Con el control del Senado, los demócratas se alistan para enviar un nuevo cheque de estímulo de $2,000 a los estadounidenses

Es muy poco probable que ese proyecto de ley se apruebe antes de la toma de posesión de Joe Biden, el 20 de enero

Nancy Pelosi y Chuck Schumer, los líderes demócratas en el Congreso.
Nancy Pelosi y Chuck Schumer, los líderes demócratas en el Congreso.
Foto: Drew Angerer / Getty Images

Después de ganar el control del Senado con su victoria clave en las dos elecciones de Georgia, los demócratas prometen seguir adelante para proporcionar un cheque de estímulo de $ 2,000 dólares a los estadounidenses.

El líder demócrata del Senado, Charles Schumer, quien se convertirá en líder de la mayoría cuando Biden asuma el cargo el 20 de enero, dijo el miércoles: “Una de las primeras cosas que quiero hacer cuando nuestros nuevos senadores estén sentados es entregar los cheques de $2,000 dólares a las familias estadounidenses”, informó la periodista Naomi Jagoda en el portal de noticias The Hill.

Otros legisladores demócratas han retomado el tema de los cheques estímulo de $2,000 dólares luego de las victorias de Jon Ossoff y el reverendo Raphael Warnock en Georgia.

“Como han señalado acertadamente los senadores electos Warnock y Ossoff, un Senado demócrata significa que las familias de todo el país recibirán cheques de $2,000 dólares”, dijo en un comunicado la presidenta del caucus progresista del Congreso, Pramila Jayapal.

Biden reiteró el miércoles su deseo de aprobar una legislación adicional para el alivio del coronavirus: “Necesitamos una acción urgente sobre lo que viene después, porque la crisis del COVID-19 golpea a los estados rojos y azules por igual”, dijo.

Además de Biden y Schumer, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, ha respaldado un pago mayor, que llegaría inmediatamente después de los cheques de $600 dólares del proyecto de ley de ayuda aprobado en diciembre por el presidente Trump.

El compromiso sobre nuevos cheques de estímulo por parte de los tres principales demócratas indica que es probable que se convierta en una prioridad, dijo Todd Metcalf, director del grupo de servicios de política fiscal de PwC, quien anteriormente se desempeñó como asesor fiscal principal de los demócratas en el Comité de Finanzas del Senado.

“Ese trío va a hacer algo para cumplir esa promesa al principio del mandato de Biden”, dijo Metcalf.

Tanto Warnock como Ossoff abogaron por otro cheque de estímulo a los estadounidenses en las semanas previas a la elección. Esos pedidos aumentaron después de que el presidente Trump expresara su apoyo para aumentar el monto en los cheques de $600 a $2,000 dólares.

Algunos críticos del Partido Republicano se oponen al aumento del monto de los cheques de estímulo debido a preocupaciones en el aumento al déficit federal, mientras que otros han argumentado que no están bien dirigidos, ya que algunos cheques llegarán a personas que no perdieron su trabajo o ingresos durante la pandemia.

Pero los demócratas sostienen que se necesita una asistencia más directa a los estadounidenses en un momento en que muchos luchan por cubrir sus gastos básicos.

Algunas preguntas importantes

Según un análisis publicado el jueves por el Instituto de Política Económica y Tributaria, de tendencia izquierdista, las personas que se encuentran en el 60 por ciento inferior de la pirámide económica verían aumentar sus ingresos un 11% con los cheques de $2,000 dólares que figuran en el proyecto de ley de la Cámara, en comparación con un 3% de aumento porcentual con el estímulo de $600.

El momento exacto de la legislación demócrata para aumentar los montos de los cheques no está claro, pero es muy poco probable que se apruebe antes de la llegada de Biden a la presidencia. Aunque hay otras preguntas importantes sobre la legislación.

Una es si los demócratas propondrían aumentar los cheques recientes de $600 a $ 2,000 dólares o crear una nueva ronda de pagos de $2,000.

El proyecto aprobado por la Cámara el mes pasado, que tendría que aprobarse nuevamente en el Congreso actual para convertirse en ley, habría aumentado los pagos de $600 a $2,000 dólares y habría convertido a los dependientes adultos en elegibles para los pagos. El IRS ya ha emitido la mayoría de los pagos de $600 dólares y es probable que los progresistas presionen para que los estadounidenses reciban tanta ayuda como sea posible.

Otra pregunta clave es si los demócratas buscarán una votación sobre una legislación independiente para los cheques o si se incluirían en un nuevo paquete de estímulo más amplio.

Una vez que tengan el control del Congreso, los demócratas tendrán la capacidad de aprobar leyes utilizando el proceso de “reconciliación presupuestaria” que les permitiría aprobar ciertas medidas con una mayoría simple. Los legisladores tienden a reservar la reconciliación para paquetes legislativos más amplios.

Fuera de la reconciliación, la legislación necesita 60 votos para aprobar leyes en el Senado y los demócratas tendrán 50 escaños una vez que Warnock y Ossoff asuman sus cargos. Si bien varios senadores republicanos se han pronunciado a favor de impulsar los pagos directos, no está claro si un proyecto de ley independiente superaría el umbral de los 60 votos. Los demócratas también tendrán que decidir si quieren hacer algún cambio en los requisitos de elegibilidad para los pagos.

Russ Sullivan, exdirector de personal demócratas en el Comité de Finanzas del Senado que ahora preside el grupo de política fiscal nacional en Brownstein Hyatt Farber Schreck, dijo que algunos legisladores demócratas pueden no querer aumentar mucho un nuevo paquete de estímulo.

“Habrá demócratas que no quieran que los cheques adicionales eliminen otras disposiciones de recuperación del COVID”, dijo Sullivan. “La forma más lógica de reducir el costo sería reducir los puntos de eliminación de ingresos elegibles”.