Crisis de cuidado infantil: continúa la escasez de personal y los padres lidian con más cierres de instalaciones

La escasez de personal en el rubro del cuidado de los niños ha provocado también una desbandada de mujeres trabajadoras que renuncian para encargarse de sus hijos

Aunque afecta a todas las familias estadounidenses, las madres solteras son las que más lidian con los cierres de los centros de cuidado infantil.
Aunque afecta a todas las familias estadounidenses, las madres solteras son las que más lidian con los cierres de los centros de cuidado infantil.
Foto: Ksenia Chernaya / Pexels

Crisis y escasez. Parece que son las únicas palabras que existen en una era posCovid-19 en Estados Unidos. Crisis de cuidado infantil por escasez de trabajadores en el rubro. Y son los padres los que deben encontrar diversas formas de lidiar con el cuidado de sus hijos, mientras cada vez hay más cierres de instalaciones donde solían dejar a sus retoños al tiempo que iban a trabajar.

Según una encuesta de Harvar Business Review, casi dos tercios de los padres han tenido problemas para encontrar cuidado infantil en la pandemia, especialmente las familias de las minorías latinas y afroamericanas. Mientras tanto, las instalaciones de cuidado infantil en todo el país informan que no pueden encontrar ni retener personal.

Se han reportado casos de negocios como guarderías que, previo a la pandemia, tenían alrededor de 50 trabajadores y funcionaban de manera adecuada y, que tras varios ajustes por el Covid-19, no han podido sobrevivir con 15 empleados, ya que el servicio genera deficiencias de las cuales no pueden responsabilizarse. Al final, son a nuestros hijos a los que cuidan y sin suficiente personal es difícil hacerlo de manera segura.

Una encuesta de la Asociación Nacional para la Educación de Niños Pequeños encontró que cuatro de cada cinco guarderías en todo el país no tienen suficiente personal. El 78% de los encuestados dijo que los bajos salarios son la principal razón por la que es difícil contratar nuevos empleados.

Pero el problema va más allá de la propia escasez de trabajadores en el sector, ya que las familias que requieren de estos servicios deben ajustarse a sus posibilidades para trabajar y cuidar a sus hijos. Especialmente, las mujeres trabajadoras son las más afectadas.

Recientemente, el Centro Nacional de Derecho de la Mujer (NWLC) informó que más de 300,000 mujeres habían abandonado su empleo en septiembre, siendo la mayor caída en un año.

“El regreso a la escuela requiere un cambio en los arreglos de cuidado, razón por la cual vimos una gran pérdida de mujeres en la fuerza laboral en septiembre pasado”, dijo Emily Martin, vicepresidenta de educación y justicia laboral en el NWLC. “Si sus hijos estuvieran en un campamento de verano de todo el día, por ejemplo, y ahora necesita recoger a sus hijos de la escuela antes, el sistema que tenía ya no funciona”.

Lamentablemente, esto genera un círculo vicioso. Si no tienes un trabajo, los ingresos disminuyen, entonces se hace más complicado costear algún servicio de cuidado de niños mientras buscas un nuevo empleo. Pero si tienes trabajo y los centros escasean, cierran o no tienen cupo, se dificulta tu desempeño profesional por cómo lograr que tu hijo esté seguro mientras trabajas.

Según el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, los padres de niños menores de 5 años pagan en promedio alrededor de $10,000 dólares al año por cuidado infantil. Actualmente, las familias necesitan dedicar alrededor del 13% de sus ingresos al cuidado infantil, una cantidad que el Tesoro de los Estados Unidos considera inasequible para la mayoría.

Por eso es que son valorados todas las organizaciones sin fines de lucro que puedan ayudar al cuidado infantil. Pero como es lógico, también escasean.

Chastity Lord, presidente y director ejecutivo del Programa Jeremiah, habló para CBS News y dijo que el cuidado infantil es un asunto de justicia social, económico y comunitario. El Programa Jeremiah ayuda a acabar con la pobreza al apoyar a las madres solteras y a sus hijos.

“El 90% de los trabajadores de cuidado infantil son mujeres, el 50% de ellos son mujeres afroamericanas, su salario promedio es de $12 dólares la hora”, aseguró Lord. “El salario promedio de alguien que literalmente sirve café en este país es de $15 dólares la hora. Hay personas que se sientan en el nexo del desarrollo infantil en este país, que literalmente son trabajadores pobres”.

El cuidado infantil no sólo ha sido un tema de preocupación para millones de familias en Estados Unidos tras la pandemia de Covid-19, también ha sido un foco de atención a nivel federal. La agenda Build Back Better (Reconstruir mejor) dentro del Plan de Familias Estadounidenses de Joe Biden contempla reducir los costos del cuidado infantil y hacer que el preescolar universal sea una realidad. Estos beneficios podrían provocar dos cosas: que se garantice el servicio nacional y los padres estén tranquilos de dejar a sus hijos en buenas manos y a bajo costo.

También te puede interesar:

• Crédito tributario: algunas familias recibirán un pago extra de $8,000 por cuidado infantil
• Cuidado infantil gratuito o a muy bajo costo a 10 millones de niños: propuesta de Biden
• En Chicago, empleadas domésticas, niñeras y cuidadores deberán tener un contrato por escrito a partir de enero de 2022