La Cámara de Representantes aprueba el aumento de los cheques de estímulo a $2,000 dólares

Los demócratas consiguieron el voto de 44 republicanos para aprobar el proyecto de ley, que ahora pasa al Senado

Nancy Pelosi y los demócratas se anotaron una victoria política.
Nancy Pelosi y los demócratas se anotaron una victoria política.
Foto: Tasos Katopodis / Getty Images

La Cámara de Representantes aprobó la tarde del lunes una legislación que aumentaría la cantidad de los cheques de estímulo, contenidos en el segundo paquete de ayuda para enfrentar al coronavirus, de $600 a $2,000 dólares.

El proyecto de ley se aprobó con 275 votos a favor, 44 de ellos republicanos, y 134 en contra. Para la aprobación se necesitaba una mayoría de dos tercios, según los procedimientos que se utilizaron para su consideración, informó el portal de noticias The Hill.

Si bien se esperaba que la medida fuera aprobada, los demócratas estaban preparados para enviar inmediatamente el proyecto de ley al Comité de Reglas de la Cámara para permitirles aprobarlo con una mayoría simple, dijo el líder de la mayoría de la Cámara, Steny Hoyer.

La medida enfrentará una batalla cuesta arriba en el Senado controlado por el Partido Republicano. El senador Roy Blunt, miembro del liderazgo republicano en la Cámara Alta, dijo la semana pasada que no creía que un proyecto de ley para aumentar los cheques de estímulo a $ 2,000 pudiera aprobarse.

Plantear la medida el lunes permitió a los demócratas obligar a los republicanos a realizar una votación sobre un tema que es popular entre los estadounidenses y que cuenta con el apoyo del presidente Trump, que cuando finalmente firmó el segundo paquete de estímulo el domingo, dijo en un comunicado: “Quiero un gasto mucho menor y más dinero para el pueblo estadounidense en forma de cheques de $2,000 dólares por adulto y $600 por niño”.

Trump mencionó la votación de la Cámara en su declaración durante el fin de semana y dijo que el Senado “iniciaría el proceso” para una votación que aumentaría el tamaño de los cheques de estímulo. Sin embargo, el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, no hablo de ello.

El líder demócrata del Senado, Charles Schumer, dijo el lunes que intentaría aprobar la medida de la Cámara este martes, pero es probable que su intento sea frustrado por los republicanos, a pesar del apoyo de algunos senadores de ese partido.

El proyecto de ley aprobado en la Cámara, conocido como la Ley CASH, aumentaría el monto de los segundos cheques de estímulo para adultos y niños elegibles de $600 a $2,000 dólares. Las personas con ingresos de hasta $75,000 dólares anuales y las parejas casadas con ingresos de hasta $150,000 serían elegibles para el monto total. Los montos disminuirían por encima de esos umbrales de ingresos.

El proyecto de ley también permitiría que los dependientes adultos, como estudiantes universitarios, adultos discapacitados y parientes ancianos, sean elegibles tanto para pagos de $2,000 como para pagos de $500 dólares autorizados por la Ley CARES en marzo.

El Comité Conjunto de Impuestos estimó que el proyecto de ley costará alrededor de $464 billones de dólares. Eso se suma al costo estimado de $164 billones de los pagos de $600 dólares.

Los demócratas enfatizaron el apoyo de Trump durante el debate en la Cámara sobre el proyecto de ley el lunes.

“El presidente de los Estados Unidos quería esto como parte de la legislación que firmó el domingo“, dijo la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi. “Espero que los republicanos en el Senado compartan esa opinión”.

Los republicanos, en general, se opusieron al proyecto de ley y expresaron su preocupación por el impacto en el déficit fiscal y el argumento que los cheques no estarían bien dirigidos.

“Reconozco que la Ley CASH se aprobará con el apoyo de ambos partidos, tanto republicanos como demócratas, y respeto la decisión de cada miembro del Congreso”, dijo Kevin Brady, el principal republicano del Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes. “Pero a mí me preocupa que estos enormes $464 billones de dólares no se ocupen para lo que se necesita, no estimulen la economía o hagan que los desempleados no vuelvan a trabajar”.

Los demócratas de la Cámara de Representantes intentaron presentar una legislación para aumentar el tamaño de los pagos directos el jueves por consentimiento unánime, pero ese esfuerzo fue bloqueado por los republicanos.