inscriben, dejan de hacerlo o cambian ciertos aspectos que los hace integrarse a una Parte u otra de Medicare, por lo que siempre debes estar al pendiente de que tus opciones médicas sean parte del programa.

De los 62.8 millones de estadounidenses inscritos en Medicar, aproximadamente un tercio opta por recibir sus beneficios a través de los planes Advantage, que son ofrecidos por aseguradoras privadas y generalmente incluyen cobertura de medicamentos recetados de la Parte D. El resto se queda con Medicare original: Parte A (cobertura hospitalaria) y Parte B (atención ambulatoria). Esos beneficiarios a menudo combinan eso con un plan de la Parte D independiente y un plan complementario de Medicare (también conocido como Medigap), los cuales también son ofrecidos por compañías de seguros privadas, de acuerdo con CNBC.

Tu inscripción a Medicare puedes hacerla desde 3 meses antes de cumplir 65 años y tu periodo inicial de cobertura termina hasta tres meses después de haber cumplido esa edad. En este periodo, salvo por algunas excepciones, tienes que inscribirte en la Parte A y B.

Desde el primer momento, es importante que contemples tu cobertura y los costos asociados a ella: primas, copagos o coseguro a través de Medicare.

También es importante que sepas que usualmente ninguna de las Partes contempla atención para servicios dentales, de la vista o audición, por lo que no debes confiarte y tener un seguro alterno que te permita estar protegido en esas áreas de la salud.

Otro punto relevante es que los beneficiarios de mayores ingresos pagan más cada mes por sus primas de la Parte B y D a través de los llamados montos de ajuste mensual relacionados con los ingresos (IRMAA). El programa revisa tu declaración de impuestos de dos años antes del año de tu cobertura para determinar si estás sujeto a los cargos adicionales. Pero si tu situación financiera ha disminuido actualmente, puedes apelar la decisión con el formato SSA-44 de la Administración del Seguro Social.

Consejos sobre el plan Advantage

Este plan tiene cobertura para medicamentos recetados, algunos extras como servicios dentales o de la vista. Las primas de este plan son bajas o nulas, aunque normalmente deberías seguir pagando la prima de la Parte B.

Estas son las tarifas que se cobran por la Parte B, dependiendo de tu ingreso anual (individual o conjunta):

  • Hasta $87,000 dólares para contribuyentes individuales y hasta $174,000 dólares para contribuyentes en conjunto tendrían una prima mensual de $144.60 dólares.
  • De $87,000 a $109,000 dólares ($174,000 a $218,000 dólares para declaraciones conjuntas) debes pagar $202.40 dólares al mes.
  • De $109,000 a $136,000 dólares ($218,000 a $272,000 dólares) debes pagar $289.20 dólares al mes.
  • De $136,000 a $163,000 dólares ($272,000 a $326,000 dólares) debes pagar $376 dólares al mes.
  • De $163,000 a $500,000 dólares ($326,000 a $750,000 dólares) debes pagar $462.70 dólares al mes.
  • De $500,000 dólares para arriba, así como de $750,000 dólares para arriba para contribuyentes en conjunto, pagarían $491.60 dólares al mes

Una de las desventajas es que si tu médico de cabecera no es proveedor del plan, lo más seguro es que para utilizarlo tengas que atenderte con otro médico. Y aunque los planes Advantage también vienen con gastos máximos de bolsillo, pueden llegar hasta $7,550 dólares (en 2021) para cobertura dentro de la red antes de que el plan pague el 100% de los servicios cubiertos.

Como los seguros, toma en cuenta que cuanto más baja sea la prima, más pagarás en copagos u otros costos compartidos.

Si después del lapso de inscripción abierta no quedas satisfecho con el plan Advantage, puedes cambiarlo, cancelarlo o regresar a Medicare original en un periodo del 1 de enero al 31 de marzo.

Porqué considerar Medigap

Las pólizas conocidas como Medigap cubren total o parcialmente algunos aspectos de los costos compartidos de las Partes A y B, incluidos copagos y coseguros y hasta los deducibles. Sin embargo, las tarifas varían dependiendo del estado.

Cada plan de Megidap está asignada por letra (A, B, C, D, F, G, K, L, M, N), teniendo 10 opciones. Lo que lo hace una alternativa interesante para muchos, es el hecho de que, por ejemplo, si obtienes el Plan D de Medigap, todos los pagos de la Parte B (generalmente el 20% de los servicios ocupados) serán cubiertos por Medigap, lo que te puede permitir pagar menos por utilizarlo. Lo mismo ocurre con el deducible de la Parte A que se cobra por período de beneficios (en 2020, esa cantidad es $1,408 dólares).

Otro punto a su favor es que también tienes flexibilidad para elegir dónde recibir atención. Esto es especialmente importante como cuando estás de vacaciones. Muchos de los planes de Medigap cubrirían parcialmente la atención médica si viajas al extranjero, algo que no sucedería con el plan Advantage.

Existe una situación primordial para tener Medigap: debes adquirirlo desde tu periodo de emisión garantizada de seis meses, porque si no te inscribes desde que lo haces en la Parte B de Medicare, podría ser difícil obtener uno en el futuro. Después de ese periodo, a menos que vivas en un estado con reglas diferentes, tendrías que someterte a una suscripción médica, lo que podría resultar en una prima más alta o que se te niegue la cobertura por completo si tienes problemas de salud subyacentes.

A diferencia de un plan Advantage, un plan de Medigap es difícil de cambiar, iniciar o concluir debido a que, dependiendo de sus partes, en muchos casos requieres de suscripción lo que genera mayor oportunidad de movimiento.

No olvides tu cobertura de medicamentos recetados

Muchos de los grandes errores que tienen los estadounidenses al inscribirse a Medicare es porque no agregan una cobertura de medicamentos recetados. Esto se debe a que en una primera instancia, muchos de los beneficiarios no requieren de este servicio, por lo que no lo agregan a sus Partes de Medicare, sin embargo, conforme pasa el tiempo, vas a tener de dos opciones, pero ambas te van a costar dinero: solventar los medicamentos, que no son nada baratos, desde tu bolsillo o pagar una multa de por vida por inscripción tardía.

La cobertura de medicamentos únicamente se encuentra en la Parte D de Medicare. Si ya tienes este plan de medicamentos recetados junto con el Medicare original (y, quizás, una póliza de Medigap), puedes cambiarlo durante esta inscripción abierta si encuentras uno que se adapte mejor a tus necesidades. Si no tomas ninguna medida, por lo general permanecerás con el mismo plan, que podría haber cambiado tu formulario y cómo cubre (o no cubre) ciertos medicamentos.

También te puede interesar: