Crisis de cuidado infantil: el empleo mal pagado en las guarderías afecta toda la economía de Estados Unidos

Aunque hay guarderías que podrían cobrar alrededor de $2,500 dólares al mes, el pago de los empleados suele ser de $16 dólares por hora, lo que no refleja la importancia que significa cuidar a los niños

Aunque las empleadas de las guarderías hacen una labor importante y loable, no suele ser muy bien pagado, y menos con la pandemia de Covid-19.
Aunque las empleadas de las guarderías hacen una labor importante y loable, no suele ser muy bien pagado, y menos con la pandemia de Covid-19.
Foto: Yan Krukov / Pexels

Son cada vez más los casos que se reportan en Estados Unidos donde la crisis de cuidado infantil está afectando a la fuerza laboral, especialmente a las mujeres, quienes deben decidir entre su trabajo o quedarse en casa para cuidar de sus hijos. Algo que ha salido a relucir en los últimos días, es que las empleadas del sector de las guarderías tienen empleos mal pagados, por lo que en muchos casos han decidido dejar de trabajar.

Lo sorprendente de la situación, es que hay zonas en el país donde una guardería podría costar alrededor de $2,500 dólares mensuales. Es decir, no sólo hay escasez de trabajadoras en el sector por ser un empleo mal pagado, las guarderías abiertas están cobrando cifras muy elevadas para la mayoría de las familias, especialmente mujeres que deciden renunciar a sus labores para mejor dedicarse a la labor del hogar y cuidar de sus hijos.

A mediados de este mes, un análisis del Centro Nacional de Derecho de la Mujer (NWLC) señaló que más de 300,000 mujeres abandonaron sus empleos, la mayor caída de la fuerza laboral desde septiembre de 2020.

Para la vicepresidenta de educación y justicia laboral en el NWLC, Emily Martin, el regreso a la escuela de sus hijos es uno de los factores que más han afectado a las mujeres, por lo que han decidido renunciar a sus trabajos para hacerse cargo de sus hijos.

Los elevados precios de las guarderías en Estados Unidos no son un hecho reciente, desde antes del Covid-19, expertos ya veían venir una crisis que sólo se agudizó con la pandemia, porque además de tener altos costos, muchos empleados se quejaban de poco salario. También hay que tomar en cuenta que muchos de estos centros de cuidado no sobrevivieron a los cierres parciales, convirtiéndolo en permanentes.

El Departamento del Tesoro dijo en septiembre que los empleados de guarderías ganan un promedio de $24,230 dólares anuales. Más del 15% de ellos viven por debajo del nivel de pobreza en 41 estados y la mitad necesitan ayuda del gobierno. Mucha gente deja su trabajo en este sector, porque logran conseguir otras ofertas de forma privada. Por ejemplo, en vez de recibir $16 dólares la hora en algún centro de cuidado, logran ganar hasta $35 dólares por hora de manera independiente y cuidando a un sólo niño.

La importancia de tener guarderías confiables y asequibles va más allá del simple hecho de dejar a tus hijos. Los trabajadores que dependen de estos centros para ir a sus labores, cuando no los tienen, también afecta su desempeño profesional, pueden perderse de ascensos y, por ende, termina afectando el crecimiento económico de Estados Unidos.

“No es un problema de las mujeres ni de los chicos. Es un tema económico. Incide en la participación de la fuerza laboral”, menciona Mario Cardona, de la organización Child Care Aware of America. “Tiene que ver con los patrones, con que no tengan que preocuparse acerca de si podrán contar con sus empleados”.

Desde este análisis, cada maestro que renuncia y cada guardería que cierra genera una industria a punto de colapsar, con implicaciones directas a cualquier área productiva del país.

En un dato esperanzador, no sólo para el sector de cuidado infantil, sino para todos los estadounidenses con hijos, es el reciente anuncio que realizó el presidente Joe Biden en Baltimore. El mandatario dijo que podría realizar una inversión sin precedentes para que el cuidado de los niños deje de ser un problema.

“No deberían tener que pagar más del 7% de sus ingresos a las guarderías”, concluyó.

También te puede interesar:

• Crisis de cuidado infantil: continúa la escasez de personal y los padres lidian con más cierres de instalaciones
• Por qué hay una escasez masiva de trabajadores que se dediquen al cuidado infantil en EE. UU.
• Agenda Build Back Better de Joe Biden: cómo ayudará a la comunidad latina con escolarización y cuidado infantil