Las mejores tarjetas de crédito prepagadas en Estados Unidos 2022

Las tarjetas de crédito prepagadas en Estados Unidos son una excelente opción para construir tu puntaje de crédito y controlar tus gastos bajo un presupuesto

Las tarjetas prepagadas o con garantía en Estados Unidos funcionan con un depósito previo que el cliente transfiere para poder usarla.
Las tarjetas prepagadas o con garantía en Estados Unidos funcionan con un depósito previo que el cliente transfiere para poder usarla.
Foto: fizkes / Shutterstock

Las tarjetas de crédito prepagadas en Estados Unidos se caracterizan, principalmente, por el depósito de efectivo que se asocia a ellas: los clientes que las poseen deben recargarlas constantemente para poder usarlas. Gracias a esta particularidad, son consideradas como la opción más recomendable para aquellas personas que no se encuentran en el mejor momento financiero para mantener una tarjeta de crédito o que no poseen el puntaje de crédito suficiente para obtenerlas, permitiéndoles —si son bien usadas— mantenerse lejos de intereses y otros riesgos que genera el dinero prestado por las entidades bancarias.

Otra de las ventajas de las tarjetas de crédito prepagadas radica en el hecho de que imponen control sobre los gastos del cliente, a diferencia de las tarjetas de crédito. Con cada depósito o recarga, las personas establecen su propio límite e impiden correr el riesgo de adquirir deudas o tarifas por sobregiros, entre otros cargos por pagos incumplidos.

En pocas palabras, las tarjetas prepagadas funcionan como tarjetas de crédito (de hecho es común que se les asocie a ellas), pero en realidad son casi como tarjetas de débito porque las transacciones no son cubiertas por un banco. Estas tarjetas son muy similares a las tarjetas de crédito aseguradas y, de acuerdo con la Oficina para la Protección Financiera del Consumidos (CFPB, por sus siglas en inglés), se diferencian de las tarjetas de débito habituales porque no están asociadas a una cuenta bancaria. Los fondos provienen de las recargas que hace el cliente en establecimientos autorizados, fijando así un límite de gasto que una vez alcanzado, hace necesaria una nueva recarga para futuras transacciones.

¿Cuáles son las mejores tarjetas prepagadas en Estados Unidos?

Como sucede con la mayoría de los productos bancarios, al momento de escoger entre las opciones, es importante considerar nuestras propias necesidades financieras. En ese sentido, cuando se trata de tarjetas prepagadas, es necesario tener en cuenta los beneficios que ofrecen y si esos beneficios cubren nuestras necesidades. Más allá de cada caso particular, sin embargo, existen opciones que los expertos consideran como algunas de las más convenientes para solicitar en Estados Unidos:

1. BlueBird de American Express – Mejor tarjeta prepagada para hacer retiros en efectivo

Foto de la tarjeta BlueBird de American Express

Pros:

– Tarjeta nacida de la asociación entre Walmart y American Express, lo cual implica beneficios en ambas fuentes.
– Permite cargar y gastar dinero libremente sin gastar tarifas extra.
– Con esta tarjeta el cliente puede hacer retiros gratis en cajeros automáticos de su red, recarga de efectivo gratuita en Walmart o Money Center y depósito directo anticipado gratuito.
– No exige una tarifa mensual.

Contras:

– El punto en contra más destacado es que esta tarjeta suele tener una aceptación comercial limitada.
– El retiro gratuito en cajeros automáticos solo es posible en la red MoneyPass, por lo tanto, hacerlo en otro tipo de cajero implica una tarifa de $2.50 dólares por transacción.
– Se suman a los cargos por uso de cajeros automáticos fuer a de red.

2. Wells Fargo EasyPay – Mejor tarjeta prepagada con mayor acceso a nivel nacional

Foto de la tarjeta Wells Fargo Easypay

Pros:

La mayor ventaja de Wells Fargo EasyPay, en comparación con otras opciones, es su amplia cobertura nacional, la cual permite realizar recargas gratuitas de efectivo y cheques a través de una red de más de 13,000 cajeros automáticos, con al menos 5,500 sucursales en 36 estados.
– No existe tarifa por uso de cajeros automáticos dentro de la red.

Contras:

– Exige un depósito mínimo de $25.
– Cuando los clientes usan un cajero automático fuera de la red, exige una tarifa de $2.50.
– Exige una tarifa mensual de $5.

3. Walmart MoneyCard – Mejor tarjeta prepagada para compras en Walmart

Foto de la tarjeta de crédito Walmart MoneyCard

Pros:

– Un reembolso en efectivo del 3% en compras online en el sitio web oficial de Walmart.
– 1% de reembolso en efectivo en las tiendas Walmart.
– 2% de reembolso en efectivo en compras en las estaciones de combustible de Murphy USA y Walmart. – Emite recompensas hasta lograr un tope de $75 en recompensas al año.

Contras:

– Exige cargar al menos $1,000 en un mes para evitar la tarifa mensual de $5 por gastos de mantenimiento.
– Otra característica en contra es que esta tarjeta genera una tarifa de $1 por comprar en otras tiendas fuera de su red.

4. H&R Block Emerald Prepaid Mastercard – Mejor tarjeta para recargar con cheques

Foto de la tarjeta H&R Block Emerald Prepaid Mastercard

Pros:

– Recibe depósitos directamente de cheques
– No impone tarifas por cambio de cheques.
– Puede usarse en cualquier lugar donde se acepten tarjetas MasterCard.
– Permite configurar el pago de facturas.
– Los clientes que poseen esta tarjeta pueden realizar recargas, principalmente, en tiendas Walmart o Dollar General y también pueden depositar dinero en las sucursales y cajeros automáticos de H&R Block.

Contras:

– Aunque también sea posible recargar en otros establecimientos fuera de la red ya mencionada, las tarifas asociadas implican un cargo de $4.95.
– Exige un cargo de $3 por retiros de efectivo en cajeros automáticos que no sean de esta institución financiera.

Como hemos visto, aunque las tarjetas prepagadas ofrezcan beneficios a muchas personas que no pueden acceder a tarjetas de crédito, es importante tener en cuenta que también implican limitaciones. Algunas de ellas solo pueden ser usadas en determinados lugares, derivando en tarifas por cualquier otro uso que el cliente destine. En un sentido estricto, cuando se trata de beneficios, parecen encontrarse a medio camino, entre las tarjetas de crédito o las tarjetas de débito convencionales, aunque pueden ser una excelente alternativa si los clientes poseen otro tipo de producto, como una cuenta corriente ya que pueden ser usadas para compras y gastos muy específicos

También te puede interesar:
¿Se puede comprar en Walmart con la tarjeta de crédito de Sam’s Club?
¿Los inmigrantes indocumentados pueden tramitar una tarjeta de crédito?
Cinco tarjetas de crédito que solo están al alcance de los millonarios en EE.UU.